Los Radicales de Córdoba en manos de la justicia

El juez federal Ricardo Bustos Fierro podría fallar finalmente hoy (algunos apuestan a que recién el lunes), y entonces los afiliados radicales sabrán si votarán el domingo 14 para elegir al nuevo plantel de autoridades provinciales
3eUCiBDHqVvwzCw6EZtMyE-1-BD64F2Vh2AiCMiEKxUdxb2mXNXt31CLWoKUJXRM_YZjDQHhVxceFH70_RybgDdMH1vBSeaaK5d3

El juez federal Ricardo Bustos Fierro podría fallar finalmente hoy (algunos apuestan a que recién el lunes), y entonces los afiliados radicales sabrán si votarán el domingo 14 para elegir al nuevo plantel de autoridades provinciales, o si en los Tribunales Federales validan la resolución de la Junta Electoral que proclamara al negrista Marcos Carasso como presidente del Comité Central. También hay margen para un tercer escenario que prolongue la indefinición y devuelva a los radicales la obligación de zanjar el conflicto en un nuevo plazo.

Ayer, durante casi tres horas, un embajador de cada lista y los cinco miembros de la Junta Electoral de la UCR respondieron las preguntas que el juez federal y sus secretarios no habían logrado responder leyendo las miles de fojas de la documentación presentada.

Por la alianza Convergencia –que reúne a mestristas, negristas y alfonsinistas- expuso el apoderado Eugenio Márquez. Por la Liga Sumar –la coalición de deloredistas, angelocistas y ex mestristas- lo hizo Rodrigo de Loredo, el candidato a presidente del Comité Central que pidió representarse a sí mismo, en lugar de los apoderados de la lista. Y Por Córdoba con Todos –el núcleo que postula a Juan Gait-, Gustavo Maurizzi. También intentó sumarse Sergio Durán por Fuerza Renovadora, núcleo que incorporó un planteo en las últimas horas, pero no le permitieron participar por no ser parte del tema de la convocatoria a los apoderados de las listas que intervienen en el tironeo.

 
Además, concurrieron citados por Bustos Fierro los cinco miembros de la Junta Electoral: los mestristas Ramón Ortega y Cecilia Aro, el alfonsinista Luis Pirovano, el deloredista Abelardo Maliandi y el ex mestrista Adrián Casati. Los tres primeros son oficialistas, y los otros dos, opositores.

El secretario del juzgado, Guillermo Fernández, llevó la batuta de la audiencia y realizó varias preguntas a los miembros de la Junta Electoral y a los representantes de las listas. El juez Bustos Fierro presenció la reunión durante unos cuarenta minutos y luego se retiró.

Como era previsible, tanto el juez como el secretario no dejaron traslucir cuál es la opinión que hay en el despacho sobre el fondo de la cuestión, probablemente porque aún no la tenían del todo clara. Incluso, hasta le manifestaron a Ortega, el presidente de la Junta, que faltaba nitidez en los fundamentos concretos por los cuales bajaron departamentos de Sumar, por lo que el dirigente radical quedó comprometido a agregar documentación.

Desde el oficialismo explicaron, de todos modos, sus argumentos para justificar que quede en pie solo la lista de la alianza Convergencia; apuntan a que Sumar y Córdoba con Todos no habrían completado el requisito mínimo de contar con listas correctamente confeccionadas en 14 de los 24 departamentos de la provincia.

El planteo opositor fue que sí están bien armados para la elección interna, y que la resolución de la Junta Electoral precisamente no detalla los motivos por los que da por caídos tantos departamentos para Sumar hasta dejar a la alianza por debajo del mínimo. Además, sostuvieron que la Junta no permitió el ejercicio del derecho a la defensa frente a cada resolución, lo cual aseguran que incluso quedó demostrado en la audiencia de ayer por la falta de plazos para las impugnaciones.

En el susurro a los oídos de la prensa, cada cual asegura haber ganado, lo cual es lógico.

Ahora le toca el turno al juez. Bustos Fierro podría, eventualmente, habilitar a más de una lista a competir y así habría elecciones internas; también, es una posibilidad que baje a todas si concede derecho al reclamo de Fuerza Renovadora sobre la falta de unanimidad en las alianzas departamentales; y, finalmente, algunos imaginan alguna otra solución que extienda los plazos para buscar que sean los radicales los que desaten la madeja.

La Capital

Mientras tanto, los dos candidatos a presidente del Comité Capital, Diego Mestre y Javier Bee Sellares, por Convergencia y por Sumar, respectivamente, continuaron sus recorridas por las distintas seccionales.

En los dos campamentos confían en que alcanzarán la victoria en una elección que, si cae la provincial confirmándose la proclamación de Marcos Carasso, será el plato fuerte para los afiliados de la Unión Cívica Radical.

La Juventud

También será interesante la elección por la presidencia de la Juventud Radical, por la que se enfrentarán Constanza Córdoba Acosta, por Convergencia, y Nicolás Lépori, por Sumar.

Por Alejandro Moreno para Diario Alfil

Te puede interesar