Cuál es "el país del año" según The Economist y por qué: la importancia de funcionarios "competentes"

italiajpg

Esta semana el semanario The Economist publicó su argumentación para elegir al "país del año" basándose en su nivel de progreso anual en materia económica, política, social y de derechos humanos: pese a que la competencia fue ajustada, fue Italia el país que ganó este 2021 el título que otorga la prestigiosa publicación todos los años.

¿Por qué? Definitivamente "no por sus logros deportivos o musicales", como remarca The Economist en referencia a la Eurocopa que los italianos se llevaron a su casa este año y al triunfo de la banda Måneskin en Eurovisión, sino por la conducción de Mario Draghi como primer ministro de la nación, catalogado por el semanario como "competente e internacionalmente respetado".

Oportunidad única: Italia busca profesionales argentinos y ofrece sueldos de, al menos, 6000 euros al mes

La desgracia argentina: hace 5 años éramos número 1 y hoy estamos al fondo de la tabla

"Este año, Italia cambió", asegura el artículo, y se justifica: "Por una vez, una amplia mayoría de sus políticos enterró sus diferencias para respaldar un programa de reformas profundas que debería significar que Italia obtenga los fondos a los que tiene derecho en virtud del plan de recuperación pospandémico de la UE", destacan, remarcando la vocación al diálogo de la política italiana.

 "The Economist ha criticado a menudo a Italia por elegir líderes, como Silvio Berlusconi, que podrían haber seguido útilmente la advertencia de la canción ganadora de Eurovisión de 'callarse y comportarse'. Debido a la debilidad de la gobernanza, los italianos eran más pobres en 2019 que en 2000", agrega la nota para contrastar la mejora que vivió Italia durante el 2021 luego del duro golpe de la pandemia a su sistema de salud y economía.

Además, la revista destaca que la tasa de vacunación contra el covid-19 de la nación "es una de las más altas de Europa" y que su economía se recupera aún más rápido que la alemana o la francesa.

Sin embargo, pese a este "desacostumbrado estallido de sensatez en la gobernanza" de Italia, The Economist advierte que existe el peligro de que este contexto se revierta ya que Draghi -actual primer ministro- apunta a la presidencia, "un trabajo más ceremonial", por lo que puede ser sucedido por alguien menos competente.

"Pero es difícil negar que la Italia de hoy es un lugar mejor que la de diciembre del 2020. Por eso, es nuestro país del año. ¡Auguroni!", concluye animadamente la nota.

Los pobres de Italia sienten más los costos de la energía

EN QUÉ OTROS PAÍSES PENSÓ THE ECONOMIST

Antes de postular al ganador, The Economist resaltó el avance de cuatro naciones en particular que estuvieron cerca de ganar el título del año en 2021, sumándose a países como Colombia, ganador del 2016 gracias a los avances en la paz con el narcotráfico o Uruguay, laureado del 2013 por la "humildad" de José "Pepe" Mujica.

Para el "País del año 2021", se enfrentaron a Italia Samoa, Modavia, Zambia y Lituania, países en los que el semanario de tinte liberal observó fuertes avances en los últimos 12 meses.

The Economist destacó a Samoa por sacar del poder al partido gobernante hace 23 años, con el ex primer ministro Tuila'epa Sailele Malielegaoi -quién se consideraba un elegido de Dios- al frente, resolviendo la crisis institucional en la que la gestión se encontraba envuelta: Fiame Naomi Mata'afa asumió así el poder, siendo la primera mujer en hacerlo en el país.

Moldavia, por su parte, comenzó a revertir su manchado nombre como centro de lavado de dinero internacional al elegir a Maia Sandu como presidenta a fines del 2020: con una extensa carrera política por detrás, Sandu centró sus esfuerzo en avanzar contra la corrupción.

La opinión demoledora de The Economist sobre Argentina: "Es por el propio Gobierno que la inflación es tan alta"

Por su parte, Zambia recuperó su democracia con la elección de Hakainde Hichilema como presidente, quién ganó con el 59% de los votos, un número tan amplio que no permitió que el fraude del gobierno volteara la elección. En su primer año frente a Zambia Hichilema llegó a un acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI), comenzó a investigar la corrupción del Estado y ha recortado fuertes subsidios que The Economist ya no consideraba viables.

Finalmente, Lituania compitió fuertemente con Italia como uno de los países que más avanzaron en el 2021: The Economist destacó el enfrentamiento que este pequeño país que en su momento formó parte de la Unión Soviética sostuvo con China al permitir a Taiwán la apertura de una embajada en Vilnius, su capital.

También le dio asilo a exiliados de países como Bielorrusia y Rusia, incluyendo a Svetlana Tikhanovskaya, quién "probablemente" haya ganado las elección bielorrusas pese a que el gobierno autoritario de Alexander Lukashenko no lo asume.

Fuente: El Cronista

Te puede interesar