Máxima paliza al kirchnerismo

POLÍTICA Por Diego BUTELER
3MXLIWH7GVAZTHBWHBZLH5YNRQ

Sin duda alguna, cuando Máximo Kirchner terminó de decir su incendiario discurso, ya se advirtió lo que el mismo generó en casi todos los sectores políticos que en ese momento estaban presentes, inclusive los de su propio partido.

Las caras de sus propios compañeros de bancada ya reflejaban el destino de la sesión y casi que no hacía falta que Ritondo anunciara el repudio a sus dichos y que ese era el factor que los llevó a dejar al oficialismo sin presupuesto y propinarle una paliza inesperada que seguramente va a tener repercusión a  la hora de tener que negociar con el FMI.

MÁXIMO DIJO

QUÉ DIJO MÁXIMO KIRCHNER
“Me llama poderosamente la atención el comportamiento que están teniendo ante una situación gravísima que dejaron cuando endeudaron a este país en 44 mil millones de dólares”, comenzó diciendo Máximo Kirchner.

“Yo los escuché, aprendan a escuchar”, reclamó. Y agregó: “Teniendo en cuenta la presencia de tan distinguidas personas que ocuparon tan altos cargos en nuestro país producto del voto, claro que leemos los resultados de las urnas”.

“Esta es una elección intermedia. La del 2019 definió quién gobierna la Argentina. Entonces lo que uno quiere es que podamos votar ese pedido que recibimos de nuestro presidente”, sostuvo en referencia al proyecto del Presupuesto.

“Un presidente que se compromete a mandar esto al Congreso, como será cuando salga el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional. Ojalá hubiera sido en el pasado tan meticulosa y aguda la mirada de quienes son hoy oposición para pedir que tamaño endeudamiento pasara por el Congreso para cuidar nuestra democracia”, sumó.

Y para poner más leña al fuego dijo: “Quizás fue la cobardía también, de no poder mandar ese proyecto acá. Votemos por sí o por no y terminemos el show por favor”.

Te puede interesar