Duro comunicado del Movimiento Nacional de Militancia Radical contra la cúpula del partido

POLÍTICA Por Redacción
“La UCR es de Todos los Radicales. Recuperemos un Radicalismo Soberano”, es el nombre del comunicado dirigido a las Autoridades de la UCR, en la que reclama la apertura a la movilización de los afiliados Radicales
mnmr

El Movimiento Nacional de la Militancia Radical – MNMR, línea interna nacional opositora a la actual conducción del Radicalismo, con presencia orgánica en los 24 distritos federales de todo el país, emitió a través de su Junta Ejecutiva, con fecha 21/12 último, una Carta Pública titulada: “La UCR es de Todos los Radicales. Recuperemos un Radicalismo Soberano” y dirigida a las Autoridades de la UCR, en la que reclama la apertura a la movilización de los afiliados Radicales -en particular, su participación en la discusión de la estrategia de alianzas nacional y provinciales con vistas a las elecciones de medio término en el año entrante-, exigiendo, para ello, la reversión de lo que entienden “…un comportamiento institucional partidario cada vez más cerrado, negador del debate democrático abierto hacia la militancia correligionaria y al interior del Partido, e impositivo de la estrategia a seguir…”.


“…Denunciamos vuestra responsabilidad política e institucional de cercenar al Pueblo Radical, y a la sociedad toda, la posibilidad de disponer de un Partido dinámico, en movimiento, abierto a la participación de los afiliados, como herramienta institucional potente y efectiva de inclusión política y debate democrático, para militar el cambio y la re-legitimación de representaciones institucionales que la sociedad y los Radicales reclamamos en esta Hora de postergación y descrédito político…”, sostienen.


Y afirman como presente partidario: “…Hoy, recalcitrantemente, ante la perspectiva del proceso electoral nacional el año entrante, nuevamente ratifican Uds. sus propósitos coalicionales no programáticos en Cambiemos, sin consulta alguna con los afiliados. Y, nuevamente también, para ello, cercenan la apertura política y apelan a la inmovilización de los estamentos partidarios, la paralización del funcionamiento activo de sus cuerpos orgánicos, la cerrazón de los espacios de debate político, la injustificable manutención de intervenciones distritales y, en general, la inmovilización política del Partido…”


“…Lo mismo que Uds., como Autoridades Partidarias de la UCR reclaman, con toda razón, del Gobierno en la Nación, practican incalificablemente, sin embargo, hacia dentro de la UCR. Pero esta vez, a la falta de legitimidad de ejercicio que en estos tiempos ha caracterizado su conducción partidaria, se le suman estas nuevas faltas de legitimidad que ahora rozan también aspectos de legitimidad de origen, vinculadas a la… interpretación interesada de la excepcionalidad coyuntural y de su tratamiento, y al manejo consecuente de la terminación de mandatos y al de los procesos electorales para su renovación...”. 


Como parte del comportamiento institucional hacia dentro de la UCR que le imputan a la Conducción partidaria, denuncian también el actual mantenimiento, en algún caso -incluso- muy prolongado, de las Intervenciones Federales dispuestas en su momento por el Comité Nacional partidario en algunas provincias: “…En el mismo sentido, no han trepidado Uds. tampoco en manipular, en su momento, decisiones de intervención, aún sin el cumplimiento estricto de los procedimientos pertinentes, en varios distritos federales del país...”.


Y ratifican: “…Así como es falso y hasta moralmente incompatible pretender ser la Lucha por la Causa de los Desposeídos; y, sin embargo, pretenderlo alineados al Régimen falaz y descreído, es igualmente falaz e incluso políticamente hipócrita denunciar relatos oficialistas del Gobierno y un avance de sesgo autoritario sobre la institucionalidad de la República, al propio tiempo que proceder en el mismo sentido conceptual hacia el interior de la UCR…”


“…Todo ello ha puesto en crisis incuestionable los parámetros pre-existentes de la ética partidaria. Y es así que el accionar político de las Representaciones Políticas del Partido, sin ética, se ha tornado interesado, superficial, mediocre e inestable…”


Y, en consecuencia, exigen del: “…Comité Nacional y…las Autoridades de la HCN el levantamiento de las intervenciones distritales remanentes en Tucumán y en Santiago del Estero, en plazos perentorios. Y el aseguramiento de la más absoluta transparencia en los procesos eleccionarios internos del Partido por venir…”. “…Es vuestra obligación estatutaria y moral, como Autoridades Partidarias, garantizar en tiempos electorales y de manera efectiva, el regular funcionamiento de los Órganos Partidarios y la libertad de participación y decisión propia de todos los afiliados en los distritos hoy intervenidos...” 


Finalmente, señalan que es: “…momento de recuperación de nuestras mejores tradiciones, doctrinarias y de conductas; de re-ponderación de nuestras fortalezas partidarias; de redoblamiento del compromiso espiritual permanente de la militancia; de reformulación de nuestro propio proyecto político y de reforzamiento de nuestra acción pública hacia el País, necesitado y en su Hora más crítica, que nos está contemplando…”.


El Movimiento Nacional de la Militancia Radical es un alineamiento interno opositor de la UCR, conformado formalmente a partir de la Asamblea de la Militancia de Unione e Benvolenza (por el nombre del lugar físico de su fundación) como continuidad orgánica de un espacio opositor a lo determinado en la Convención Nacional de Gualeguaychú de 2015, en la que se decidió el alineamiento de la UCR en Cambiemos. El MNMR reivindica la recuperación identitaria de la UCR como un Partido de centroizquierda y pensamiento doctrinario propio, como herramienta de acción política nacional desde donde superar los términos de la “grieta” política -que entienden favorece al kirchnerismo-. Para buscar desde una UCR recuperada, integrar espacios opositores progresistas que puedan, desde ese lugar ideológico, disputarle Poder al oficialismo. Sus fundadores y referentes nacionales son Luis “Changui” Cáceres, Jorge Wandelow y Gustavo Grinspun. Y su Junta Ejecutiva, firmante de esta Carta Pública, está integrada por los propios Wandelow y Grinspun, Ricardo Terrile, Lucía Alberti, Juan D.Blanco, Delia Pappano, Mario Jaraz, Elva Vico, César Gass, Sebastián Cáceres y Mario Olmedo. Tiene por Coordinador General al propio Luis "Changui" Cáceres.

Te puede interesar