Bolsonaro alertará en la ONU sobre el riesgo alimentario que puede sufrir el mundo si se reconoce el derecho de tierras que los indígenas reclaman en Brasil

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, dijo este jueves que el próximo martes. en la Asamblea General de las Naciones Unidas, alertará sobre el riesgo alimentario que puede sufrir el mundo si se reconoce el derecho ancestral que los indígenas reclaman sobre sus tierras en el país sudamericano.

En la transmisión que realiza semanalmente los jueves por las redes sociales, Bolsonaro advirtió que si se reconocen las tierras ancestrales de las etnias brasileñas, las reservas indígenas abarcarían un 26 % del territorio nacional, el equivalente a una Francia y Alemania juntas.

De acuerdo con el presidente, eso impactará directamente la producción agrícola del país y pondrá en riesgo la seguridad alimentaria de Brasil y del mundo, pues este país es uno de los principales productores de alimentos del planeta.

Esta es la segunda vez que el líder ultraderechista se refiere al tema esta semana. El martes, el mandatario brasileño ya se había pronunciado casi que de la misma forma que hoy, con miras a presionar la decisión de Corte Suprema, que realiza un juicio sobre el tema.

 Esta es la segunda vez que el mandatario hace referencia al asunto con miras a presionar a la Corte Suprema (FOTO: REUTERS)

El proceso, que ya tiene un voto a favor y otro en contra, fue suspendido el miércoles, luego de que uno de los once miembros del máximo tribunal, el magistrado Alexander de Moraes, solicitara tiempo para analizar el caso.

En el juicio se delibera sobre el llamado “marco temporal”, que solamente reconoce como tierras indígenas aquellas que los pueblos originarios ocupaban al día 5 de octubre de 1988, cuando se promulgó la actual Constitución brasileña.

En contraposición, los indígenas sostienen que esa tesis acaba con sus “derechos ancestrales” y además favorecería la legalización de áreas ocupadas antes de esa fecha por poderosos terratenientes que expulsaron por la fuerza a sus habitantes originarios a lo largo de décadas.

De acuerdo con Bolsonaro, hay “gente allá afuera” presionando por los derechos ancestrales de los indígenas, y si eso se da, “la producción caerá y habrá una presión mundial por alimentos”.

“De cada cinco platos de comida consumidos en el mundo, uno procede de Brasil”, reiteró este jueves en su alocución.

Bolsonaro señaló que la pandemia y la crisis energética que vive actualmente Brasil, serán otros de los temas que abordarás en la ONU, la próxima semana.

 La ONU espera que 126 jefes de Estado y de Gobierno viajen este mes a Nueva York para intervenir en persona ante la Asamblea General (FOTO: EUROPA PRESS)

“Haré el discurso de apertura tranquilo, objetivo, vamos a mostrar objetivamente lo que es Brasil y lo que estamos haciendo”, aseguró.

La edición número 76 de la Asamblea General de la Organización de Naciones Unidas (ONU) se llevará a cabo entre el 21 y 27 de septiembre en Nueva York.

La ONU espera que 126 jefes de Estado y de Gobierno viajen este mes a Nueva York para intervenir en persona ante la Asamblea General, mientras que los representantes de otros Gobiernos ofrecerán sus discursos con videos pregrabados.

Así lo adelantó la semana pasada el actual presidente de la Asamblea, Volkan Bozkir, quien lleva meses trabajando en los preparativos de estas reuniones, que como consecuencia de la covid-19 se celebrarán en un formato híbrido.

Pese a la pandemia, aproximadamente dos tercios de estados miembros de la ONU planean estar representados presencialmente al más alto nivel, aunque la organización insiste en que los planes pueden cambiar a última hora.

Fuente: Infobae

Te puede interesar