Macri volvió a criticar al Gobierno por la guerra en ucrania

HBNBPLZKTRHNJI6WOTMU5XRZGQ

Mauricio Macri volvió a cuestionar la postura del Gobierno frente a la invasión de Rusia en territorio de Ucrania. En un breve comunicado, difundido a través de las redes, señaló que el presidente Alberto Fernández “eludió expresar una condena rotunda” y pidió que Argentina acompañe “las sanciones internacionales” Vladimir Putin.

 
En su texto, el ex mandatario sostuvo que el comunicado oficial de la Cancillería sobre el conflicto bélico “se escabulló en jerga diplomática para evitar cuidadosamente hablar de invasión, de guerra, de ofensiva rusa y de la violación de la soberanía territorial de Ucrania”.

“Esta actitud oficial nos avergüenza a gran parte de los argentinos que vemos las terribles imágenes de la invasión iniciada por Putin, filmadas por los propios civiles indefensos”, aseguró Macri.

 
El pasado jueves, el referente del PRO y de Juntos por el Cambio ya se había pronunciado sobre la invasión y había condenado la agresión rusa. “El mundo ingresa en una etapa sombría de consecuencias imprevisibles”, destacó en aquel momento.

Durante la mañana de este domingo fue más allá al puntualizar la “falta de valentía, de solidaridad y de humanidad” del gobierno del Frente de Todos. En esta línea, agregó: “El Presidente y todo el Poder Ejecutivo deberían condenar a Rusia, hablar de invasión, acompañar las sanciones internacionales y anular de inmediato los convenios militares que firmó con Putin. Nada de eso parece que hará este gobierno”.

A finales de la semana pasada, y a través de la portavoz presidencial, Gabriela Cerruti, el Gobierno oficializó su posición ante el conflicto. A diferencia del primer pronunciamiento sobre la invasión, esta vez se instó a Putin a cesar con sus acciones militares.

 
Así, y ante el inicio de los bombardeos rusos en distintos puntos de Ucrania, el Gobierno argentino reafirmó que “las soluciones justas y duraderas sólo se alcanzan por medio del diálogo y compromisos mutuos que aseguren la esencial convivencia pacífica”.

Cerruti leyó el comunicado en la tradicional conferencia de prensa de los días jueves y dijo que la Argentina “reitera su firme rechazo al uso de la fuerza armada y llama a Rusia a cesar las acciones militares en Ucrania”. Asimismo, completó al mencionar que el Gobierno “reafirma su compromiso y confianza en que puedan activarse para ello todos los mecanismos de la comunidad internacional, con activa participación de las Naciones Unidas”.

En cuanto a las sanciones, además de excluir a una serie de bancos rusos aún no identificados del SWIFT, el sistema de mensajes para operaciones interbancarias internacionales, verdadera columna operativa del sistema financiero global, EEUU, la Unión Europea y otros países occidentales acordaron impedir que el Banco Central de Rusia pueda usar sus reservas para sostener el rublo frente a las reacciones adversas en su propio mercado y en mercados del exterior.

 
La expectativa es que esto produzca el lunes una “caída libre” de la moneda rusa, amplificando los efectos disruptivos de la exclusión del SWIFT y generando un fuerte impulso inflacionario al interior de Rusia, que podría socavar la posición interna de Vladimir Putin.

La decisión se adoptó el sábado: en un comunicado conjunto EEUU, el Reino Unido, Canadá, Francia, Alemania, Italia y la Comisión Europea precisaron que las sanciones también impedirían que el Banco Central ruso use sus reservas para socavar la efectividad de las sanciones financieras.

En los últimos años la Federación Rusa había amasado una base de reservas muy importante. Según la base de datos del Fondo Monetario Internacional sobre las reservas internacionales de los países asociados, al 31 de diciembre de 2021 Rusia tenía USD 630.627 millones de reservas brutas, de las cuales USD 463.889 millones están en monedas convertibles y USD 133.070 millones en oro.

 
La capacidad de semejante arsenal de “blindar” a la economía rusa, sin embargo, será severamente limitada si el Banco Central y los principales operadores financieros rusos ven limitada su capacidad de operar fuera de su propio país.

Pronunciamiento del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires

Por su parte, Fernando Straface, secretario general y de Relaciones Internacionales del Gobierno de la Ciudad, también cuestionó la posición oscilante del Gobierno frente a la crisis generada por la invasión rusa de Ucrania.

“La reputación y los alineamientos más estructurales de un país se construyen en una declaración y sus consecuencias -agregó el funcionario porteño-. Al gobierno nacional le falta profesionalismo en política exterior, una reunión como la que tuvo Alberto Fernández con Putin se prepara con muchísimo más tiempo”.

Comparó la actitud del oficialismo con la de gobiernos de otros países: “Todo el mundo reaccionó muy temprano, de manera muy contundente, condenando esta invasión de la Federación Rusa sobre Ucrania, menos el gobierno argentino que tuvo dos pronunciamientos, primero el martes, cuando Putin reconoce la condición de repúblicas independientes en la zona del Dombass y tuvo un pronunciamiento muy poco nítido evitando la mención de un concepto que para el gran público pasa de largo pero para la Argentina es muy importante que es la integridad territorial, que es nada menos la base sobre la cual la Argentina reclama legítimamente nuestras Malvinas. Y finalmente el jueves en donde evita llamar invasión a lo que todo el mundo llama por su nombre”.

 
“Argentina después del viaje a Rusia y, frente al conflicto que estamos viviendo, quedó en una peor situación relativa frente al mundo occidental, democrático y mayoritario”, aseguró Straface.

 

 

Con información de www.infobae.com

Te puede interesar