Los accionistas de Microsoft se rebelaron contra el directorio y exigieron una investigación tras las denuncias de acoso sexual contra Bill Gates

MFXXRPS6OZHYLNEDQMUYO6VMG4

Microsoft reportó este martes que sus accionistas aprobaron, en contra de la postura de la administración, una propuesta que pedía un informe de la empresa de software sobre la eficacia de sus políticas para combatir el acoso sexual en el lugar de trabajo, luego de las revelaciones sobre la conducta del cofundador Bill Gates y otras denuncias de conductas inapropiadas.

Alrededor del 80% de los votos emitidos en la asamblea anual de la empresa fueron a favor de la elaboración de dicho informe de la firma Arjuna Capital, dijo Microsoft en una presentación. La votación en la junta anual de accionistas fue muy inusual: una aplastante mayoría se “rebeló” contra la postura de las autoridades del directorio. La empresa prometió inmediatamente una mayor transparencia, aunque se abstuvo de decir que revelaría detalles sobre casos individuales o que reabriría investigaciones de denuncias previas.

Arjuna es una firma asesora de inversiones con sede en Boston que suele presentar resoluciones de accionistas para que las empresas introduzcan cambios como la divulgación de más datos sobre la igualdad salarial. Microsoft ya comparte internamente datos anuales sobre el volumen de problemas de acoso sexual que se plantean y los resultados de las investigaciones al respecto. Ahora ha adoptado planes para hacer públicos esos datos.

Según reportó el Financial Times, Arjuna indicó que el departamento de recursos humanos de Microsoft sólo había admitido un reclamo de un total de 238 incluidas en una demanda colectiva por discriminación y acoso en 2012.

“Los informes sobre las relaciones inapropiadas y las insinuaciones sexuales de Bill Gates hacia los empleados de Microsoft no han hecho más que exacerbar las preocupaciones, poniendo en tela de juicio la cultura establecida por la cúpula directiva, así como el papel del consejo de administración a la hora de responsabilizar a los culpables”, destacó la propuesta de los accionistas.

Según la firma ISS, es la primera vez desde el año 2000 que los accionistas votan en contra de la postura oficial de la administración.

“Hay nuevos pasos que vamos a dar y en los que estábamos pensando”, dijo Brad Smith, presidente de Microsoft, tras la votación. “Creo que la resolución, y el diálogo que hemos mantenido, nos ha ayudado a avanzar en nuestra toma de decisiones”. Aunque Smith anunció que la empresa encargaría una revisión independiente sobre los procesos de gestión de denuncias y publicaría los resultados, no se comprometió a adoptar las recomendaciones. También, dijo que Microsoft publicaría detalles sobre su brecha salarial de género a nivel mundial.

En octubre, Microsoft confirmó que los ejecutivos advirtieron en 2008 a Bill Gates que dejara de enviar correos electrónicos inapropiados a una empleada, pero desistieron del asunto cuando éste les dijo que dejaría de hacerlo. En ese entonces, el famoso magnate no negó los intercambios de correos, y los miembros del consejo de administración de Microsoft, que fueron informados de la situación, se negaron a tomar más medidas porque no hubo ninguna interacción física entre Gates y la empleada.

Esta advertencia de 2008 se produjo más de una década antes de que un supuesto comportamiento similar llevara a la compañía a contratar a un bufete de abogados en 2019 para que investigara la carta de una ingeniera que aseguraba haber mantenido una relación de tipo sexual con Gates durante varios años. Esa investigación precedió a la salida de Gates del consejo de administración de Microsoft el año pasado, pero no salió a la luz pública hasta que Bill Gates y Melinda French Gates anunciaran en mayo que habían decidido poner fin a su matrimonio de 27 años. El divorcio finalizó en agosto. Ambos siguen dirigiendo la Fundación Bill y Melinda Gates.

Los últimos acontecimiento son un golpe para la reputación de Microsoft. La votación se produjo en un momento en el que las grandes empresas de fondos de inversión apoyan cada vez más los desafíos de los inversores a las empresas en cuestiones medioambientales, sociales y de gobernanza y en el que los empleados de las grandes empresas tecnológicas organizan huelgas para protestar contra las denuncias de acoso sexual.

El mes pasado, el fabricante de automóviles Tesla Inc. (TSLA.O) dijo que el apoyo a una resolución de los accionistas sobre la forma en que maneja el arbitraje para resolver las quejas de acoso y discriminación en el lugar de trabajo aumentó al 46% de los votos emitidos en su reunión anual, frente al 27% de una propuesta similar en 2020.

Fuente: Infobae

Te puede interesar