Oposición: el día menos pensado

POLÍTICA Por Claudio Mardones*
El anuncio sobre la querella que impulsará el Estado contra la gestión de Macri por el endeudamiento con el Fondo sorprendió a los legisladores de JxC.
negri-alerto-que-alberto-fernandez___yEXojkxRy_340x340__1

"Que lo denuncie a la Justicia", bramó desde su banca el diputado macrista Fernándo Iglesias cuando el presidente Alberto Fernández llevaba una hora de discurso ante la Asamblea Legislativa y hablaba sobre las irregularidades detectadas en el préstamo contraído con el FMI durante la administración de Mauricio Macri. El legislador fue casi el único asistente a la apertura de sesiones ordinarias que le dedicó gritos y alaridos al Presidente y a la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner, pero guardó silencio cuando pocos segundos después el jefe de Estado confirmó que haría lo mismo que Iglesias le había espetado. “He instruido a las autoridades pertinentes para que formalmente inicien querella criminal tendiente a determinar quienes han sido los autores y partícipes de la mayor administración fraudulenta y de la mayor malversación de caudales que nuestra memoria registra”, lanzó. 

El anuncio de una denuncia penal contra los funcionarios de Cambiemos por la deuda contraída con el organismo internacional cambió el rostro las diputadas y diputados de la coalición opositora. Los ánimos enardecidos duraron hasta entonces, especialmente por parte de Iglesias y de su colega Waldo Wolff, que protagonizaron los momentos más tensos de toda la sesión. Sin embargo, la estrategia judicial que anunció el Presidente sorprendió a los principales dirigentes de la alianza opositora.

Según pudo saber este portal, macristas, radicales y lilitos estaban preparados para polemizar públicamente con el Presidente sobre la gestión de la pandemia, las vacunas VIP, el impacto de la inflación y la situación en Formosa, pero no contaban en el radar con la posibilidad de que el Poder Ejecutivo se transformara en parte querellante contra los exfuncionarios de la era Macri que intervinieron en el histórico endeudamiento que contrajo su gobierno con el FMI por 44.000 millones de dólares. 

El duelo verbal con Iglesias había comenzado poco antes.  Cuando Fernández comenzó a referirse al FMI, el diputado macrista lo interrumpió a los gritos. "Veinte mil millones", espetó para aludir al endeudamiento contraído por el gobierno del Frente de Todos en 2020. "Tuvo cuatro años para hablar ¿por qué no me deja hablar a mí por favor?", le contestó Fernández mientras la vicepresidenta le tocaba el brazo para que no perdiera la paciencia.

La batería de críticas y gritos que lanzaron los integrantes de la bancada de Juntos por el Cambio no alcanzaron para bajarle el precio a la judicialización del endeudamiento externo soberano. El primero en tomar el guante fue el jefe de la bancada opositora, el cordobés Mario Negri, que consideró la alocución presidencial como un mensaje destinado al núcleo duro del kirchnerismo. “Se confirmó lo que pensábamos. Creíamos que luego de un año de incertidumbre y dolor debía el Presidente hacer un discurso para hablarle a la Patria, para señalar un rumbo, hacia dónde vamos. En realidad, lo que vino a hacer el Presidente no fue a hablarle a la Patria, sino a rendirle cuentas al Instituto Patria”, disparó el legislador durante la conferencia de prensa que ofreció junto al jefe de la bancada del PRO, Cristian Ritondo, su par de la Coalición Cívica, Juan Manuel López y los senadores Luis Naidenoff, al frente del interbloque de JxC en la Cámara Alta y su par Humberto Schiavoni, que lidera el bloque macrista en ese recinto.  

Iglesias no participó de la conferencia de prensa, pero utilizó el mismo tono apenas concluyó la sesión. "Me pareció un discurso vergonzoso y provocador. El presidente de un Gobierno que le robó las vacunas al personal de salud y a los mayores para vacunar a los chicos de La Cámpora y a los amigos del poder, habla de que nadie se salva solo. Pide aplausos para el personal de salud al mismo tiempo que les roba las vacunas. Habla de una denuncia penal contra el gobierno anterior cuando el gobierno actual se está endeudando al triple del gobierno anterior. Es una vergüenza", lamentó el diputado mientras aceleraba el paso para dejar el Congreso.

López, en nombre de la bancada de la Coalición Cívica, cargó duro contra Fernández. "En su papel lamentable de abogado defensor de la vice, el Presidente vino al Congreso a pedir un nuevo tribunal Constitucional, reformar el Consejo de la Magistratura, modificar cómo se apela ante la Corte y que un tribunal popular juzgue a CFK. ¡Fracasaran de nuevo!", vaticinó el legislador, aunque no se refirió a las investigaciones penales que iniciará el Estado por la deuda externa.  

El diputado y titular del Comité Nacional de la UCR, Alfredo Cornejo, no ocultó su malestar por el discurso de Fernández. "Había una oportunidad de llamar a la unidad nacional, pero el Presidente acaba de perder esa gran posibilidad, porque se dedicó a negar todos los problemas y hablarle a La Cámpora", le dijo a Letra P el exgobernador mendocino.

 

Para Alejandro "Topo" Rodríguez, que encabeza el bloque Consenso Federal, el Presidente "eligió algunos anuncios para la pelea". Lamentó que "no hubo autocríticas y faltaron propuestas consistentes para crear trabajo en el sector privado", pero resaltó que "es importante y positiva la decisión de impulsar el desarrollo estratégico de la industria del litio". Aunque no le restó importancia al pedido que hizo el Presidente para aprobar el proyecto de Reforma Judicial y del Ministerio Público Fiscal, Rodríguez consideró que "no hay posibilidad" de aprobar ambos proyectos en la Cámara baja. 

*Para LetraP

Te puede interesar