Escándalo en Brasil: una cadena de hospitales alteró las estadísticas de muertos por coronavirus

Una cadena de hospitales brasileña probó medicamentos no testeados en pacientes ancianos con Covid-19 sin su conocimiento, como parte de un esfuerzo por validar la "cura milagrosa" preferida del presidente Jair Bolsonaro, dijo el martes al Senado un abogado de los médicos denunciantes.

Al menos nueve personas murieron de Covid-19 durante las pruebas en la cadena de hospitales Prevent Senior, entre marzo y abril de 2020, pero los historiales médicos fueron alterados para ocultar la causa de la muerte, dijo la abogada Bruna Morato a una investigación del Senado.

Pedro Batista, propietario y director ejecutivo de la cadena de hospitales, reconoció en su testimonio ante la investigación del Senado la semana pasada que los registros de los pacientes fueron alterados para eliminar cualquier referencia al Covid-19 después de haber estado hospitalizados durante dos semanas, diciendo que ya no eran un riesgo de contagio.

Negó haber probado medicamentos no testeados en pacientes sin su conocimiento, argumentando que las personas estaban solicitando tratamientos en ensayos clínicos y que los médicos prescribían las recetas que consideraban oportunas.

"Es el médico quien prescribe cualquier medicamento y, en ese momento, todos recuerdan los comentarios (del presidente Bolsonaro) y otras personas influyentes, por lo que había muchos pacientes exigiendo recetas", dijo Batista a los senadores.

Morato, que representa a 12 médicos empleados en Prevent Senior, dijo que la compañía amenazó y despidió a los médicos que no estaban de acuerdo con un "kit Covid" predeterminado que incluía hidroxicloroquina, eritromicina e ivermectina. No existe evidencia científica de que esos medicamentos sean beneficiosos en el tratamiento de Covid-19.

"A los pacientes ancianos muy vulnerables se les dijo que había un buen tratamiento, pero no sabían que los estaban utilizando como conejillos de indias", dijo Morato a los senadores que investigan el manejo de Brasil de la pandemia de coronavirus.

La abogada afirmó que se les dijo a los médicos que no explicaran el tratamiento a los pacientes ni a sus familiares.

"El propósito era demostrar que había un tratamiento eficaz contra el Covid-19", dijo Morato, quien agregó que el hospital quería ayudar al gobierno de Bolsonaro, que promocionaba los medicamentos no probados como un tratamiento eficaz contra el virus que protegería a los brasileños del contagio si volvían a trabajar.

"Fue como un intercambio, me dijeron. Algunos médicos lo llamaron un pacto, otros lo describieron como una alianza", dijo.

El Ministerio de Salud no respondió a una solicitud de comentarios. No está claro cuánto sabía el gobierno sobre las supuestas pruebas.

En un discurso la semana pasada en las Naciones Unidas, Bolsonaro elogió nuevamente el "tratamiento temprano" del Covid-19 mediante el uso no autorizado de medicamentos no especificados, afirmando que la ciencia algún día reivindicaría su uso contra el coronavirus.

La pandemia ha causado la muerte de casi 600.000 brasileños en el segundo brote más mortífero del mundo fuera de Estados Unidos.

Fuente: El Cronista

Te puede interesar