Crecen las expectativas de inflación por el 'plan votos

ACTUALIDAD Por Fernando Nolé para Perfil
08-super

El aumento de la inflación en los próximos meses aparece ya como un hecho consumado por distintos analistas económicos, quienes consideran que ese será “uno de los efectos contundentes” que tendrán las medidas que está adoptando el gobierno de Alberto Fernández para implementar el “plan votos” con el objetivo de mejorar la performance electoral de las últimas PASO en las elecciones legislativas de noviembre. 

Tras el cambio de gabinete y en medio de las disputas políticas, la decisión del Ejecutivo fue “soltar las riendas” para acelerar el gasto público, con la emisión monetaria como el instrumento elegido para solventar el plan, lo cual tendrá un impacto inflacionario en el corto plazo.

Ese es el punto central que los analistas económicos ven como sumamente “peligroso”, ya que se estima que las medidas tendrán un costo fiscal global cercano al 1% del Producto Bruto Interno (PBI), lo que significa un poco más de 400 mil millones de pesos.

El proyecto de Presupuesto para el próximo año incluye una pauta inflacionaria del 33% para todo 2022, pero los especialistas coinciden en que, con la emisión que se está realizando para el “plan votos” más la corrección cambiaria y de tarifas que se concretará en los próximos meses, esa previsión quedaría desactualizada.

Los consultores económicos advierten que el exceso de emisión monetaria ya está generando mayor expectativa inflacionaria en la economía, en un momento en que el ritmo del aumento de precios se estaba desacelerando. “El problema es que tener que emitir más para financiar el déficit aumenta la expectativa de inflación. Es decir, el efecto inflacionario de la emisión tiene un período para hacer efecto, pero los precios igual se van moviendo hacia arriba por una expectativa de mayor inflación”, recalcó la economista y consultora María Castiglioni.

En la misma sintonía, Diana Mondino, catedrática del CEMA, advirtió que “la ayuda que se le está dando a la gente ahora se diluye justamente por la mayor inflación que se va a empezar a dar”. “Sin dudas que el exceso de emisión monetaria que se viene registrando, incrementado ahora por algunas de las nuevas medidas, va a ser más inflacionario”, remarcó Mondino.

La inflación minorista de agosto había descendido al 2,5%, siendo la más baja de este año, pero se prevé que ya en septiembre el nivel de precios sea más elevado, ubicándose en un rango del 2,6% al 2,9%. La suba de precios acumulada de enero al mes de agosto se ubica en el 32,3%, pero en 12 meses se sitúa en el 51,4%.

Aceleración. Los consultores en general consideran que el aumento de precios al consumidor de este año va a oscilar entre el 44% y el 48%, dejando un efecto arrastre muy importante para 2022. Para Fausto Spotorno, de la consultora Orlando Ferreres, la Argentina va a tener inflación elevada por bastante tiempo. Apuntó que, con el nivel de emisión monetaria que tiene la Argentina, “es casi imposible bajar la inflación”, por lo que estimó que habrá un piso del 50% “por varios años”.

Pesos en la calle. “Lo más preocupante es la emisión monetaria, que ya tiene una dinámica descontrolada. Por ejemplo, de acá a fin de año hay que emitir 1,6 billones de pesos para cubrir las necesidades financieras del Estado nacional”, alertó.

Spotorno consideró que, para 2022, el Gobierno “tendrá más espacio para ser más racional”, pero dijo que duda “que sea lo suficientemente así para, por ejemplo, evitar un proceso inflacionario mayor al actual”.

Por otra parte, el economista indicó que hasta las elecciones legislativas de noviembre “se van a anunciar algunos gastos adicionales y no mucho más, que no tendrán demasiado impacto económico”.

“Se van a anunciar gastos adicionales, como bonos para jubilados y tal vez un nuevo IFE. No mucho más. El impacto económico de esas medidas va a ser bajo, porque no hay tiempo para hacer las cosas”, concluyó Spotorno.

Te puede interesar