Por primera vez, el Gobierno hizo una aclaración sobre el efecto de las vacunas y la trombosis

5PUTSOUGDZBGDNZURL7GLLY47E

El Gobierno nacional ya cuenta con el último informe de seguridad en vacunas. El documento, confeccionado por el Ministerio de Salud de la Nación, expone que entre el 29 de diciembre de 2020 y el 30 de junio de 2021 se notificaron 48.345 “eventos supuestamente atribuidos a vacunación e inmunización” (ESAVI), lo que comúnmente se conoce como efectos adversos, de los que 517 fueron considerados graves, es decir, que requirió la hospitalización de la persona que recibió una dosis.

El documento al que tuvo acceso TN.com.ar expone que el 73,1% de las notificaciones de efectos adversos fueron registrados en mujeres, un porcentaje algo menor que lo informado en el reporte de junio (74%) y el promedio de edad, 40 años para ambos sexos. La tasa promedio de los ESAVI es de 232 casos cada 100.000 aplicaciones.

Al momento de confeccionar este informe se habían aplicado en la Argentina un total de 20.543.325 dosis contra el coronavirus. Según los registros oficiales, se informaron los siguientes ESAVI de acuerdo a cada vacuna:

Sputnik V: 41.178 efectos adversos (una tasa de 458,11 cada 100.000 aplicaciones). Hasta ese momento se habían suministrado 8.988.642 sueros rusos.
CovidShield/AstraZeneca: 5.301 efectos adversos (72,02 cada 100.000 aplicaciones). Hasta ese momento se habían aplicado 7.360.027 dosis de esa vacuna.
Sinopharm: 1.866 efectos adversos (44,49 cada 100.000 aplicaciones). Hasta ese momento se habían utilizado 4.194.656 vacunas del laboratorio chino.
    

Respecto a los motivos por los que la mayoría de los efectos adversos se registra en mujeres, esta cifra puede entenderse si se tiene en cuenta que al comienzo de la campaña de vacunación, se inocularon a médicos y docentes, que en buena medida están integrados por trabajadoras.

Casos graves en análisis
Del análisis de las 48.345 notificaciones surge que el 1,07 % fueron considerados graves, es decir, 517 casos. El término de grave hace referencia a casos que requirieron hospitalización de acuerdo con la clasificación de la Organización Mundial de la Salud.

Sputnik V: registró una tasa de casos graves del 0,87% cada 100 mil aplicaciones.

CovidShield/AstraZeneca: una tasa del 0,58% cada 100 mil aplicaciones.

Sinopharm: una tasa del 0,33% cada 100 mil aplicaciones.

    
El gráfico sobre la tasa de casos graves cada 100.000 aplicaciones. Créditos: Argentina.gob.ar.
En ese tramo del informe, las autoridades de la Comisión Nacional de Seguridad en Vacunas aclaró: “Si bien el número de dosis administradas ha aumentado con el tiempo, la tasa de notificaciones graves se ha mantenido baja”. El documento aclara que todos los casos graves están en estudio para verificar si efectivamente obedecen al suministro del suero.

Los efectos adversos más comunes

Sputnik V:

Cefalea (dolor de cabeza) con mialgias.
Fiebre con cefalea y mialgias.
Reacción local con o sin fiebre.
Alergia.
Adenopatías.
Registraron cinco casos indeterminados: Síndrome de Guillain Barre; Pericarditis y Trombocitopenia inmune (2).
    
Los efectos adversos informados en Sputnik V. Créditos: Argentina.gob.ar.
AstraZeneca-CovidShield:

Cefaleas con mialgia.
Fiebre con cefalea y mialgia.
Reacción local.
Dolor local.
Alergía.
Síndrome gastrointestinal con o sin fiebre.
Reacción local con o sin fiebre.
Registraron tres casos indeterminados de síndrome trombosis con trombocitopenia.
Sinopharm:

Las dosis aplicadas del laboratorio estatal chino Sinopharm generaron casos de alergia, dolor local, fiebre y episodios de síndrome gastrointestinal con o sin fiebre.

En este sentido, las autoridades expusieron que “las vacunas disponibles en nuestro país continúan demostrando un buen perfil de seguridad”.

Aclaraciones sobre trombosis y la vacuna de AstraZeneca
Sobre el final del informe la Comisión Nacional de Seguridad en Vacunas (CoNaSeVa) hace una mención particular sobre los posibles casos de trombosis tras la aplicación de una dosis de la vacuna contra el COVID-19.

En ese sentido, afirma que se considera caso sospechosos de trombosis con trombocitopenia a cualquier persona que presente fenómenos trombóticos y trombocitopenia entre los tres y 28 días posteriores a la vacunación de acuerdo a los siguientes criterios:

Cefalea intensa o persistente que no cede con analgésicos; alteración visual; dolor abdominal; dolor o edema de miembro inferior; disnea y precordalgia.
Trombocitopenia Recuento de plaquetas menor a 150.000/mm3 con frotis de sangre periférica que descarte otras causas y sin antecedente de uso de heparina.
    

Allí se aclara que una persona con antecedentes de trombosis puede aplicarse una vacuna, aunque advierte: “Tienen un riesgo mayor de volver a presentar trombosis, pero no se ha observado que la vacuna de AstraZeneca tenga un efecto en este sentido. La vacuna previene de forma eficaz el desarrollo de la COVID-19; en la enfermedad el riesgo de trombosis sí sufre un incremento. Por estas dos razones, la vacuna es altamente recomendable”.

    

También se explica que los pacientes con riesgo de trombosis o trombofilia pueden aplicarse la vacuna. “Los pacientes con antecedentes de trombosis y otras condiciones de riesgo conocidas (ej.: factor V Leiden, o mutación de la protrombina G20210A, u otras formas de trombofilia) se benefician también con las mismas consideraciones que en el punto anterior. Al presente no se ha encontrado una relación entre el antecedente de trombosis o de trombofilia y la ocurrencia de eventos de trombosis”, detallaron.

Fuente: TN

Te puede interesar