Estafas a tarjetas y homebanking: por qué afecta al 92% de los argentinos

polemica-sobre-la-refinanciacion-de-las-tarjetas-de-credito-1004338

En abril de este año, la Unidad Fiscal Especializada en Ciberdelincuencia (Ufeci) del Ministerio Público Fiscal dio a conocer que las denuncias por estafas bancarias crecieron en un 3000% en la Argentina.

En este contexto, las entidades bancarias de la Argentina y sus clientes son el principal target de los ciberdelincuentes.

Según Sendmarc, una empresa que se dedica a la prevención de phishing, el 92% de los bancos se encuentran desprotegidos y sus dominios son vulnerables a suplantación.

Esto, explican desde la empresa, es un escenario ideal para los ciberdelincuentes que aprovechan la brecha para crear sitios idénticos y estafar a los usuarios argentinos.

De un total de 71 entidades financieras que existen en el país, 60 (85%) no cuentan con medios de prevención contra el abuso de sus dominios, mientras que de los 11 restantes, solo seis (8%) cuentan con una política activa de rechazo para todo correo electrónico no autorizado.

Los dominios de internet deben estar protegidos y "blindados" para que los ciberdelincuentes no utilicen el nombre de las marcas sin autorización.

"Se encontró que, siendo estos protocolos de libre acceso, empresas de primer nivel y que se encuentran en sectores tan sensibles en materia de seguridad como lo pueden ser los servicios financieros, no los aplican", revela la investigación en cuestión.

"Estos protocolos llamados SPF, DKIM y DMARC, se aplican desde la zona DNS de los dominios. Este ecosistema de gestión resulta poco amigable para los equipos de seguridad y dificulta la implementación exitosa. Frecuentemente deviene en errores que no son advertidos por parte de las empresas que, con la noción de estar protegidas, dejan al descubierto sus dominios para que sean utilizados con fines de estafa", detallan desde Sendmarc.

La brecha de seguridad desemboca en estafas virtuales y en el robo de millones de pesos: según el Observatorio de Delitos Informáticos de América latina, en tan solo 156 días, los delincuentes extrajeron $69.831.971 de cuentas bancarias en el país.

Por año, esta cifra asciende a $643 millones, según la misma fuente. En dólares, los argentinos perdieron unos US$ 3.523.000.

Fuente: InfoTechnology

Te puede interesar