El Gobierno no puede controlar la inflación: así es la ola de aumentos en el arranque del añ

ECONOMÍA Por Claudio Zlotnik para Iprofesional
513443.jpg?7.2

El director de una cadena de supermercados líder que el miércoles por la tarde se reunió con Roberto Feletti para dar garantías del cumplimeinto de la nueva versión del programa "Precios Cuidados" le costaba asimilar la cantidad de correos electrónicos que habían entrado a su casilla con el título "nueva lista de precios" durante el rato que duró ese encuentro con el secretario de Comercio.

Se trataba de reenvíos que le hacían llegar su equipo de parte de empresas proveedoras de alimentos. Todos los mensajes con fuertes incrementos, bien por encima del 2% que acababan de charlar con el secretario respecto de "Precios Cuidados".

Uno de los mensajes le llamó la atención. Provenía de la empresa Agro Aceitunera (ex Nucete), cuyo accionista es el jefe de Gabinete, Juan Manzur. La empresa, vía mail, anunciaba un incremento de 20% promedio en sus productos. Diez veces lo sugerido en "Precios Cuidados".

El problema inflacionario excede al jefe de ministros; está claro. Y si bien ninguna empresa incrementó sus precios en esa misma proporción, en el inicio del año, lo cierto es que los aumentos anunciados en las últimas horas exceden lo deseado por el Gobierno. Y prometen un enero caliente en materia de inflación, y ya no solamente en cuestión de temperatura ambiental.

Las subas se dieron en gran parte de los denominados productos "de almacén". La mayoría de ellos integrantes de la canasta básica alimentaria. Desde fideos, aceites, harina, azúcar, yerba hasta aderezos, pan industrializado, bebidas gaseosas, lácteos, y también golosinas y las mencionadas aceitunas.

Los aumentos en estos primeros días del año arrancaron en el 5% y se extendieron hasta el mencionado 20%.Queda claro que, otra vez, las empresas de la alimentación pueden acordar una canasta de 1.300 productos con Comercio, con mínimos ajustes, pero aplican fuertes retoques en los productos con precios "libres".

No es un problema de la secretaría de Comercio: la Argentina tiene una dinámica inflacionaria muy grave -ayer mismo se conoció que la inflación del año pasado trepó al 50,9%- en la cual Feletti puede hacer un aporte con el armado de una canasta básica.

El movimiento de los precios depende de la política económica integral que aplica el ministro Martín Guzmán. Y de lo que sucede a nivel internacional, donde se detecta un fuerte presión en los precios de las materias primas y en los costos de la logística, que provoca una ola inflacionaria en distintos países estables, empezando por los Estados Unidos, y también en otros como Brasil.

Argentina, claro está, le da su propia impronta a un escenario que, a nivel global, luce preocupante. Mucho más en este país, donde todavía está pendiente un acuerdo con el FMI para despejar incertidumbre sobre la deuda, y con un Banco Central que está muy débil con sus reservas.

Los precios que más subieron en la primera quincena
La industria de panificados es de la que más aumentó: Bimbo lo hizo en un 15% mientras que Fargo lo hizo en un 12%.

En aquel rango del 15% se sumaron los productos de Unilever (tiene, entre otras, las marcas Hellmann's, Cica y Fanacoa).

Molinos, la líder en la fabricación de alimentos y una de las que más productos aporta a Precios Cuidados, dispuso de incrementos de hasta 10,1% (en el caso de algunas harinas y fideos marca Favorita). En otros fideos, los incrementos llegan al 5% (marca Luchetti y la mayoría de las variedades de Matarazzo y de Don Vicente).

También alcanzan al 5% las subas en aceites. Para el arroz, las subas alcanzan al 4%.

Arcor marcó aumentos de hasta 6% para algunos productos de su lista (atún y mermeladas, por ejemplo).

En el caso de los lácteos, Vacalin retocó sus precios un 10% mientras que Milkaut lo hizo en un 5%.

En el caso de los quesos de distintas marcas, las subas rondaron el 8%.

Roberto Feletti, secretario de Comercio, suele aclarar que los productos frescos se mueven con una dinámica distinta a los productos que mayoritariamente integran Precios Cuidados. Por eso se está diseñando un plan especial para el caso de los lácteos, tal como ya existe para el mercado de los aceites.

Estos aumentos, anunciados en las últimas horas, le pondrán más presión a la inflación de los alimentos.

El año pasado, el rubro Alimentos y Bebidas registró un aumento de 50,3%, seis décimas por debajo del nivel general.

La consultora LCG, que dirige el economista Guido Lorenzo, mide la evolución de los precios "online". Para la primera semana del año le dio una inflación de los alimentos del 1,2%, mientras que en la segunda semana habría dado entre 0,8% y 0,9%, según comentó Lorenzo a iProfesional.

El relevamiento de expectativas de mercado elaborado por el Banco Central prevé una suba del IPC del 3,7% para enero, en línea con lo ocurrido durante diciembre.

La idea del Gobierno pasa por "alinear" expectativas con los empresarios. Por eso mismo Martín Guzmán mantuvo un par de encuentros con los CEOs de las compañías de la alimentación. Y, ayer mismo, Alberto Fernández encabezó un encuentro en Olivos para el relanzamiento de Precios Cuidados.

Sin embargo, todos descuentan que de acá a las próximas semanas será clave que el Gobierno llegue a un acuerdo con el Fondo Monetario, de manera de anclar las expectativas sobre el tipo de cambio.

 

En las últimas reuniones con empresarios, los funcionarios se llevaron la impresión de que los ejecutivos no pueden comprometerse a un sendero de precios si el Gobierno no lleva adelante el compromiso con el FMI y asegura un determinado nivel de reservas, que le ponga freno a la expectativa de devaluación.

Te puede interesar