Los casos de coronavirus en Europa crecen a ritmo récord, ¿llamado de alerta para América?

SEYQQI66LREG3MYWJEYU2EBSFU

La cuarta ola de coronavirus preocupa a Europa, sobre todo, a menos un mes de la llegada del invierno.

A pesar de que el 65% de la población ya tiene esquema completo de vacunación, actualmente es la región más afectada por la pandemia, tanto en términos de nuevos contagios (230 cada 100.000 habitantes) y muertes (3 cada 100.000 habitantes). En comparación, el continente americano que es la segunda región más afectada -impulsada por las infecciones en los Estados Unidos- reporta de 74,2 casos y 1,3 muertes cada 100.000 habitantes.

Casi la mitad de los países están registrando aumentos de casos por arriba del 10% en la última semana y es la única región del mundo donde se observa un aumento de las muertes (5% en la última semana).

Aunque la situación es particularmente preocupante al Este de Europa, donde las tasas de vacunación son menores, países como Alemania, Países Bajos y el Reino Unido también están viendo un aumento de las infecciones. La región reporto 2.000.000 de nuevos contagios sólo la semana pasada.

Varios factores pueden estar contribuyendo al fenómeno. Por empezar, aunque las vacunas son efectivas contra la variante Delta -que sigue siendo dominante en el mundo-, varios estudios demostraron que la protección tiende a declinar con el tiempo, especialmente contra la infección. Algunos expertos han levantado la barrera necesaria para alcanzar la inmunidad de rebaño (ya sea a través de la vacunación o la exposición a la enfermedad) hasta un impresionante 90% o 95%.

Por otra parte, los Centros para el Control y Prevención de las Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) de los Estados Unidos, señalan que si bien el riesgo es menor, existen casos de reinfección con Delta y que las personas vacunadas pueden transmitir el virus al igual que las personas no vacunadas, aunque la ventana de transmisión es más corta.

Además, el relajamiento de las restricciones durante el verano también contribuyó a potenciar la propagación de una variante que puede ser hasta 60% más transmisible que la cepa original de Wuhan.

Nueva ola de coronavirus en Europa: las duras medidas que vuelven, país por país

Con el aumento de casos, sin embargo, los gobiernos europeos están volviendo a instalar algunas restricciones para frenar la cuarta ola.

Alemania -que ayer volvió a cerrar el día con los nuevos casos superando los 50.000-, planea votar una nueva ley para extender el home office y limitar el acceso a los espacios de trabajo a las personas vacunadas, recuperadas o que tengan un test negativo.

También planea restringir la entrada a lugares públicos (cafés, restaurantes, museos, bares, gimnasios, incluso se evalúa el transporte público) de los no vacunados.

"La cuarta ola está golpeando a nuestro país con toda su fuerza", dijo la canciller alemana, Angela Merkel. "Necesitamos avanzar con urgencia en materia de vacunación".

El gobierno austríaco ordenó un confinamiento para los no vacunados y les prohibió que salgan de sus casas, excepto para trabajar, estudiar, ir al médico o hacer compras esenciales. Aquellos que no lo hagan, así como los locales no esenciales que permitan su ingreso, deberán pagar multas que van desde los 500 hasta los 3000 euros.

Bélgica -uno de los países con mayor incidencia de Europa occidental- reinstaló el home office por lo menos hasta mediado de diciembre, y el uso obligatorio de barbijo en interiores para mayores de 10 años. Irlanda, que tiene al de su población vacunada, está extendiendo el certificado de vacunación a cines y teatros, además de bares y restaurantes.

Los Países Bajos establecieron el cierre adelantado de bares y restaurantes para las 8 de la noche, por tres semanas. Suecia planea aplicar los certificados de vacunación para cualquier evento con más de 100 personas.

El primer ministro británico, Boris Johnson, dijo que no se puede descartar una nueva cuarenta durante el próximo invierno boreal.

La cuarta ola está poniendo a los gobiernos en una situación difícil: por ahora, la mayoría se concentró en reactivar la campaña de vacunación y esperan que el nuevo brote se desacelere antes de que los obligue a imponer medidas más severas, con el consecuente impacto en la economía.

Fuente: Infobae
 

Te puede interesar