Variante Mu: la nueva cepa combina mutaciones de Alfa y Beta y sería más resistente a las vacunas

Identificada por primera vez en Colombia a comienzos de este año, la variante Mu (B.1.621) ya se extiende a casi 50 países en el mundo. A nivel regional se han detectado casos en Chile, México, Brasil, Ecuador, Perú, Costa Rica, Venezuela, Estados Unidos y Canadá. 

A fines de agosto la Organización Mundial de la Salud (OMS) la clasificó como Variante de Interés (VOI, por sus siglas en inglés), debido a que su combinación de mutaciones podría hacerla más apta para eludir la inmunidad, ya sea por las vacunas o por infección natural, en un grado similar al de la variante Beta (de Sudáfrica). No obstante, la OMS aclaró que son datos preliminares y todavía falta investigación.

Las secuenciaciones realizadas hasta ahora revelan que Mu tiene ocho mutaciones en su proteína spike, muchas de las cuales también están presentes en las Variantes de Preocupación (VOC) Alfa (Reino Unido), Beta, Gamma (Brasil) y Delta (India). Algunas de las mutaciones, como E484K (presente en Beta y en Gamma) y N501Y, han ayudado a otras variantes a evadir los anticuerpos de las vacunas de ARN mensajero.

El principal inmunólogo de los Estados Unidos y asesor de la Casa Blanca, Anthony Fauci, dijo días atrás que la variante Mu "tiene una constelación de mutaciones que sugiere que evadiría ciertos anticuerpos -no sólo anticuerpos monoclonales, sino anticuerpos inducidos por vacunas y suero de convaleciente- pero no hay muchos datos clínicos que lo sugieran. Se trata sobre todo de datos de laboratorio [...]". No obstante, aclaró que no la considera una amenaza, al menos por ahora. 

Pero Mu también tiene otras nuevas mutaciones que no se han visto antes, por lo que todavía no se sabe completamente cómo podría funcionar esta variante.

A diferencia de otras variantes como Delta, Mu parece ser menos contagiosa -según la OMS han habido algunos informes esporádicos de casos y se han notificado algunos brotes mayores en países de Sudamérica y en Europa-, y actualmente prevalece en Colombia (donde afecta casi al 40% de la población) y Ecuador.

Aunque parecería estar creciendo en la región, funcionarios de la OMS dijeron que Delta se transmite con mayor facilidad. De hecho, la circulación de Mu parecería estar bajando en aquellos países donde Delta es dominante.

"Cada nueva variante que surja no significa que el cielo se vaya a caer. Cada variante debe ser analizada por sus características en términos de su potencial para causar cuadros más severos, su potencial de transmisión y su potencial para eludir a las vacunas", dijo recientemente el director ejecutivo del Programa de Emergencias de la OMS, Mike Ryan.

En su informe semanal, la OMS advirtió que estará monitoreando la situación en América latina, donde co-circulan Delta y Mu. Por ahora, la contagiosidad de Delta -investigadores chinos descubrieron que los infectados por esa variante transportan 1260 veces más carga viral en sus narices en comparación con la versión original del coronavirus- y su capacidad de infectar a personas vacunadas, sigue haciendo de Delta una de las más que más preocupa a los científicos.

Fuente: Infobae

Te puede interesar