La economía está como en 1974

ECONOMÍA Por Por Ezequiel Burgo para Clarin
Más allá de la pandemia, que azotó al mundo, la torta en el país sigue achicándose (tres años seguidos) mientras la población crece. El nivel de ingreso por habitante equivale al de 47 años atrás.
25-peron

Hay una mala noticia y una buena. 

La mala es que el producto bruto por habitante (el nivel de vida) al día de hoy es como el de 1974 (cálculo del economista Martín Rapetti). La buena, es que se tocó un piso tan bajo (la inversión es de casi 13% del PBI) que no demandaría mucho esfuerzo para poner en marcha las fuerzas de la creación del valor y el empleo. Como viene escuchándose en el último tiempo, la reactivación pareciera depender más de la política y la palabra 'acuerdos que de teorías y fórmulas económicas que calibren modelos. Emmanuel Alvarez Agis habla de que la tasa de crecimiento de 2021 "podría estar por encima de los pronósticos más optimistas". Para Federico Furiase, de Eco Go, "sin mucho la economía puede crecer 6%-7% este año". Econviews estima un arrastre de 6% para este año en el crecimiento.

Volviendo a los números. ¿Qué deja el 10% de caída de 2020 que el Indec dio a conocer esta tarde?

En primer lugar, el golpazo que sufrió la economía argentina. La caída posicionó al país como uno de los que peor desempeño registró en la región, sólo superado por Perú (12% espera el FMI). Sudamérica en promedio caería 7% (Venezuela afuera).

En segundo lugar, el traspié también fue significativo comparado con crisis anteriores de nuestro país. En 2009, año en que Wall Street y la economía global fueron azotados por una corrida financiera severa, el PBI de Argentina cayó... 5,9%.

La pandemia destrozó negocios, empresas y relaciones laborales. En Argentina y el mundo. La caída de 2020 no luce tan lejana del 10,9% de 2002 cuando se rompieron contratos y la confianza de las personas al quedar sus ahorros atrapados en los bancos. En EE.UU. la contracción del PBI (3,5%) fue la más grande desde la Segunda Guerra Mundial.

Pero hay una diferencia entre Argentina y el resto. Una que cada vez más se oye a gritos. La economía acá cayó por tercer año consecutivo y hace casi 50 años no es capaz de sostener un proceso que reúna los esfuerzos de empresas y trabajadores para expandir y mejorar el nivel de vida del resto de la población. En democracia y con militares. Con la economía abierta y cerrada. Con el dólar libre o cepo.

No es verdad cuando el Presidente, Alberto Fernández, dice que el capitalismo está en crisis y 2020 habría sido una confirmación de la caída tendencial de la tasa de ganancia. La ciencia económica y sus herramientas evitaron un colapso peor. Viva John Maynard Keynes.

“Salvo Venezuela y algún país africano, no hay otro ejemplo en el mundo de una destrucción de riqueza semejante”, dice el economista Martín Rapetti, que calculó que el PBI por habitante hoy equivale al nivel del 1974 en base a una serie larga de un proyecto de investigación.

¿Qué quiere decir que el PBI por habitante de hoy es igual al de 1974?

“Que el ingreso real que tenemos en nuestros bolsillos, medido en cosas que podemos comprar, es igual al de 1974”. En promedio.

Los economistas hablan en promedios, algo que esconde trampas porque supone igualar las condiciones de un millonario que vive en una torre de Puerto Madero a las del que habita una pieza en la villa de Retiro. Y si algo pasó desde 1974 a la fecha es que la distribución del ingreso empeoró y, ergo, la distancia entre el que tiene vista desde un piso 40 y el que se refugia debajo de la Illia se amplió exponencialmente.

“En 1974 la pobreza era casi 7% y éramos 25 millones. Con el mismo nivel de PBI per cápita que hoy”, explica Rapetti.

Desde 1974 a la fecha el crecimiento del PIB per capita, como calculó Miguel A. Broda, es sólo de 0,2%.

Hay tres momentos donde el PBI por habitante en Argentina llegó al máximo (y luego, obviamente, cayó): 1974, 1998 y 2011. “Hoy estamos 22% abajo de 2011”, dice Rapetti. En su reciente informe, Álvarez Agis calcula que el consumo por habitante privado hoy equivale al de 2005.

¿Y hacia adelante qué?

“Suponiendo que Argentina crece este año al 6% y luego a tasas de 4,5%, en el mejor de los mundos, el país alcanzaría el nivel de 2011 recién en 2027 y bajando la pobreza a 25%. Pero para ello nos tiene que ir espectacular de ahora en más”.

No se sabe si esto último, que dice Rapetti, es una buena o mala noticia.

Te puede interesar