IDEA 2021: definiciones de Guzmán sobre el cepo al dólar, devaluación y cambios en normas laborales

ministro-de-economia-martin-guzman-1158675

El ministro de Economía Martín Guzmán está en Washington pero participó del Coloquio de IDEA con un mensaje en video donde ratificó la política cambiaria del gobierno, el cepo, la prohibición de despidos y la inflación, entre otros temas. Y aseguró: "no vamos a hacer ningún salto devaluatorio". 

 El funcionario pidió la colaboración del sector privado para la recuperación y se refirió a uno de los ejes de la reunión de empresarios: el empleo. En ese marco, aseguró que "la prohibición de despidos es coyuntural" y consideró que si crece la economía podría mejorar el empleo sin modificar el marco laboral. 

El cepo que preocupa a los empresarios y genera problemas para el sector productivo fue otro de los puntos del mensaje de Guzmán. "Los controles en la cuenta de capitales tienen una naturaleza principalmente defensiva. Esto tiene que ver con evitar que haya una salida de golpe de los capitales", recordó el ministro sobre los fondos que entraron a hacer carry trade. 

CEPO Y TIPO DE CAMBIO

"Está claro que también tienen un costo, también genera problemas para el ingreso de inversiones en la economía real, y es por eso que trabajamos para construir condiciones que nos permitan tener un esquema diferente", admitió sobre el impacto del cepo y defendió el control de capitales que fomente "la entrada de capitales para la economía real, la producción, las fábricas, y que desaliente los movimientos abruptos de capitales especulativos".

Frente a la tensión cambiaria de un año electoral y el nivel de reservas del Banco Central, Guzmán consideró que "la política cambiaria es consistente" y "busca evitar un desfasaje entre la evolución de las importaciones y la evolución de las exportaciones". 

Para dejar atrás las restricciones, el ministro señaló que "hay que continuar elevando los niveles de exportaciones, de modo que a la Argentina le permita tener un mayor nivel de reservas, y continuar limpiando este stock de capitales especulativos, de carry trade, del cual todavía hay un monto importante". Según los cálculos oficiales, ascienden a u$s 7.500 millones.

 Guzmán destacó que el Central acumuló reservas por hasta u$s 3.500 millones y "luego tuvimos el ingreso de los Derechos Especiales de Giro (DEG)" que fortalecieron la posición cambiaria", en relación a los u$s 4.334 millones que llegaron por la ampliación de capital global del FMI.

Sobre la tensión cambiaria actual, consideró que "la dinámica es absolutamente esperable en esta última parte del año" pero aseguró que se le dará continuidad a la política actual. 

Guzmán se encuentra la Washington DC para participar de la reunión anual con el FMI. Ayer se reunió ayer con Kristalina Georgieva, la directora del Fondo, y funcionarios del Tesoro de Estados Unidos, entre ellos David Lipton, un ex FMI que fue uno de los que negoció con el Gobierno de Mauricio Macri el acuerdo de Stand-By que la administración actual busca refinanciar. 

En una reunión con empresarios ayer, Alberto Fernández indicó que el acuerdo llegaría a principios de 2022. Argentina está pendiente de que se decida una baja de las sobretasas que cobra el FMI por los créditos extraordinarios y eso podría tratarse en diciembre de manera formal en el directorio del FMI. 

 "Cuando faltan los dólares hay menos crecimiento y más inflación. Buscamos llegar a un acuerdo con el FMI que sea sobre la base de lo que es nuestra visión de cómo administrar la economía", explicó sobre las negociaciones que lleva adelante en Washington con los técnicos del Fondo.  

EL PEDIDO A EMPRESARIOS

Frente al auditorio de IDEA en Costa Salguero, el ministro de Economía aseguró que el rol del Estado es fundamental en la administración de la economía pero consideró que el sector privado también tiene un rol fundamental. "En una situación de una economía funcionando normalmente, es un motor principal", remarcó y consideró que "para resolver muchos problemas de la Argentina, el sector público y el sector privado deben trabajar de la mano". 

A lo largo del año, Guzmán intentó alinear expectativas de inflación en torno a su meta del 29% en el Presupuesto pero no prosperó. Para este año se prevé un 45% de inflación. Pese a eso, volvió a tratar de alinear expectativas para 2022. Esta vez, alrededor de 33% y apunta a la colaboración de los empresarios, que recibieron "retos" por no alinearse con el 29% este año.

Tras los reclamos del kirchnerismo en la interna del Frente de Todos para que amplié el gasto, Guzmán indicó que "es importante que en la Argentina el Estado tenga un rol expansivo, que apuntale a la recuperación con una política de gasto expansivo en términos reales", pero agregó que es necesario que "también que vaya reduciendo su déficit". 

Bajo ese esquema consideró que puede depender "menos del endeudamiento y menos de la emisión monetaria, y eso también fortalece la moneda y contribuye a poder reducir la inflación". 
REFORMA LABORAL

Frente a los reclamos de reforma laboral, Guzmán aseguró que "con la misma legislación laboral, la Argentina ha tenido períodos donde se creó empleo y donde hubo crecimiento de números de empresas". La clave, señaló fue la mejora de la macroeconomía. 

"Toda la organización del mercado de trabajo tiene que ir evolucionando en función de la evolución tecnológica, en función de lo que va pasando en la economía. Nuestra política en la forma de ordenar las cuestiones del mercado de trabajo no es sobre la base de debilitar o quitar derechos, para nada", enfatizó el funcionario.

Fuente: El Cronista

Te puede interesar