La Universidad de Tel Aviv lanza un Centro de Innovación

tau

Previo a la apertura del curso académico 2021/2022, la Universidad de Tel Aviv le dio luz verde a un Centro de Laboratorios de Innovación. La idea es avanzar en la investigación innovadora con aplicabilidad potencial en un tiempo de tres a siete años desde que empiece el trabajo.

Por primera vez en el mundo educativo israelí, la elección de los temas de investigación se hará en consulta con la industria y los organismos públicos. Éstos presentarán las necesidades sobre el terreno a los responsables de los laboratorios, que tratarán de aportar una solución científica e innovadora completa en el plazo de unos años.

El modelo de esta investigación aplicada es diferente al de la investigación básica tradicional. Sin embargo, aunque el centro se centrará en el aspecto aplicable de la investigación, esto no irá en detrimento de la destacada investigación que se lleva a cabo en la universidad.

La Universidad de Tel Aviv ha definido tres objetivos principales. Estos son reforzar su componente internacional, fomentar la multidisciplinariedad, y reforzar sus relaciones con la industria y la sociedad del conocimiento.

A diferencia de la investigación básica, que tradicionalmente se centra en una sola disciplina, el nuevo centro reunirá a expertos de un amplio abanico de disciplinas que enriquecerán varias dimensiones de la investigación desde diferentes perspectivas, incluyendo el diseño, la marca y la accesibilidad a diversos públicos.

El foco financiero del recinto se basa en que la industria asuma una parte importante de la financiación de la investigación. Esto es por previsión y en un formato que implica la «pertenencia a un club» que confiere derechos de desarrollo de productos.

«La visión de la Universidad de Tel Aviv incluye la internacionalidad, la multidisciplinariedad y las conexiones con la industria y la sociedad del conocimiento. El Centro de Laboratorios de Innovación integrará todos los componentes de esta visión”, afirmó el presidente de la Universidad de Tel Aviv, Ariel Porat.

Por último, el director del Centro, David Mendlovic, concluyó: «Este centro único redefine la interfaz entre el mundo académico y la industria. La libertad académica es para crear e innovar y el deseo es que la investigación tenga una aplicabilidad práctica”.

Fuente: Aurora Israel

Te puede interesar