Muerte de John F. Kennedy: Biden desclasifica nuevos documentos

61bb21ac90377
En esta fotografía de 2013, un agente muestra una fotografía de la investigación del asesinato de John F. Kennedy en el lugar de los hechos AFP

La publicación de un nuevo paquete de 1.500 documentos relacionados con la investigación del asesinato del presidente John F. Kennedy -mientras ejercía el cargo en 1963- ha aportado poca luz sobre el caso. Se espera que el gobierno facilite nuevos archivos a inicios de año.

 
Biden lo prometió: la divulgación de informes secretos, memorandos internos y otros documentos cumple con la promesa hecha en octubre por el presidente Joe Biden de acuerdo con un estatuto federal, que exige la divulgación de los registros en poder del gobierno.

Pese a que los registros desclasificados no aportaron nuevas revelaciones radicales sobre el asesinato de Kennedy en Dallas a manos del pistolero Lee Harvey Oswald, el último tramo de documentos fue aire fresco para los escépticos. Algunos historiadores han puesto en duda que en el apogeo de la Guerra Fría, un joven con un rifle fuera el único responsable del asesinato del presidente de Estados Unidos.

Lee Harvey Oswald
El asesino había contactado con miembros de las embajadas de Cuba y la Unión Soviética en México
Entre los 1.500 archivos se incluyen estudios sobre la relación del asesino con las embajadas de Cuba y la Unión Soviética en México, así como memorandos de discusión sobre la implicación de Cuba en el crimen. Meses antes de abrir fuego, Oswald pidió visados para viajar a ambas naciones, entonces enfrentadas a Estados Unidos en la Guerra Fría. 

Otro documento, con fecha el día después del asesinato de Kennedy, revela que según una llamada telefónica interceptada en la Ciudad de México, Oswald se comunicó con un oficial identificado del KGB -la inteligencia soviética- mientras estaba en la embajada de la URSS. Después de la muerte de Kennedy, las autoridades mexicanas arrestaron a una empleada de la embajada cubana con quien el asesino se había comunicado, que declaró que Oswald había "profesado ser comunista y admirador de Castro".

Los documentos de la CIA también revelan un posible complot americano para asesinar al entonces líder cubano, Fidel Castro. La Comisión Warren, encargada de investigar el crimen en 1964, concluyó que Oswald había sido el único involucrado en los hechos, una versión muy cuestionada que los Estados Unidos sostienen desde entonces. 

Fuente: La Vanguardia

Te puede interesar