Joe Biden inauguró la Cumbre de la Democracia y apuntó a la grieta estadounidense

FAXGA3R7ZVFADJCMO62KQ6Z62M

Llegó el día que Joe Biden esperaba hace "mucho tiempo": la jornada inicial de la Cumbre de la Democracia, que el presidente de Estados Unidos encabeza desde la Casa Blanca.

En su discurso inaugural, Biden alertó que "a la luz de los alarmantes y sostenidos desafíos a los que se enfrenta la democracia, los Derechos Humanos universales, la democracia necesita campeones", alentó.

En la cumbre, que se hace en formato virtual por la pandemia de coronavirus, participa más de un centenar de países con el objetivo de "establecer una agenda para la renovación democrática y encarar las mayores amenazas que enfrentan las naciones".

LA GRIETA, ESTADOUNIDENSE

Y atento a la grieta de su propia población, apuntó que en Estados Unidos la ciudadanía sabe "mejor que nadie" que "renovar la democracia y fortalecer las instituciones democráticas requiere un esfuerzo constante".

Los retos globales actuales "son más complejos que nunca" y citó la insatisfacción ciudadana con los regímenes democráticos, que "no cumplen" con sus necesidades. 

Pidió a los participantes "apoyar los valores" que los unen, como la libertad de expresión, de prensa, de religión o el Estado de Derecho, además de reclamar "protección" para los Derechos Humanos de todas las personas.

"La democracia no es un estado, es una acción", dijo al asegurar que "Estados Unidos va a liderar con su ejemplo" y que su administración "invertirá" en la democracia estadounidense.

DÓLARES PARA LA DEMOCRACIA

Biden anunció la Iniciativa Presidencial para la Renovación Democrática, un conjunto "histórico" de iniciativas políticas del Gobierno estadounidense para "reforzar la democracia y defender los Derechos Humanos a nivel mundial".

Está dotada con 424,4 millones de dólares y se enfoca en cinco pilares: 

 el apoyo a los medios de comunicación libres e independientes

la lucha contra la corrupción

el apoyo a los sectores que pueden reformar la democracia -grupos marginados tradicionalmente, como las mujeres-

el desarrollo de tecnologías que favorezcan la democracia 

la defensa de los procesos políticos y las elecciones justas y libres

Fuente: El Cronista

Te puede interesar