Alejandra Vigo: la esposa de Juan Schiaretti, que empezó como gremialista y tiene una hermana que le tira besitos a CFK

juan-schiaretti-junto-a-su___hxYxmc3Cr_1256x620__2

Alejandra María Vigo es la esposa de Juan Schiaretti, el gobernador de Córdoba. En este mes de diciembre, Vigo asumió como senadora nacional: en el Congreso nacional, la gremialista cordobesa tendrá un rol clave en la relación de la fuerza peronista que comanda su marido con Cristina Kirchner, la titular del Senado.

Schiaretti se convirtió en un referente político de la provincia mediterránea distanciado del kirchnerismo. Y ahora, su esposa (una experimentada dirigente gremial y política) deberá mostrar cuál es la conducta que el bloque denominado "Córdoba Federal" sostiene en el Senado, donde la vicepresidenta ya no cuenta con quórum propio para avanzar con los proyectos de su interés.

Vigo será clave para el quórum junto al rionegrino Alberto Weretilneck y la misionera Magdalena Solari, los únicos legisladores no alineados a ninguno de los dos interbloques mayoritarios.

¿Cuál es la historia política de la esposa de Schiaretti? La ahora senadora por Córdoba se inició en la política de la mano de sus hermanas Élida y Eleonora, las que militaban en el Frente de Izquierda Popular, una fuerza afín al peronismo de los años '70, que lideraba el historiador Jorge Abelardo Ramos. Allí, la rama feminista de esa fuerza crea el Sindicato de Amas de Casa de la República Argentina (SACRA), al que Alejandra Vigo se incorpora luego de un paso militante por la Universidad Nacional de Córdoba. Aún hoy, Vigo sigue ligada al sindicalismo pues es la presidenta de OSSACRA, la obra social del Sindicato de Amas de Casa de Argentina.

Mientras promovía por el país la ley de la jubilación de las amas de casa, conoce a Juan Schiaretti quien ya era diputado nacional.

Pero el lazo de las cinco hermanas Vigo es lo más rico de su historia: Alejandra, Adriana, Lilian, Élida y Eleonora -todas sanjuaninas de nacimiento- se volcaron a la militancia con fervor y en 1986, la mayor de ellas (Lilian) se postula como candidata por el Frente de Izquierda Popular, enfrentándose al Partido Justicialista y a José Manuel de la Sota, quien era entonces postulante por la Democracia Cristiana.

Luego el FIP se integra al peronismo y Alejandra Vigo se suma a esa fuerza, afiliándose al PJ a principios de los '90. Y resulta electa diputada provincial en la misma fecha en que José Manuel de la Sota asume como gobernador de Córdoba. Ese abogado cordobés conformó con el contador público Juan Schiaretti una sociedad política que gobierna Córdoba de 1999 a la fecha, finalizando así una hegemonía política del radicalismo en la provincia mediterránea.

Con el paso de los años, entre las hermanas afloraron las diferencias políticas, como en el año 2008 cuando la Resolución 125 (disputa con el Campo), genera discusión. Sus hermanas Élida y Eleonora se mudan a Misiones donde siguen con la vida política y Élida es electa senadora nacional por el Frente Renovador por la Concordia. Y al llegar al Senado nacional, comparte bloque con Cristina Kirchner, votando a favor de las retenciones.

Alejandra Vigo compartió políticas con su marido. Por eso, más allá de sostener políticas sobre igualdad de género y la promoción social y laboral de las mujeres, fue funcionaria.del Ministerio de Desarrollo Social del primer gobierno de Juan Schiaretti; concejal de la ciudad de Córdoba en 2011 y electa Diputada Nacional junto a Martín Llaryora (actual intendente de Córdoba) y Paulo Cassinerio en 2018.

Siendo diputada nacional, siguió los lineamientos del bloque Córdoba Federal: esto es, "garantizar gobernabilidad" tanto durante la presidencia de Mauricio Macri como en la actual de Alberto Fernández. Desde el kirchnerismo, surgieron voces criticando el supuesto alineamiento de Schiaretti a Macri, quien constituyó en la provincia de Córdoba un verdadero bastión de Cambiemos, distrito clave para la victoria presidencial del año 2015.

En ese rol de diputada nacional, Vigo se abstuvo de votar el aborto legal, que terminó siendo ley en diciembre de 2020. "El Gobierno ha puesto en este debate, ha salido de la cancha y quiere simplemente que las provincias, municipios, hagan lo que puedan como vienen haciendo para enfrentar una cuestión que hay que resolver pero que tiene que estar respaldada por las políticas públicas", se justificó.​

En la elección de este año 2021, Vigo resultó electa senadora nacional. Y el pasado 9 de diciembre, día del juramento en la Cámara alta, fue acompañada por su esposa, el gobernador Schiaretti, y por parte de su familia. Entre ellas, la ex senadora Élida Vigo, quien tras la jura de Alejandra, le tiró besos a la vicepresidenta y se llevó su mano al pecho diciendo "Te quiero". Cristina le devolvió el gesto con una amplia sonrisa.

Ahora, será el turno de la senadora Alejandra Vigo de mostrar cómo el peronismo cordobés se comporta con sus votos en el Senado nacional. El camino al 2023 (fecha de la renovación presidencial) ya tiñe a todos los espacios políticos. Incluido al del gobernador Schiaretti, alejado políticamente del kirchnerismo y de Alberto Fernández, que gobernará por dos años más a Córdoba, distrito donde Juntos por el Cambio realizó este año una gran elección parlamentaria. Las acciones de Vigo en el Senado tendrán, seguramente, alta repercusión en el territorio cordobés, siempre atento a la relación de la provincia mediterránea con el poder central.

Fuente: Clarín

Te puede interesar