Desapareció un empresario argentino en Uruguay: analizan un cadáver junto al río

eugenio-schneider

La Prefectura de Concepción del Uruguay (Argentina) encontró un cuerpo a orillas del río Uruguay la noche de este sábado e investiga si se trata del empresario sanducero Eugenio Shneider, desaparecido desde el jueves, confirmó a El Observador el vocero de la Armada Nacional, Alejandro Chucarro.

El vocero de la prefectura argentina se comunicó con el prefecto del puerto de Paysandú para comunicarle el hallazgo. Ocurrió sobre la costa argentina, próximo al kilómetro 163 del río. "Según la complexión física y descripción, podría coincidir con la persona buscada", añadió el funcionario en la comunicación.

 La Armada uruguaya le pidió a la familia de Schneider que reconozca el cuerpo y pueda identificar si efectivamente se trata del empresario, añadió Chucarro.

Schneider, quien dirige el frigorífico Casablanca (Paysandú) está siendo buscado por la Prefectura según un operativo que dispuso la Armada Nacional.

El jueves sobre la hora 18, la Prefectura del puerto sanducero recibió una llamada por parte de uno de los familiares del hombre, informando que no había regresado a su hogar, en la localidad de Casablanca, informa un comunicado oficial.

La Prefectura comenzó recorridas en su jurisdicción este viernes. Además, la investigación está a cargo de la fiscalía departamental. "Me voy al río", fueron las últimas palabras que escucharon sus vecinos, según informó El País.

Es casado tres veces y tiene ocho hijos. Vive junto a su esposa en la casa que llamó De los cuatro vientos, una residencia construida en 1806 y ubicada a tan solo un portón del río Uruguay. Schneider, nacido en 1940, tiene 81 años y también es escritor. Estudió Filosofía y Letras.

 Es el tercer hijo de un matrimonio alemán. Su padre era un alemán nazi, gerente de la trasnacional Thyssen en Argentina. Fue alumno del escritor argentino Jorge Luis Borges, y vivió en los bosques chilenos.

En 1978 compró tierras en el departamento de Río Negro, junto a un amigo con quien compartió una sociedad. Allí, desarrolló un proyecto forestal, agrícola y ganadero.

Se asentó en Uruguay en el año 2000 para comandar el frigorífico Casablanca, pero ya había adquirido acciones desde el 1990. El proyecto venía acompañado de 74 casas para sus empleados. En 2004 vendió esas propiedades al Estado uruguayo por sus deudas, y con el paso de los años su frigorífico pasó a tener más de 600 empleados.

Fuente: El Cronista

Te puede interesar