Más noticias

Otros titulares

Guzmán ya no corta ni pincha, ¿por qué sigue?

El gobierno se enfoca en atajar el virus y lo hace bastante mal. Mientras tanto, abandona la economía a su suerte: el ministro terminó de desdibujarse con el 4,8% de inflación de marzo y no hay reemplazo a la vista.
Por Marcos Novaro para TN

POLÍTICA

OPINIÓN

ECONOMÍA

ACTUALIDAD