Esta firma argentina ayuda a empresas e inversores a hacer rendir sus criptos: gestionan u$s300 M en 150 países

24415_landscape.jpg?7.1

Las crecientes trabas a la compra de moneda extranjera y de transferir fondos a otros países son algunos de los problemas que Miguel Schweizer  detectó para crear –junto a dos amigos– la startup Quantia Capital.

Se trata una plataforma que desarrolla distintos productos de inversión, préstamos y servicio de exchange para que, según indica Schweizer  a iProUP, "cualquier persona con una cuenta bancaria en la Argentina pueda comprar criptomoneda, invertirlas o transferir y recibir con facilidad".

Además, desarrollaron un producto de staking –una suerte de plazo fijo cripto– en el que cualquier persona con criptomonedas puede crearse una cuenta y tener un wallet donde puede enviar Bitcoin, Ethereum y stablecoins y de forma muy sencilla depositar sus criptos.

De esta forma, 24 horas después comienza a generar intereses de forma pasiva. También puede recibir y enviar divisas digitales a cualquier persona en cualquier lugar del mundo.

Respecto al trabajo en la región, Schweizer asegura que "Latinoamérica es una de las regiones más interesantes porque como consecuencia de todos los problemas económicos y financieros se convierte en el ecosistema ideal para que se vayan testeando todas estas tecnologías".

El ejecutivo es consciente de que la situación local  allanó el camino para el desarrollo de plataformas como Quantia y habla sin rodeos a la hora de describir la realidad del país.

"Esto sucede sobre todo en Argentina que es un desastre en todo sentido. Gracias a eso somos pioneros y uno de los países en términos per cápita con mayor nivel de adopción", asegura Schweizer, quien agrega: "No es casualidad que en países como Suiza, que tienen un nivel de estabilidad altísimo, no tengan tanto interés por este tipo de soluciones, porque básicamente no tienen tantos problemas para solucionar".

 Según el directivo, "a partir del último cepo todo el mercado de criptomonedas en la Argentina comenzó a crecer mucho, primero porque se empezaron interesar los ahorristas que querían comprar dólares y ya no podían".

"Después porque empezaron a interesarse las empresas que tampoco podían acceder al tipo de cambio oficial. Más tarde empezaron a poner restricciones al dólar MEP y firmas que habían recibido algún subsidio tampoco podían acceder a ellos. Así, en un punto, toda la gente que quería comprar dólares empezó a venir al mundo cripto para protegerse de la inflación y para que no se le derritan los pesos en la mano".

Respecto de las compañías, asegura que tenían "un montón de Pymes que querían dolarizarse y proteger su poder de compra, y no podían hacerlo por ninguna institución tradicional así que empezaron a venir también para este lado. Lo mismo con empresas que necesitaban hacer transferencias internacionales".

"Así, ya no tenés solamente especuladores que vienen a comprar criptomonedas como alternativa de inversión, sino que también tenés casos de usos reales en economías tan problemáticas como la de Argentina".

Desde la perspectiva de Schweizer, la plataforma apunta a un usuario un poco más sofisticado que ya tiene conocimiento sobre criptomonedas. "Es una compañía 100% cripto, es decir que no toca dinero tradicional. Entonces, el usuario que llega a Quantia ya tiene criptomonedas y quiere invertir y generar tasa con ellas. Es alguien que no puede estar todo el tiempo operando sólo".

Además, agrega: "Desde que arrancamos, el ticket mínimo para abrir una cuenta era 50.000 USDT o el equivalente en bitcoin. Hoy en día es de 10.000 USDT o el equivalente en Bitcoin".

"Por ende, no es un perfil recontra retail como la mayoría de las plataformas, donde el promedio transaccionado es muchísimo más bajo, de unos mil dólares por usuario. Acá, el tamaño de cuenta promedio está arriba de los 100.000 dólares. Lo mismo sucede al analizar el promedio de edad de Quantia, que está arriba de los 40 o 45 años", completa.

Respecto al modelo de negocios de Quantia, Schweizer asegura que no cobran comisión ni por apertura, mantenimiento o cierre de cuenta.

"Tampoco le cobramos comisión a los usuarios que hacen staking en la plataforma. El revenue proviene del spread de tasas. Los intereses que reciben los usuarios que holdean provienen de intereses que pagan los tomadores que colaterizan bitcoins para hacerse de stablecoins. Al igual que un banco, tenes una tasa activa y una pasiva, y la diferencia entre ellas es el revenue", remarca.

Hoy, Quantia opera en más de 150 países, gestiona más de u$s300 millones en activos, casi toda la experiencia del usuario es prácticamente automática, ya que casi no hay interacción humana en el medio. Todo inició con un capital propio de unos 50 mil dólares.

"Por suerte, el revenue que fue generando la compañía nos permitió crecer de forma 100% orgánica, no realizamos ninguna ronda de inversión. Actualmente, todos los socios somos socios fundadores y no nos licuamos para nada", asegura.

Sin embargo, asegura que "descartan hacer alguna ronda para acelerar la expansión, pero por el momento no es prioridad, ya que la compañía es super rentable".

Fuente: iProup

Te puede interesar