Schiaretti 2023, una historia de amagues y expresiones de deseo

POLÍTICA Por César PUCHETA*
5ffd761e9502e_1004x564

Dirigentes del PJ convocaron a un acto para lanzar su candidatura presidencial, pero a las horas se suspendió. ¿Hubo un llamado desde la Gobernación?

 
Si algún día Juan Schiaretti se lanzará a la carrera presidencial no será esta semana. Dirigentes del peronismo cordobés habían convocado a un acto para impulsar la figura del gobernador en el escenario nacional con miras al 2023, pero el evento fue suspendido a último momento. ¿Hubo un pedido del Panal para bajarlo? Desde la organización lo niegan, pero hay quienes creen que la movida molestó al mandatario provincial, que hoy está metido de lleno en la campaña y todavía mantiene el misterio sobre su futuro político.  

El cónclave estaba convocado en el corazón del departamento Colón, territorio que acumula a todas las ciudades de lo que también se denomina Gran Córdoba y segundo segmento electoral más importante de la provincia. Colón es, además, un terreno proclive al crecimiento opositor, sobre todo el antikirchnerismo que conduce los destinos de algunas de las localidades más importantes, como Jesús María, Villa Allende, Mendiolaza. La Calera, Río Ceballos, Unquillo son territorio del PJ cordobés.

 
“Nadie me llamó, no es el estilo del Gobernador”. Con esas palabras, el intendente de La Calera, Facundo Rufeil, uno de los que había tomado la voz cantante para la convocatoria del lunes, le quitó dramatismo al asunto. En diálogo con Letra P, el jefe comunal explicó que el acto "se sobredimensionó demasiado".

 

Rufeil pertenece al Movimiento Colón Merece Más, un nucleamiento interno del Partido Justicialista cordobés que, a comienzos de este año, se presentó con la idea de avanzar hacia una renovación dirigencial del partido y del departamento impulsado por representantes de las ciudades más importantes de la zona.

 

 


El intendente entiende que el gobernador puede haberse ofendido con la magnitud que tomó la convocatoria durante las últimas horas del domingo y la mañana del lunes. “Si ni el propio Schiaretti se ha manifestado al respecto, imagínate que convocar a un acto de lanzamiento en Río Ceballos hubiese sido algo que roza la falta de respeto y nosotros no hicimos eso”, se excusa.

 

“Juan expresa un conjunto de valores y de principios, que conjuga con una muy importante experiencia de gestión y es lo que necesita la Argentina para salir de la grieta. Personalmente lo expresé en reiteradas oportunidades porque eso es lo que, sinceramente, pienso. Pero de ninguna manera eso debe tomarse como una palabra que represente algo más que el pensamiento de Facundo Rufeil”, señaló el intendente que reconoce que, aunque no se diga a viva voz, son muchos los referentes el peronismo cordobés que ven al mandatario proyectado hacia la Casa Rosada.

 
 


De hecho, el ministro Industria, Comercio y Minería y candidato a senador por el oficialismo, Eduardo Accastello, lanzó el pasado sábado un mensaje a través de Twitter que directamente proponía lanzar al gobernador en la carrera a la Presidencia. Aunque no tuvo demasiada repercusión en el universo de la red social, sus palabras no dejaban lugar para dobles lecturas. “Los sectores productivos de todo el país tendrán previsibilidad y progreso si Juan Schiaretti es Presidente de la Argentina. La escucha activa, la articulación público-privada y la experiencia del exitoso modelo de gestión Córdoba son el mejor antecedente”, escribió el villamariense. Dentro del gabinete cordobés, nunca nadie lo había expresado tan abiertamente y con tanta claridad.

Sin bien los resultados departamentales no difieren de la media provincial en la que Hacemos por Córdoba (HxC) se impuso con comodidad ante el Frente de Todos (FdT) y quedó muy alejado de la performance de Juntos por el Cambio (JxC), es preciso señalar que Rufeil se alzó con una de las victorias más importantes a nivel local en toda la provincia. La Calera fue una de las ciudades en las que las listas de HxC fueron la más votadas, la otra fue Saldán.

 
 

Pero además, ese triunfo tuvo un aditamento especial en lo que representó la disputa por el voto peronista en la primaria. Ya que el peronismo cordobés terminó imponiéndose cómodamente sobre el FdT, cuyo jefe de campaña es el actual titular de Ferrocarriles Argentinos Sociedad del Estado, exintendente de la ciudad y primo del actual mandatario, Rodrigo Rufeil.

 

“Facundo es un dirigente importante, por eso es importante lo que diga, no estamos hablando de un grupo de militantes sin referencia. Es uno de los hombres más importantes del departamento, lo demostró en la elección y por eso no es un dato menor que sea él que haya salido a convocar a ese acto que no se hizo”, señala un dirigente anclado en Colón que, por lo bajo, no está tan seguro de la inexistencia de algún tipo de llamado para “bajar” el acto.

 
Como sea, Rufeil asegura que la intención de la convocatoria era “empezar a diseñar la campaña para las elecciones legislativas”. En ese marco, sus comentarios previos truncaron la posibilidad del cónclave y, en cierto modo, también le pusieron un freno a un documento cuyo boceto se había filtrado a la prensa y que volvía a poner el ojo sobre las posibilidades de “exportación” para el modelo de gestión cordobés.

 

Tal como lo señaló este portal, el perfil nacional de Schiaretti va levantando vuelo. Ya no sólo a partir de la lectura de analistas, las lecturas entrelíneas de declaraciones oficiales o las propias posturas públicas del gobernador, sino a través de posicionamientos altisonantes de referentes centrales en el armado cordobesista. La pregunta sobre los deseos de Schiaretti más allá del 2023 quedará, todavía, sin un dictamen definitivo. Pero la respuesta, está flotando en el viento.  

*Para Letra P

 

Te puede interesar