El inodoro en la cocina, la heladera en el baño

ECONOMÍA Por Guillermo Laborda para El Cronista
22-pez

En teoría, el INYM tiene como objetivos "promover, fomentar y fortalecer el desarrollo de la producción, industrialización, comercialización y consumo de la yerba mate". Fue creado en los tumultuosos días de febrero de 2002 a través de una ley luego reglamentada por Eduardo Duhalde. En su directorio de 12 miembros están representados el gobierno nacional, las provincias de Misiones y Corrientes, y los eslabones de la cadena de producción. 

Lamentablemente no tienen un asiento los consumidores argentinos que sufren los incrementos de precios. Tampoco lo tienen los desempleados de esas dos provincias, que, con medidas racionales, podrían ver cómo se incrementan los puestos de trabajo. Festejan con champagne la decisión del INYM los productores de Brasil y Paraguay que ganan mercados y hasta llegan a vender sus productos en la Argentina.

Hay un tinte soviético en la decisión del INYM, controlando producción y con el registro obligado de todos los productores. Como siempre sucede con la maraña de controles e impuestos, existe una "yerba blue" que algunos estiman en 40% del mercado. También hay un tinte político: se busca favorecer a Misiones (del gobernador Oscar Herrera Ahuad, FdT) que posee 70% de producción y 30% de industrialización contra Corrientes (de Gustavo Valdés, UCR) que posee 70% industrialización y sólo 30% de producción.

Pero la yerba mate es sólo una página del libro de inventos argentinos que se adoptan en materia económica. Ayer se cumplió el mes de prohibición de las exportaciones de carne. Mañana el ministro Kulfas anunciará el nuevo régimen tras verificar el fracaso de la medida promovida por la secretaria de Comercio Interior Paula Español. El precio de la carne siguió subiendo, la producción bajó, y festejaron los ganaderos de Brasil y Paraguay por otro invento económico argentino para detener la inflación.

Otra página de este libro corresponde a los alquileres tras la vigencia de la ley aprobada en 2020. Uno de los impulsores fue el entonces diputado Daniel Lipovetsky y ahora entre economistas argentinos se habla del "efecto Lipovetsky": se denomina de esa manera al efecto inverso que produce el lanzamiento de una medida económica. Hace cinco días, un departamento de 3 ambientes en alquiler en Villa del Parque tuvo más de 100 interesados en dos horas. Lipovetsky, de la mano de Gervasio Muñoz, supuestamente defensor de los inquilinos, impulsaron la Ley de Alquileres embistiendo contra los propietarios, extendiendo plazo del contrato, trabando desalojos, reduciendo garantías, limitando indexación. Se retrajo la oferta de inmuebles en alquiler y ahora hay lista de espera en inmobiliarias.

Esta semana, Paula Español avanzará con otra página del libro de los inventos argentinos anti inflacionarios. En nuevas reuniones con empresas impondrá que el precio figure en el envase de determinados productos. Ya fue anunciado pero nunca puesto en práctica. Una solución intermedia a la que se arribó en diálogo con alimenticias es que se ponga un "sticker" en el envase con el precio pactado en la oficina de Español. Otro tinte soviético. Es la forma hallada por la funcionaria para detener la inflación y que llegue a los almacenes de barrio el producto con el valor fijado. Los stickers y los productos regulados seguramente serán efímeros.

Podría seguirse con el libro de inventos argentinos con la ley de "Ampliación de Zona Fría" de Máximo Kirchner que se aprobará seguramente esta semana en el Senado. A lo sumo puede demorarse 7 días más. Familias de altos ingresos en provincias con bajas temperaturas serán subsidiadas por familias de bajos ingresos en otras provincias.

¿Y la oposición? No pocos legisladores de Juntos por el Cambio apoyaron el proyecto de Máximo Kirchner en su paso por la Cámara de Diputados. Únicamente Luciano Laspina se opuso en voz alta a la iniciativa y fue contra sus pares de Juntos por el Cambio, pese a que tenía buen marketing por la reducción de tarifas pero que escondía su fuente de financiamiento.

Por otra parte, María Eugenia Vidal pasó la semana última por Nueva York acompañada por Hernán Lacunza. Guillermo Mondino, ahora en Columbia School of International and Public Affairs, colaboró en algunos encuentros con ejecutivos de Wall Street. A la mayoría de ellos fueron argentinos que se desempeñan en bancos de inversión norteamericanos. No tenía mucho nuevo para decir en materia económica Vidal. Interesó más lo político.

¿Y Martín Guzmán? El ministro, como Vidal, tampoco tenía mucho por decir en el almuerzo gélido con empresarios del CICyP el miércoles pasado. Por el Covid-19, debieron almorzar en la terraza del Four Seasons, todos con poncho suministrado por los organizadores. A Adelmo Gabbi (Bolsa de Comercio) Guzmán lo llamó "Anselmo", lo que luego gatilló las ironías de los ejecutivos presentes vía zoom y en persona. Pocas precisiones en su discurso, promesas y promesas y la sensación de que es un RR.PP del Ministerio de Economía que en realidad preside Axel Kicillof desde La Plata.

César Luis Menotti graficó en una frase la importancia del orden en el fútbol. "El inodoro va en el baño; la heladera en la cocina", dijo en los 90's. Podría extenderse su uso a la economía donde hoy reina el desorden y la heladera está con el sillón y la cama en el baño. Y amalgamándola con otra frase de raíces kirchneristas, hay que dejar de vaciar, con inventos económicos, "la mesa de los argentinos".

Te puede interesar