"Pepín" Rodríguez Simón, operador judicial de Mauricio Macri y amigo de Lorenzetti, pidió asilo político en Uruguay

18-pepin

A través de una carta, anticipó que no volverá a la Argentina hasta que "cese la persecución" en su contra. Denunció también la existencia de "una campaña mediática de difamación y desprestigio" e "irregularidades" en la causa que lo tiene como imputado. 
El principal operador judicial de Mauricio Macri, Fabián "Pepín" Rodríguez Simón, solicitó este lunes, y a través de una carta, asilo político como "refugiado" en Uruguay, amparado bajo "los términos de la Convención de Ginebra y otras normas internacionales". 

Mediante un extenso escrito, Rodríguez Simón anticipó que no volverá a la Argentina "hasta que cese la persecución en mi contra". Asimismo, detalló: "Tengo temores fundados de que si lo hiciera sería privado indebidamente de mi libertad".

"Los empresarios Cristóbal López y Fabián De Souza, con la colaboración del abogado Carlos Beraldi, me denunciaron por mi participación como asesor del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires", explicó a continuación.

Acto seguido, precisó que dicha denuncia se realizó con la intención de que "los concesionarios del juego en este distrito (el Hipódromo y los dos barcos casino) pagaran el impuesto a los Ingresos Brutos que adeudaban desde 2003".

Insistió en que se trata de "un proceso plagado de irregularidades procesales", en el que se le imposibilitó "ejercer mi derecho a defensa en juicio". A mediados de marzo, "el abogado Beraldi pidió que se me citara a prestar declaración indagatoria", relató.

"La juez de la causa, Servini de Cubría, lo hizo de inmediato, sin especificar qué delito se me imputa y, también a pedido de Beraldi, se me prohíbe la salida del país, pese a conocer el juzgado que yo estaba en Uruguay", indicó el Procurador Judicial del Macrismo.

"Mesa judicial": prohíben la salida del país de "Pepín" Rodríguez Simón

Asimismo, denunció la presunta instalación "una muy intensa campaña mediática de difamación y desprestigio" en su contra en medios controlados por el Grupo Indalo, que tiene como propietarios a López y Sousa.

"Aníbal Fernández, los diputados Tailhade, Moreau, Valdez, el mismo ministro de Justicia, Martín Soria, el ex juez Norberto Oyarbide, y los abogados vicepresidenciales Graciana Peñafort y Gregorio Dalbón adelantaron que voy a quedar preso", remarcó.

En los últimos párrafos de la carta, dijo: "Mi detención, por ilegítima que fuera, permitiría que estos poderosos empresarios íntimamente vinculados al gobierno, repararan simbólicamente su impunidad. No hay nada grato en el exilio, nada".

"La Justicia como herramienta de Cristóbal López y De Sousa para perseguirme y privarme de mi libertad por mi actividad política lícita en representación del Gobierno de la CABA es lo que me llevó a pedir asilo como refugiado político en Uruguay", concluyó.

La causa contra Rodríguez Simón comenzó en 2019 cuando ambos empresarios denunciaron presiones para vender el Grupo Indalo a figuras cercanas al gobierno de Cambiemos. Señalaron a "Pepín" como quien se reunió con ellos exigiéndoles pagar más impuestos.

Fuente: Perfil

Te puede interesar