Brasil: mejoran las proyecciones de empleo y de crecimiento de la economía

El avance de la campaña de vacunación y la progresiva liberación de las restricciones por pandemia están generando un impacto positivo para la economía brasileña.

El desempleo cayó de 14,1% a 13,7% en el trimestre móvil julio-junio-mayo en comparación con los tres meses anteriores, según datos del Instituto Brasileño de Geografía y Estadística (IBGE). La población ocupada (89 millones de personas) creció un 3,6% (más 3,1 millones de personas) respecto al trimestre móvil anterior y un 8,6% respecto al mismo trimestre de 2020.

En parte, la suba del empleo se explica por el crecimiento de la informalidad que fue del 40,8% de la población ocupada (36,3 millones de trabajadores informales), en comparación con el trimestre anterior (39,8%) y al mismo trimestre de 2020 (37,4%). 

Por otro lado, y a pesar de las tensiones en el plano político, el Banco Central de Brasil (BCB) se mostró optimista respecto al crecimiento económico del país: para este 2021, la entidad hizo una leve corrección al alza (de 4,6% a 4,7%) y estimó que en 2022 el PBI crecerá al 2,1%. Los datos se desprenden del informe trimestral de inflación.

En cambio, los economistas encuestados por el BCB tienen otro pronóstico: estiman que el PBI se expandirá un 5,04% este año y un 1,57% el próximo. 

"Los indicadores económicos recientes continúan mostrando una evolución positiva de la actividad interna, en línea con el escenario esperado, que muestra una sólida recuperación durante el segundo semestre del año", escribieron las autoridades del BCB. Para el tercer trimestre se espera, sin embargo, una modesta reducción en las proyecciones, tras un buen segundo trimestre.

El crecimiento está impulsado especialmente por el sector de servicios -que representa alrededor del 60% del PBI-, que crecería un 4,7% (revisado de un 3,8%) especialmente aquellos vinculados al sector de la información. Del otro lado, aquellos afectados por las medidas de restricción (gastronomía y hotelería, actividades artísticas y culturales), todavía se encuentran deprimidos, aunque debería haber un crecimiento en los próximos meses a medida que se reabre la economía.

Las estimaciones para industria cayeron del 6,6% al 4,7%, reflejando, arrastradas especialmente por la situación en la industria manufacturera y para la producción y distribución de electricidad, gas y agua. "Las dificultades en las cadenas de suministro y la presión de los precios de los insumos industriales deberían seguir afectando negativamente a la industria manufacturera, especialmente en el segmento de bienes de consumo duraderos, como vehículos y equipos electrónicos", explicó el BCB.

La agricultura también se vería afectada con una caída del 2,5% al 2%, por el recorte de las estimaciones en la cosecha de maíz y caña de azúcar, por problemas climáticos. Se espera que eso también tenga un impacto en las exportaciones que caerían del 6,8% al 5%.

Las proyecciones para la inflación de 2021 (8,5%, tres puntos arriba de la meta oficial) y 2022 (3,7%) se mantuvieron iguales. El impacto de la inflación, especialmente en el precio de los alimentos, preocupa a las autoridades del banco central que ya subieron cinco veces la tasa de referencia en lo que va del año.

La tasa se disparó desde un mínimo histórico de 2% hasta el actual 6,25%, un aumento de 425 puntos básicos. Pero a pesar de las alzas, los precios al consumidor de mediados de septiembre alcanzaron el 10,05%, su nivel más alto desde 2016. La mayor sequía en casi 100 años obligó al gobierno a aumentar los precios de electricidad, mientras que los alimentos básicos y los servicios se encarecen a medida que la economía se reabre.

Brasil: preocupado por la inflación, el banco central sube la tasa de interés por quinta vez en el año

Es por esto que tampoco se descartan mayores aumentos de las tasas antes de fin de año: en octubre podría haber un tercer aumento consecutivo de un punto porcentual y el banco central incluso evaluó incrementos por arriba de ese nivel, aunque por ahora prefiere mantenerse en los 100 puntos básicos. La mayoría de los analistas estiman que la Selic llegará a 8,25% para diciembre y a 8,50% para fines de 2022, y que los precios se mantendrán ambos años sobre la meta de inflación.

Fuente: El Cronista

Te puede interesar