Fractura expuesta: La Cámpora le vació un acto al Presidente en La Plata

POLÍTICA Por José Maldonado
1645663990462

“Estoy muy feliz de estar acá, pero me va a hacer más feliz que estemos todos unidos, cuando no falte ninguno”.

La frase con la que Alberto Fernández arrancó este miércoles su discurso en La Plata resonó fuerte en el patio central del Rectorado de la Universidad Nacional de La Plata (UNLP). El Presidente hablaba a un público de dirigentes del PJ local y referentes estudiantiles peronistas y decidió no esquivar lo evidente: la notoria ausencia de La Cámpora, la agrupación de Máximo Kirchner, que decidió vaciar el acto en la universidad, al que no envió ni siquiera a las segundas líneas.

La ausencia de camporistas terminó convirtiéndose en el dato político central del evento motorizado por la diputada nacional albertista Victoria Tolosa Paz para entronizar, como brazo oficial del PJ universitario en la UNLP, a una agrupación donde conviven dirigentes de su riñón y otras de las numerosas tribus del peronismo platense, todas con un elemento en común: el enfrentamiento con La Cámpora.

La orga bendecida por el Presidente es la Juventud Universitaria Peronista (JUP) La Plata, un sello con historia en la rosca universitaria que ahora fue normalizado y designó nuevas autoridades: dirigentes estudiantiles cercanos a Tolosa Paz y a Guillermo Cara, un concejal kirchnerista platense peleado con la agrupación que lidera el hijo de la vicepresidenta.

Con el aval de su conductor, ninguno de los referentes de peso de La Cámpora se mostró en el patio central del Rectorado. La ausencia se hizo notar: en las primeras filas estuvieron, además de Tolosa Paz, legisladores provinciales de La Plata como Omar Plaini y otros que responden a los exintendentes Julio Alak y Pablo Bruera, pero no hubo una sola cara camporista. Acaso el faltazo más notorio haya sido el de Florencia Saintout, exdecana de Periodismo y flamante titular del Instituto Cultural. Ni siquiera fue su alfil Ariel Archanco, ungido como virtual presidente del PJ platense en una lista de unidad cerrada con fórceps.

La fractura en el Frente de Todos (FdT) quedó, así, expuesta a cielo abierto en la capital de Buenos Aires. A días del arranque en el Congreso del debate por el proyecto de aval al acuerdo con el FMI que disparó la renuncia de Kirchner a la jefatura del bloque oficialista de la Cámara de Diputados, lo que iba a ser un simple acto de política universitaria se convirtió en un reflejo de las tensiones internas y mostró otra foto de la penúltima rajadura de Todos.

Para no esquivar lo inocultable, el Presidente hizo referencias constantes a la necesidad de la unidad. En su discurso, le pidió a la militancia peronista “entender” que “divididos somos muy débiles y unidos somos muy fuertes”, dijo. 

“Había que unir a todo el peronismo y a todas las fuerzas universitarias del peronismo para que tuvieran fuerza y volvieran a dar una generación como aquellas que la JUP le dio a la Argentina”, remarcó. “Ahora tienen que lograr la unidad de todos y tienen que volcar a la JUP a militar en todas las facultades”, arengó.

Fernández sabía que en esa unidad que mencionaba faltaba un actor clave. Lo supo cuando, por la tarde, le acercaron un breve mapeo de las agrupaciones que iban a ser parte del acto. Y se lo preguntó directamente a los chicos y chicas de la nueva conducción de la JUP en un encuentro a puertas cerradas que mantuvo antes del inicio del evento. “¿Esta es la remera de la unidad?”, inquirió el Presidente a los dirigentes estudiantiles, señalando con su dedo índice el logo estampado de la agrupación en las camisetas azules. Hubo un silencio tenso que rompió Tolosa Paz. “Sí, claro”, respondió, apurada, según pudo reconstruir Letra P.

 Antes de salir a escena, Fernández mantuvo un breve encuentro con el presidente de la UNLP, Fernando Tauber, que no fue parte del acto. A un mes de la Asamblea Universitaria, el rector hizo lo posible para no aparecer en una foto con un sector del peronismo que disputa una interna caliente.

En el cierre, en medio del ruidoso despliegue de bombos y cantitos de las agrupaciones estudiantiles, un referente del sector de Tolosa Paz hacía una evaluación “en caliente”. “Para nosotros fue un acto muy emotivo, por la historia de la JUP. Alberto nos encomendó trabajar por la unidad del peronismo. Hay que fortalecer el Frente de Todos”, argumentaba. “¿Los ausentes del acto de hoy? Y bueno, hay que seguir trabajando por la unidad”.

Fuente: letrap.com.ar

Te puede interesar