Peso débil, economía débil

ECONOMÍA Por Por Fausto Sportorno
¿Cuál debería ser el valor del tipo de cambio? ¿Hay un valor de equilibrio? Estas preguntas son muy comunes para los economistas. Pero la respuesta no es tan sencilla. Si hubiera un tipo de cambio de equilibrio, los mercados estarían anticipándose y nunca se iría demasiado lejos de dicho valor.
02-dolar-q

A lo sumo, podemos hablar de la paridad teórica de equilibrio que es el tipo de cambio que equilibra la cuenta externa a largo plazo. Ese tipo de cambio está hoy entre 90 y 100 pesos por dólar dependiendo de si se compara el bilateral contra EE.UU. o multilateral contra los países con las que comercializa Argentina. El hecho de que el dólar de mercado este por arriba, indica que hay una gran desconfianza en la Argentina y así será difícil atraer la inversión como para crecer. 

Los valores mencionados son solo valores que en teoría equilibran las cuentas externas. O sea, el tipo de cambio que habría si no existiera confianza ni desconfianza. Por lo tanto, si hay desconfianza, el tipo de cambio se ubicaría por encima de este valor y si hay confianza estaría por debajo. Por ello decimos que no hay un tipo de cambio correcto.

Es como las acciones, en cualquier momento dado alguien piensa que la acción está muy cara y decidirá vender y alguien pensará lo contrario y comprará un valor o un activo que está barato. Entonces habrá muchos más queriendo comprar y su precio subirá. Si por el contrario muchas personas piensan que el valor de un activo es alto entonces venderán y su valor bajará.

En el caso de un país, la acción es su moneda. Cuando hay confianza tienden a entrar capitales, lo cual, incrementa el valor de la moneda local y el tipo de cambio baja. Por el contrario, cuando hay desconfianza el tipo de cambio tiende a ser alto porque los capitales salen del país y los inversores se deshacen de la moneda local.

Este año la inversión Argentina ha sido realmente baja. Según el índice de inversión mensual que publica OJF, en el 2020 la inversión cayó 16,5% y no alcanza el nivel mínimo como para cubrir la amortización de capital. A su vez, el hecho de que el tipo de cambio de mercado este por encima de la paridad teórica de equilibrio indica que hay una desconfianza importante en la economía argentina, dado que esto solo puede suceder si hay una presión a la salida de capitales.

En este contexto el gobierno se encuentra en un círculo vicioso. Por un lado se enfrenta ante una salida de capitales continua que tiende a drenar las reservas y presionar sobre el dólar, lo cual agrava aún más la desconfianza en el mercado argentino e impiden que se generen expectativas positivas, lo cual lleva a más salida de capitales y a una mayor tensión cambiaría.

Por otra parte, permitir una devaluación del tipo de cambio si bien reduciría la fuga de capitales porque se necesitarían más pesos para comprar dólares e incluso podría mejorar en algo la confianza al unificar el mercado cambiario, tendría un costo inflacionario que probablemente impida que la situación se refleje en más inversiones.

En este contexto será necesario realizar cambios regulatorios y estructurales contundentes a favor del mercado productivo, como para dar una señal de que la economía argentina podrá recuperarse con fuerza bajando la inflación y siendo un buen destino para las inversiones.

En las condiciones actuales solamente con mostrar una pequeña y gradual mejora fiscal no es suficiente. Se necesitan dar señales más sólidas que permiten prever un crecimiento económico y mejores condiciones para los inversores.

Te puede interesar