Por qué Córdoba lidera el “ranking” de cantidad de casos de Covid-19 por habitantes

4A2VH7JTQZDUPPDQEB6FIRTUUU

Argentina está atravesando un momento de baja incidencia de casos de Covid-19. La mayoría de las provincias ya han alcanzado, o están por conseguirlo, a contabilizar menos de 150 casos nuevos cada 100 mil habitantes durante las últimas dos semanas.

Ese era el límite para hablar de un riesgo bajo epidemiológico, según un semáforo elaborado por el Gobierno nacional. Sin embargo, Córdoba es el distrito con la incidencia más alta entre los 10 más poblados del país.

Al 30 de agosto, esa cifra era de 314 casos nuevos en las últimas dos semanas cada 100 mil habitantes. Estos son los valores de este indicador en los otros nueve distritos más habitados del país:

Tucumán, 228,5.
Chaco, 189,1.
Salta, 176,4.
Ciudad de Buenos Aires, 170,9.
Misiones, 158,8.
Entre Ríos, 155,9.
Santa Fe, 152,4.
Mendoza, 138,2.
Provincia de Buenos Aires, 117,7.
 
De todas las provincias, sólo La Pampa (376,4) y Catamarca (386,1) tienen una incidencia más alta que Córdoba.

MÁS TESTEOS
Desde el Gobierno provincial siempre argumentan que Córdoba detecta más casos porque testea más. Santa Fe realiza unos 65 mil hisopados por semana, mientras que en Córdoba se realizan más de 120 mil.

En tanto, la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (Caba) tiene un promedio diario de testeos similar a Córdoba, pero la cantidad de positivos que detecta es de hasta un 50 por ciento menos, incluidas personas residentes y no residentes en Caba.

A Jorge Aliaga, investigador y docente de la Universidad Nacional de Hurlingham que sigue de cerca las estadísticas de la pandemia, le cuesta entender el comportamiento de los casos en Córdoba.

“Me cuesta darme cuenta de si la diferencia en la incidencia entre Córdoba y Santa Fe es por la cantidad de testeos o por diferencias en los cuidados y las medidas. Santa Fe no tomó medidas duras y aun así tiene una incidencia más baja que Córdoba”, explica.

Por su parte, Rodrigo Quiroga, investigador del Conicet y de la Universidad Nacional de Córdoba, entiende que el mayor nivel de testeos provoca que Córdoba tenga una incidencia más alta. “La cantidad de fallecidos por habitantes es parecida a otros distritos, por eso me parece que Córdoba detecta una mayor proporción de contagios que otras provincias”, explica.

Sin embargo, advierte: “En Córdoba tenemos más contagios porque relajamos antes los protocolos y las restricciones. Las otras provincias bajaron a menores niveles de incidencia en menos tiempo”.

Córdoba mantuvo una incidencia alta durante toda la segunda ola. El 1º de junio registró 1.496 casos nuevos cada 100 mil habitantes, mientras que Santa Fe tenía 1.165 y Caba, 1.143.

 
PARA QUÉ SIRVE
En su momento, la incidencia se utilizó como uno de los indicadores para medir el riesgo sanitario de cada región. Pero a inicios de agosto Carla Vizzotti, ministra de Salud de la Nación, anunció que se dejaba de lado ese semáforo epidemiológico.

“Con el avance de la cobertura de la vacunación, el parámetro de aumento de casos y la incidencia pierden relevancia, ya que, como vemos en Europa, aumentan los casos pero no impactan en las internaciones y en las muertes”, explicó.

Ahora las únicas referencias con la ocupación de camas de terapia intensiva y los fallecidos.

Aliaga cree que ignorar la incidencia puede ser un error. “Es correcto que las vacunas disminuyen la incidencia, pero si ese indicador sigue siendo alto, está mostrando que el riesgo de contagio es alto a pesar de la vacunación”, explica.

Sin embargo, a la hora de flexibilizar los aforos en los espacios públicos y en los eventos, entiende que se podría contar de modo diferente a las personas vacunadas y no vacunadas.

Para Quiroga, a futuro, las medidas deberían tomarse sobre la base de lo que se observa en otros países, donde la cobertura de vacunación avanza a la par que la variante Delta.

“Se está viendo que los casos están aumentando en lugares donde la vacunación es baja y se relajaron los cuidados en las escuelas. Hay que aprender de eso y no relajar las medidas de prevención en las aulas e identificar los departamentos donde la vacunación es baja”, detalla.

Fuente: La Voz del Interior

Te puede interesar