El organismo sanitario de la Unión Europea señaló que aplicar terceras dosis de las vacunas contra el COVID-19 no es urgente

El Centro Europeo para la Prevención y el Control de Enfermedades (ECDC, por sus siglas en inglés) dijo este miércoles que no hay una necesidad urgente de administrar dosis de refuerzo de las vacunas contra el COVID-19 a las personas con pauta completa, citando datos sobre la alta efectividad de las inyecciones en su pauta normal.

“Según la evidencia actual, no existe una necesidad urgente de administrar dosis de refuerzo de vacunas a individuos con pauta completa en la población general”, indicó el informe técnico. Los comentarios se publican después de una declaración similar de la Agencia Europea de Medicamentos el mes pasado, en la que indicaba que se necesitan más datos sobre la duración de la protección después de la inoculación completa para recomendar el uso de dosis de refuerzo.

Las pruebas sobre la eficacia en el mundo real muestran que todas las vacunas autorizadas en la región tienen un alto índice de protección contra las hospitalizaciones, los casos de enfermedad grave y las muertes relacionadas con la COVID-19, dijo el ECDC. Pero el organismo añadió que se pueden considerar dosis adicionales para las personas que experimentan una respuesta limitada al régimen estándar, y añadió que estas inyecciones deben tratarse de manera diferente a las dosis de refuerzo.

Por su parte, la Agencia Europea del Medicamento (EMA) subrayó este jueves que aún no ha concluido su evaluación de los datos sobre la dosis de refuerzo, aunque respaldó la opción de proporcionar una “adicional” como “medida de precaución” a personas mayores e inmunodeprimidas.

 Tres dosis de la fórmula de Pizer-BioNTech (Reuters)

La agencia subrayó que “es importante distinguir” entre las “dosis de refuerzo”, destinadas a personas con sistemas inmunológicos normales, y las “dosis adicionales” para individuos inmunodeprimidos, como los receptores de trasplantes de órganos, que han mostrado una respuesta inmune inicial a las vacunas que fue insuficiente para protegerlos contra el COVID-19 y una nueva inyección podría mejorar esa reacción. “En tales casos, ya se debe considerar la opción de administrar una dosis adicional”, apoya la EMA.

“También se podría considerar la posibilidad de proporcionar una, como medida de precaución, a las personas mayores y frágiles, en particular a las que viven en entornos cerrados, como los residentes de centros de atención a largo plazo”, agrega la agencia europea.

La EMA informa de que “está evaluando actualmente datos sobre dosis adicionales y considerará si las actualizaciones de la información del producto son apropiadas” o si, por contra, es necesario incluir precisiones en el prospecto de las vacunas, de la misma manera que seguirá estudiando la información disponible, que incluye datos de las campañas de vacunación, informes de las farmacéuticas y otros estudios sobre la necesidad de una dosis de refuerzo.

La agencia agrega que, a pesar de que los datos disponibles sobre las vacunas autorizadas en la Unión Europea (UE) demuestran que son “altamente protectoras contra la hospitalización, las enfermedades graves y muertes” relacionadas con el COVID-19, todavía “uno de cada tres adultos mayores de 18 años en la UE no tiene la pauta completa”.

“La prioridad debería ser vacunar a las personas elegibles que aún no hayan completado su ciclo de vacunación recomendado”
“En esta situación, la prioridad ahora debería ser vacunar a todas aquellas personas elegibles que aún no hayan completado su ciclo de vacunación recomendado”, urge la EMA.

La agencia resalta como “fundamental” seguir aplicando medidas como el distanciamiento físico en la sociedad, la higiene de las manos y, el uso de las mascarillas cuando sea necesario, en particular en entornos de alto riesgo, como los centros de atención a largo plazo o salas de hospitales con pacientes en riesgo de covid-19 grave.

A pesar de no tener aún una conclusión clara sobre la tercera dosis en la población general, la EMA recuerda que los Estados miembros “pueden considerar planes preparatorios” para administrar dosis de refuerzo y adicionales.

Alemania y Francia han anunciado que comenzarán a administrar dosis de refuerzo a personas vulnerables e inmunodeprimidos a partir de este mes para proteger a los ciudadanos de la variante delta, más infecciosa.

Estados Unidos también ha comenzado a administrar una tercera dosis de las vacunas de Pfizer-BioNTech y Moderna a las personas con riesgos inmunitarios. EEUU tiene previsto ofrecer dosis de refuerzo de forma más amplia a partir del 20 de septiembre si las autoridades sanitarias del país lo consideran necesario.

Fuente: Infobae

Te puede interesar