La crisis de Juntos que puede provocar la ruptura del espacio

28-MEV-HRL

"Ya está, ni Juntos ni Cambiemos... Dejémonos de hipocresías. Llamémosnos "sigamos como estamos y listo", disparó furioso uno de los legisladores más cercanos a María Eugenia Vidal, que no votará la modificación a la ley 14836 o, en su defecto, a su decreto reglamentario de 2019, en la que pueden habilitarse rehabilitaciones indefinidas o "permanentes", como sentenció. 

"No me quiero pelear con nadie... Pero esto es un escándalo. Los mismos intendentes nuestros que votaron con sus legisladores hace cinco años una cosa ahora piden otra totalmente diferente. Se fueron concejales, diputados y senadores provinciales, pero ellos quieren estar siempre...", remarcó en una charla con MDZ uno de los que hoy participa de las negociaciones dentro de su propio bloque y con la oposición.

"Al final vamos a quedar de un lado con Sergio Massa, la izquierda, la ultraderecha y nosotros, y la vieja política del otro. Que se jodan", decía sin parar y sin tomar nota que el actual presidente de la Cámara de Diputados de la Nación, para muchos, también forma parte del pasado más que del futuro, según la observación de todas las encuestas de opinión pública.

A pesar de su estado de ánimo, aún ni él ni ninguno de sus pares legisladores pueden saber cómo terminará y qué proyecto se votará. "El tema es que Martiniano Molina, que antes votaba no, ahora parece que votará sí o podrá ausentarse porque no se vacunó. Está todo muy finito". Lo mismo reconocen Joaquín De la Torre y Juan Pablo Allan, los senadores que impulsaron la modificación del artículo 7 del decreto reglamentario que permitió que una veintena de intendentes se hayan ido de sus municipios antes de finalizar la primera mitad de su segundo mandato para volver a presentarse en 2023.

"Olvidate. Esto termina bien. No habrá más reelecciones indefinidas y se tomará como primer mandato el 2019. Se modifica el decreto de Vidal, pero se aclara que no hay más de una reelección posible. Quien quiera ser reelecto sabe que en 2027 se tendrá que ir en dos años", le dijeron a MDZ dos de los máximos operadores de toda la jornada, en la que también se debatirán los cargos para el Banco Provincia, pero no la designación de Federico Thea en el Tribunal de Cuentas provincial. Esto pasará para el año próximo.

También hoy se debatirá el presupuesto general de gastos de 2022, que incluye aumentos del 35% para los impuestos urbano y rural, la autorización de continuar con el déficit de U$s 11.000 millones de dólares y un fondo especial para los municipios de $25.000 millones de pesos que deberán ejecutarse en obras de infraestructura.

Como había anticipado MDZ, los que rechazaban el proyecto necesitaban 31 votos para impedir su tratamiento. Hoy reúnen 30 o 29, tal cual confirmó un especialista en conteo legislativo.

"Este no es un debate más. Este es un debate en el que se define si queremos una democracia con alternancia, o no. Con personas que pueden ejercer el poder por más de 20 años, o no. Con auténtica capacidad de elegir frente a aparatos municipales, o no. En una democracia que nos incluya a todos no puede haber espacio para privilegios" escribió hoy Vidal en el Diario La Nación en una carta pública.

Lamentablemente para la exgobernadora, ella es parte fundamental del problema actual, por dos razones. La primera fue por la manera en que quedó redactada la reglamentación de la ley 14836, que "abrió la puerta" para las reelecciones indefinidas con solo tomar licencia antes de la mitad del segundo mandato.

La segunda, y quizás más importante, que ella era la única conducción reconocida en la provincia de Buenos Aires por toda la dirigencia del PRO, incluida los intendentes, quienes si bien empezaron a discutir algunas de sus actitudes, cuando volvieron a reclamarle que se presente en 2021, se dieron cuenta que ella había dejado de ser "orgullosamente bonaerense” y se presentó en la Ciudad de Buenos Aires.

"La verdad es que todo esto es una cag... no sabemos qué hacer, pero quedarnos en un espacio que prefiere mantener todo como está y no cambiar cuando ese fue nuestro compromiso y por el que nos votó la sociedad es algo que discutiremos a partir de mañana", le dijo otra fuente a este periodista cuando se le consultó sobre una posible ruptura del bloque opositor en la Cámara Baja.

La ley 14836 fue rebautizada en el grupo de Whatsapp de los intendentes de todos los partidos como "la ley Zamora". Según creen varios jefes comunales, Sergio Massa impulsó esta ley para "jubilar" a varios, entre ellos al propio Julio Zamora, intendente Tigre, con el que se había peleado apenas terminó la elección de 2015. Habladurías de gente que no se quiere demasiado.

Fuente: MDZ

Te puede interesar