Invertir en bitcoin sin comprar Bitcoin: 5 opciones para entrar al negocio del año

60ebf5814898c

El bitcoin, la mayor criptomoneda del mundo, parece estar en todas partes estos días. Como inversión, el alza de este año trajo alegrías a sus adeptos y despertó la curiosidad de los no iniciados.

La forma más fácil de apostar por el bitcoin es, por supuesto, comprarlo. Pero hay muchas razones por las que uno puede no querer tomar una ruta tan directa. Tal vez no sepa nada de bitcoin y quiera invertir pero prefiera la familiaridad de otros tipos de inversión más tradicionales. La buena noticia es que hay más formas que nunca para que los inversores ingresen en bitcoin sin comprar bitcoin.

 ETF (FONDOS COTIZADOS)

Los fondos cotizados (ETF por sus siglas en inglés) que siguen el precio del bitcoin invierten en futuros de bitcoin, que siguen el precio al contado de bitcoin indirectamente mediante el uso de contratos supervisados por la Bolsa de Chicago. Hasta ahora se han lanzado dos: el (BITO) y el (BTF).

Cada uno de ellos cobra US$9,50 por cada US$1.000 que se invierten, e implican involucrarse en el complicado mundo de los futuros, que son herramientas que los operadores utilizan para apostar sobre los movimientos de los precios. Pero estos fondos pueden ser ideales para aquellos que son nuevos en el mundo del bitcoin o para aquellos que esperan consolidar sus participaciones en una cuenta comitente tradicional que no permite la criptomoneda propiamente dicha.

COMPRAR ACCIONES DE UNA EMPRESA RELACIONADA CON EL BITCOIN

Coinbase Global Inc. es un buen ejemplo. Dado que la mayor parte de sus ingresos proviene de las comisiones que cobra a los usuarios por depositar y negociar fondos, la valoración de la bolsa de criptomonedas fluctúa en estrecha correlación con el precio del bitcoin.

Otras empresas públicas que tienen participaciones sustanciales son MicroStrategy Inc, una firma de software empresarial que tenía 114.042 unidades de bitcoin a finales de septiembre; y Galaxy Digital Holdings Ltd., con cientos de millones.

 ETF DE ACCIONES

Por ejemplo, el ETF Bitwise Crypto Industry Innovators (BITQ) cuenta con Galaxy Digital, Coinbase y MicroStrategy como sus mayores participaciones. Cuesta US$8,50 por cada US$1.000 invertidos.

El fondo Amplify Transformational Data Sharing (BLOK) tiene un foco similar, mientras que el ETF Viridi Cleaner Energy Crypto-Mining & Semiconductor (RIGZ) ofrece un giro ESG. Y hay más en camino: la semana pasada, Valkyrie presentó el lanzamiento de un fondo de gestión activa que invertiría en operaciones de minería de bitcoin.

 INVERTIR EN LA TECNOLOGÍA

Bitcoin es una moneda digital: cada unidad es un registro encriptado que se almacena en un libro de contabilidad público llamado blockchain. Al resolver complejos problemas matemáticos para verificar las transacciones de la moneda, los individuos pueden ser "recompensados" con nuevos bitcoin.

Eso abre la puerta a las empresas que minan bitcoin, utilizando potentes ordenadores para crear unidades de la moneda digital desde cero.

Marathon Digital Holdings Inc. y Riot Blockchain Inc. son dos de las mayores firmas del sector. En el sitio web de Marathon, la compañía de Las Vegas afirma que poseer una participación "le ayuda a ganar exposición a bitcoin en su cartera sin tener que lidiar con las complicaciones de poseer el activo directamente." 

FIDEICOMISOS

Antes de que debutaran los ETF basados en futuros, los fideicomisos eran el lugar al que se acudía para obtener exposición a intereses en bitcoin. El más conocido es el Grayscale Bitcoin Trust, lanzado por Grayscale Investments, una empresa estadounidense de inversiones en criptomonedas, en 2013.

Fuente: InfoTechnology

Te puede interesar