Israel planea permitir el acceso de turistas de forma individual en noviembre

Israel trabaja en un plan para permitir que turistas extranjeros vacunados contra la covid-19 puedan entrar al país de manera individual a partir de inicios de noviembre, algo vetado desde el inicio de la pandemia del coronavirus en marzo de 2020.

El Ministerio de Turismo prepara una estrategia «para que turistas individuales vacunados que no viajen en grupos visiten Israel desde principios de noviembre, con el fin de rehabilitar la industria turística y garantizar que los cientos de miles de personas que trabajan en ella puedan ganarse la vida», informó este organismo en un comunicado.

El pasado septiembre, unos 34.500 turistas extranjeros entraron ya a Israel como parte de un programa piloto que habilita el acceso de visitantes que vengan en grupo y estén completamente vacunados, previa coordinación con las autoridades israelíes pertinentes.

Parte de estos eran también personas que accedieron al país con permisos especiales del Gobierno, o por el hecho de ser «familiares de primer grado» de ciudadanos israelíes, concretó una portavoz del Ministerio de Turismo.

Israel cerró casi por completo sus fronteras exteriores y vetó la entrada de extranjeros con visado de turismo en marzo de 2020, unas estrictas regulaciones que mantiene en gran medida hasta ahora.

El país ha aplicado una estrategia de clausura más bien rígida con el exterior para evitar la entrada de nuevas variantes y durante los últimos meses vetó a los israelíes viajar a ciertos países debido a su alta tasa de contagios.

Hasta hace poco, Bulgaria, Turquía y Brasil permanecían en la lista roja, pero la semana pasada el Gobierno derogó esta medida y ya no incluye ningún Estado en esta categoría.

Israel entró este verano en una cuarta ola de contagios debido a la propagación de la variante delta del virus, pese a haber llevado a cabo una rápida campaña de vacunación con la que a las alturas de primavera ya había inoculado a gran parte de su ciudadanía.

Pese al alta morbilidad -el país superó los 11.000 casos diarios a inicios de septiembre-, el nuevo Gobierno encabezado por el primer ministro Naftali Bennett optó por retomar solo restricciones de tipo moderado y centrarse en la aplicación de una tercera dosis de la vacuna, pero decidió no adoptar severas medidas de cierre para mantener la economía en pleno funcionamiento.

El director general del Ministerio de Salud, Nachman Ash, dijo que la tasa de infecciones sigue a la baja, y aseguró que el país podría superar su cuarta ola en las próximas semanas.

Israel registró el martes poco más de 2.500 contagios nuevos, con una tasa de positivos de 2,3 %. A su vez, el número de enfermos graves en los hospitales ha ido descendiendo, y ahora se sitúa a menos de 500.

Esto se produce mientras más de 3,6 millones de personas -entre una población de 9,3- ya fueron inoculadas con una tercera vacuna.

A partir de hoy, jueves, las reglas para obtener el pase verde -el documento necesario para acceder a distintos espacios públicos- cambiarán, y este solo se podrá adquirir si se tiene la tercera dosis, dos inyecciones puestas en los últimos seis meses o si bien uno se recuperó de la covid-19 en este mismo margen de tiempo. EFE

Fuente: Infobae

Te puede interesar