Nueva amenaza de China a Taiwán: 56 aviones militares ingresaron al espacio aéreo de la isla

El Gobierno de Taiwán denunció este lunes la incursión de 56 aviones militares chinos en su espacio aéreo, un récord diario que se produce después de que desde el viernes pasado Taipéi contabilizara casi un centenar de incursiones.

El Ministerio de Defensa taiwanés informó de la presencia de los aviones chinos en el suroeste de la Zona de Identificación de Defensa Aérea de Taiwán. Entre ellos había 34 cazas J-16, 12 bombarderos H-6, dos cazas Su-30, dos aviones de transporte Yun-8 y dos aviones radar KJ-500. Ya por la tarde se detectaron otros cuatro cazas J-16. 

Fuerzas taiwanesas emitieron advertencias por radio y se activó el sistema antiaéreo para supervisar estas incursiones, explicó el Ministerio de Defensa de Taiwán.

Esta incursión masiva se produce después de que el domingo Estados Unidos condenara las “provocaciones” que suponen estas incursiones militares y alertara de que estas entradas podrían provocar “errores de cálculo”. “Instamos a Pekín a que cese su presión y coerción militar, diplomática y económica contra Taiwán”, declaró el portavoz del Departamento de Estado norteamericano, Ned Price.

“Estoy seguro de que si China ataca a Taiwán, sufrirá tremendamente”, declaró este lunes el ministro de Asuntos Exteriores taiwanés, Joseph Wu, en declaraciones a la televisión australiana ABC. “Nos gustaría intercambiar información de seguridad y defensa con socios de mentalidad similar, incluida Australia, para que Taiwán esté mejor preparado para afrontar la situación de guerra”, añadió.

Por su parte, el régimen chino advirtió este lunes a Washington de que deje de apoyar a los “separatistas de Taiwán”. La portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores chino, Hua Chunying, recordó que Estados Unidos “debe atenerse estrictamente al principio de una sola China, acatar tres comunicados conjuntos chino-estadounidenses y tratar con cautela los asuntos vinculados a Taiwán”.

“Es necesario que Estados Unidos deje de apoyar a las fuerzas separatistas que se manifiestan a favor de la independencia de Taiwán y que dé pasos concretos por salvaguardar la paz y la estabilidad en el estrecho de Taiwán”, subrayó.

En respuesta a estas injerencias, China tomará todas las medidas necesarias para impedir cualquier plan para lograr la independencia de Taiwán. “Son inamovibles la decisión y la voluntad de China para defender la soberanía nacional y la integridad territorial”, indicó Hua Chunying.

El régimen chino lanzó el jueves un durísimo comunicado en el que denunciaba los esfuerzos internacionales del ministro de Exteriores de Taiwán, Joseph Wu, para refrendar la independencia de la isla como “actos de un quejica” y “no mucho más importantes que el zumbido de las moscas”, según consigna el portal Taipei Times.

Desde que en 2012 Xi Jinping se puso al frente del gigante asiático, aviones militares chinos han irrumpido casi a diario en esta zona de defensa aérea. El viernes pasado, en el marco del Día Nacional de China, 38 aviones militares, entraron en la zona. El sábado, fueron 39 los aviones que incursionaron en el espacio aéreo taiwanés.

En 2020, 380 aviones de las fuerzas aéreas chinas fueron detectados en la ADIZ. En lo que va de año, ya son más de 600.

El 24 de septiembre, Taiwán denunció que 24 aviones de combate chinos llevaron a cabo incursiones poco después de que solicitara incorporarse al Acuerdo Progresivo e Integral para la Asociación Transpacífica (CPTPP), algo a lo que Pekín se opone “categóricamente”.

Hay que recordar que China considera a la isla parte de su territorio aunque está gobernada por autoridades independientes desde 1949.

Taiwán se considera un territorio soberano con Gobierno y un sistema político propios bajo el nombre de República de China desde el final de la guerra civil entre nacionalistas y comunistas en 1949, pero Pekín mantiene que es una provincia rebelde e insiste en que retorne a lo que denomina patria común.

Taiwán es, además, uno de los mayores motivos de conflicto entre China y Estados Unidos, debido sobre todo a que Washington es el principal suministrador de armas de Taiwán y sería su mayor aliado militar en caso de un eventual conflicto bélico con China.

En 1979, tras romper los lazos diplomáticos con Taipei y establecerlos con Pekín, Estados Unidos adoptó el Acta de Relaciones de Taiwán, en la que se comprometía con la defensa de la isla y el suministro de equipos bélicos, un compromiso que ha generado numerosas fricciones entre ambas potencias.

Fuente: Infobae

Te puede interesar