Crisis energética: caen los precios del gas en Europa, luego de Putin se ofreciera a aumentar los envíos

Los futuros del gas en Europa detuvieron su escalada, tras subir 60% en sólo dos días, luego de que el presidente ruso, Vladimir Putin, dijera que está dispuesto a ayudar a estabilizar los crecientes precios de la energía.

La rusa Gazprom enviará más gas a través de Ucrania de lo que está contratado este año, dijo Putin el miércoles en una reunión sobre energía en Moscú. Las exportaciones a Europa durante el período de nueve meses han estado cerca de un récord y podrían alcanzar un máximo histórico en 2021 si se mantiene ese ritmo, señaló el mandatario.

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, dijo esta semana que Rusia no había seguido el ejemplo de Noruega -uno de los principales proveedores de gas de Europa, junto con los rusos- en el aumento de los suministros. 

 Del otro lado, la canciller alemana Angela Merkel dijo hoy: "Que yo sepa, no hay ningún pedido en el que Rusia haya dicho ‘no les entregaremos', especialmente en lo que respecta al gasoducto de Ucrania".

Algunos legisladores de la Unión Europea (UE) han alegado que Gazprom no ha aumentado el suministro de gas -Europa importa el 90% del gas que consume- para tratar de forzar una rápida aprobación del Nord Stream 2, un nuevo gasoducto que conecta Rusia con Alemania. 

 Pero el gasoducto está atado a un complejo, largo y bastante politizado, proceso de autorización.

Putin ha dicho que los nuevos sistemas de gasoductos rusos bajo el Mar Negro y el Báltico -que incluyen el Nord Stream 2- son económica y ambientalmente superiores que los que pasan por Ucrania. Según el mandatario, enviar más gas vía Ucrania "no es económicamente rentable para Gazprom, porque es más caro" y agregó que "el suministro a través de los nuevos sistemas de gasoductos que se han puesto en marcha en los últimos años y que se están poniendo en marcha ahora reduce la cantidad de emisiones de CO2 a la atmósfera en 5,6 veces", citó Bloomberg.

Antes, el vocero del Kremlin, Dmitry Peskov, había dicho que "no hay absolutamente ningún papel de Rusia en lo que está ocurriendo en el mercado del gas" y le atribuyó la crisis al aumento de la demanda, el agotamiento del almacenamiento, la baja producción de energías renovables y la escasez de oferta en el mercado.

El aumento de los precios del gas ha sido una de las principales preocupaciones del bloque europeo en los últimos días, a medida que el invierno se acerca. Los precios del gas natural se han disparado casi un 600% este año, alimentando los temores de una nueva ola inflacionaria y de obstáculos para la recuperación económica tras la pandemia.

También hay temores de que los aumentos de la energía pudieran disparar la conflictividad social, en la medida que sería más difícil para los hogares europeos absorber los incrementos, en el contexto de un frío invierno.

La suba de precios también está impulsada por el aumento de la demanda de China y otros grandes competidores, que también están atravesando sus propias crisis energéticas.

Fuente: El Cronista

Te puede interesar