Joe Biden y la kirchnerización de los Estados Unidos

Kirchnerizacion

Cristina Fernández de Kirchner la festejó en las redes sociales. Y no es para menos. Que la vocera del presidente Joe Biden diga semejante estupidez es como para celebrarlo. Que el país que ha sido ejemplo del capitalismo liberal en el mundo (que en la práctica ya no lo es) justifique la inflación con la excusa de que los precios suben por la “codicia” de los empresarios, al kirchnerismo le viene como anillo al dedo. Se trata de una pesadilla para el mundo. Una especie de kirchnerización de los Estados Unidos.

Aunque la cifra es menor al delirio argentino, la inflación en el gigante del Norte es alarmante. El interanual del mes pasado arrojó un 6,8 %, que se traduce en la inflación más alta de los últimos 39 años. Si algo enseña la irresponsabilidad fiscal y monetaria es que, además de tener las mismas causas en todo el mundo, la inflación parece tener las mismas justificaciones populistas en los distintos países del mundo.

Con la impunidad de una Gabriela Cerruti cualquiera, Jen Psaki, vocera presidencial norteamericana, dijo que el presidente de los Estados Unidos tiene la misma impresión que los ciudadanos de su país. Es decir, que el incremento en el precio de la carne se debe a “los conglomerados cárnicos”. Su comentario no tardó en llegar al Twitter de Cristina Kirchner:

“Escuchala atentamente. No es argentina y mucho menos peronista. Es la vocera del Gobierno de los EE.UU. explicando la razón del aumento de los precios, en especial de la carne, que también sufren los consumidores estadounidenses. “La codicia de los conglomerados cárnicos”, citó la vicepresidente argentina.

Que los Estados Unidos estén atravesando por semejante decadencia debería ser un fuerte llamado de atención. Ningún país tiene el futuro garantizado y, como los lugares más insólitos pueden convertirse en potencia, los gigantes más incuestionables pueden caerse a pedazos.

Argentina, para 1895, tenía el PBI per cápita más alto del mundo. Sí, por encima de los Estados Unidos. Por esos días, a un inmigrante europeo le daba exactamente lo mismo arribar a Buenos Aires que a Nueva York. El Siglo XX dejó en evidencia que las malas ideas en lo político y lo económico pueden convertir en pasado toda la gloria de una potencia incuestionable. Si el Partido Demócrata insiste en la dirección en la que se encuentra, los Estados Unidos pueden llegar a tener “futuro argentino” sin ningún inconveniente.

Fuente: Panam Post

Te puede interesar