Así recapturó el Ejército de Israel a los últimos dos terroristas palestinos que habían escapado de una cárcel de alta seguridad

El Ejército de Israel detuvo en Cisjordania a los últimos dos terroristas palestinos prófugos tras la fuga de principios de mes, en la que un total de seis reos huyeron de una cárcel de alta seguridad, desencadenando un repunte de tensión en la zona.

Durante la noche, en una operación conjunta, la Fuerza de Defensa de Israel (FDI), la Autoridad de Seguridad (ISA) y la Unidad de Lucha contra el Terrorismo de la Policía entraron en la ciudad de Jenin, donde “rodearon, aislaron y dispararon contra el edificio en el que se escondían los dos terroristas restantes que escaparon de la prisión de Gilbo’a”.

Según lo detallado por las autoridades israelíes, los terroristas “salieron del edificio desarmados y sin oponer resistencia”.

El Ejército israelí publicó imágenes aéreas del momento de la detención, de la que también participaron aviones del 100º Escuadrón de las FDI y equipos de la Unidad 9900 de la Dirección de Inteligencia.

“Desde la noche de Rosh Hashana, los aviones ‘Tzufit’ (Beechcraft King Air) y ‘Hofit’ (Beechcraft Bonanza) del 100º Escuadrón junto con los equipos de la unidad de inteligencia 9900 asistieron en la búsqueda de los terroristas que escaparon de la prisión de Gilbo’a. Los aviones y la unidad de inteligencia ayudaron en varias misiones que contribuyeron al éxito de la captura de los terroristas, incluyendo la observación, la ayuda visual y la recopilación de información, así como la escolta de las tropas sobre el terreno en la operación nocturna”, indicó el comunicado de la FDI.

Los fugitivos capturados son Iham Kamamji y Munadil Nafiyat. Ambos identificados como miembros de la Yihad Islámica Palestina, eran buscados por las autoridades israelíes desde el pasado 6 de septiembre.

Procedente de Kafr Dan, cerca de Yenín, Ayman Kamamji había sido detenido en 2006 y condenado a perpetuidad por el secuestro y asesinato de Eliahou Ashéri, un joven colono israelí.

Por su parte, Munadel Infeiat fue detenido en 2020, según la Yihad Islámica, y aguardaba su sentencia después de estar encarcelado por sus actividades como integrante del movimiento armado.

Desde su fuga a través de un túnel cavado bajo un lavabo, las autoridades israelíes los buscaron en Israel y Cisjordania, de donde son originarios los fugitivos y donde el ejército desplegó refuerzos.

Terminado el operativo y tras difundirse las noticias de la captura, residentes palestinos de Jenin se enfrentaron con las tropas israelíes y lanzaron piedras, dispositivos explosivos y dispararon con armas de fuego.

Con este arresto termina el operativo de búsqueda que había comenzado tras la fuga y que incluyó la captura, el fin de semana pasado, de los otros cuatro terroristas fugitivos.

 El terrorista palestino Munadel Yacoub Infeiat se presenta ante el tribunal después de ser recapturado tras su fuga de la prisión de Gilboa (REUTERS/Ammar Awad)

“Está hecho. Los seis terroristas han sido recapturados y serán devueltos a prisión, en una operación impresionante, sofisticada y rápida por parte del Shin Bet, la Policía y el Ejército”, destacó el primer ministro israelí, Naftali Bennett.

“Me gustaría agradecer a las fuerzas de seguridad que trabajaron día y noche, incluso durante el Shabat (jornada de descanso judía) y los días festivos, para acabar con esto”, agregó.

La fuga de los prisioneros, ampliamente celebrada entre los palestinos tanto en Gaza como en Cisjordania y en Jerusalén Este, fue seguida por una serie de episodios violentos en la zona. Tras una ola inicial de manifestaciones en apoyo a los fugados, se registraron también varios lanzamientos de cohetes desde Gaza hacia Israel, que fueron respondidos con bombardeos de represalia.

Durante las últimas dos semanas se incrementó también la cantidad de ataques de palestinos contra israelíes, no solo en Cisjordania sino también en territorio israelí, aunque en los últimos días no se registraron episodios violentos.

Fuente: Infobae

Te puede interesar