Santa Fe: Una torta que se cocina más allá del 14N

POLÍTICA - SANTA FE Por Pablo FORNERO*
1636144496962

Después de las elecciones, se vienen reacomodamientos en toda la política provincial. Oficialismo y oposición. Cambios de gabinete y frente de frentes.
Las cabezas de los actores y las actrices de la política santafesina navegan a dos aguas. Por un lado, están carcomidas por el resultado del 14 de noviembre, pero, por el otro, miran con atención el día después de la contienda. En la provincia que gobierna Omar Perotti se avecinan reacomodamientos, tanto en el oficialismo como en la oposición.

El perottismo aspira a achicar la diferencia de diez puntos que Juntos por el Cambio le sacó al Frente de Todos en Santa Fe. Con eso se retirará conforme a Rafaela. Luego del 14N, abordará otra tarea, la interna. El gobernador siente que con el resultado de las PASO terminó de someter al kirchnerismo que lo rivalizaba puertas adentro.

Llegará el turno, además, de los cambios de gabinete que prometió y refrendó el ministro de Gestión Pública, Marcos Corach, esta semana en Letra P. Por jugar para Agustín Rossi en la interna, el titular de Gobierno, Roberto Sukerman, está con un pie y medio afuera y habrá que ver qué ocurre con el ministro de Cultura, Jorge Llonch.

Con el traje de líder absoluto del peronismo recién estrenado, resta saber a quiénes les dará juego Perotti. Ni Sukerman ni su antecesor, Esteban Borgonovo, eran personas de su extrema confianza. ¿Habrá llegado el momento de poner como funcionario político a un perottista de pura cepa? La pregunta, según el propio mandatario, tendrá respuesta antes de fin de año.

 El Mundo Rafaela también mira en detalle las piezas que se mueven y moverán en el arco opositor. El radicalismo se cree líder de la oposición en la provincia y presionará hasta más no poder para la conformación del bendito frente de frentes. Tiene un candidato a gobernador a futuro en la figura de Maximiliano Pullaro, aunque todavía le resta superar algunos obstáculos, internos y externos. Carolina Losada y su mentor, Julián Galdeano, con una posible victoria a la puerta de la esquina, ¿se entregarán al deseo del exministro de Seguridad o pelearán por lo suyo?.

El PRO no puede permitirse no tener candidato a gobernador en 2023. Al terminar tercero en la interna, Federico Angelini verá cómo le crece el fuego amigo y amarillo. La ascendencia del diputado nacional hacia el resto del espacio entrará en conflicto y varias figuras que estaban al lado del camino ahora quieren volver a la ruta.

No obstante, el grueso de ambos partidos, UCR y PRO, está en línea para ampliar las fronteras de Juntos por el Cambio. En ese objetivo, la mira está puesta en el progresismo, especialmente en el intendente de Rosario, Pablo Javkin, y la socialista Clara García. Las dos figuras son tentadas hace rato para sumarse al armado no peronista, pero por el momento resisten con la idea de la tercera vía.

 

No les será fácil. La política también es una cuestión de supervivencia. Partir el escenario en tres favorece al peronismo, que se esforzará por lograr que el socialismo y Javkin no saquen los pies del plato del Frente Progresista. Si García termina tercera cómoda el 14N, ¿tendrá margen para no encomendarse al frente opositor?

 

La Legislatura será una caja de resonancia de los reacomodamientos. En ese ámbito, el PS sorprendió al votarle la Ley de Conectividad a Perotti en lo que sonó como un mensaje a Pullaro y su grupo, pero necesita, por otro lado, que Pablo Farías continúe en la silla de la presidencia. ¿Lo alcanzará con los votos de Pullaro o con los del peronismo?

El domingo próximo se cocina una parte de la torta santafesina. La próxima, intrigante y atractiva por igual, tendrá una cocción en etapas. Algunas porciones, como los cambios de gabinete, serán de rápida resolución. Otros, como el ordenamiento opositor, tendrán varios pasos en el menú.

Por Pablo FORNERO para Letra P

Te puede interesar