Joe Biden dijo estar “entusiasmado” con los resultados de la píldora anti COVID-19 publicados por Pfizer

E2BVL6YNHRHIDKAB5MVFUPDXRM

“Estoy entusiasmado con los prometedores datos publicados hoy por Pfizer”, expresó el martes el presidente de EEUU, Joe Biden, en un comunicado de la Casa Blanca.

El mandatario aseguró que se trata de “otra herramienta potencialmente poderosa en nuestra lucha contra el virus, incluso contra la variante Ómicron”.

Pfizer anunció que el análisis final de su píldora seguía mostrando una eficacia cercana al 90% en la prevención de hospitalizaciones y muertes en pacientes de alto riesgo, y que los datos de laboratorio recientes sugieren que, en efecto, el fármaco conserva su eficacia contra la variante del coronavirus Ómicron.

“Aún quedan varios pasos antes de que la píldora de Pfizer esté disponible, incluida la autorización de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés)”, advirtió Biden. La compañía estadounidense solicitó al organismo su autorización de emergencia un mes atrás, semanas después de que hiciera lo mismo el laboratorio Merck, que también posee un tratamiento similar.

“Para asegurarnos de que estamos listos, mi administración ya ha realizado un pedido estas píldoras para tratar a 10 millones de estadounidenses”, confirmó el presidente sobre un anuncio que había hecho el 18 de noviembre pasado, al conocerse los primeros resultados del tratamiento de Pfizer. La compra le costará al Gobierno unos 5.290 millones de dólares.

El gobierno “hace lo necesario para asegurarse de que esos tratamientos sean fácilmente accesibles y gratuitos”, dijo entonces Biden.

El comunicado de la Casa Blanca de este martes afirma que las vacunas y su refuerzo siguen siendo las herramientas más importantes para salvar vidas, pero “una vez que las píldoras estén ampliamente disponibles, será un importante paso adelante en nuestro camino para salir de la pandemia”.

“La combinación de vacunas, refuerzos, tests y píldoras para aquellos que se enfermen ayudará a reducir el impacto del COVID-19 en nuestras vidas y nuestra economía”, concluye el texto.

El mes pasado, Pfizer había afirmado que su medicamento oral tenía una eficacia de alrededor del 89% en la prevención de hospitalizaciones o muertes en comparación con un placebo, según los resultados provisionales obtenidos en unos 2.200 voluntarios.

En el ensayo no murió ninguna de las que recibió el tratamiento de Pfizer, en comparación con los 12 decesos que se produjeron entre los que recibieron el placebo.

Las píldoras de Pfizer se toman junto con el antiguo antiviral ritonavir cada 12 horas durante cinco días a partir del inicio de los síntomas. Si se autoriza, el tratamiento se venderá como Paxlovid.

Pfizer también ha dado a conocer los datos iniciales de un segundo ensayo clínico que muestra que el tratamiento redujo las hospitalizaciones en un 70% aproximadamente en unos 600 adultos de riesgo estándar.

“Es un resultado sorprendente”, dijo en una entrevista el director científico de Pfizer, Mikael Dolsten.

“Estamos hablando de un número asombroso de vidas salvadas y de hospitalizaciones que se han evitado. Y, por supuesto, si se implementa esto rápidamente después de la infección, es probable que reduzcamos la transmisión de forma drástica”, señaló.

Dolsten dijo que espera que la Administración de Alimentos y Medicamentos de EEUU (FDA) y otros organismos reguladores autoricen pronto su uso en personas de alto riesgo.

“Estamos en negociaciones reguladoras muy avanzadas tanto con Europa como con el Reino Unido, y tenemos conversaciones con la mayoría de las principales agencias reguladoras a nivel mundial”, afirmó Dolsten.

Actualmente no hay ningún tratamiento antiviral oral para el COVID-9 autorizado en Estados Unidos. La empresa ha dicho que puede tener 180.000 tratamientos listos para enviar este año y planea producir al menos 80 millones más en 2022.

Fuente: Infobae

Te puede interesar