En 2025 en los comercios argentinos se harán más pagos con tarjeta de débito que con dinero en efectivo

ECONOMÍA Por Fernando Meaños
4QGCAZP4HFHWFKZFZUWXFSCJ6A

El crecimiento de los medios de pago electrónico hará que para 2025 en la Argentina se hagan más pagos con tarjeta de débito que con dinero en efectivo en los puntos de venta, según las proyecciones de la edición 2022 del Informe de Pagos Globales, (Global Payments Report) elaborado por FIS, una multinacional que cada año desde 2015 analiza el movimiento de los medios de pago en más de 50 países de todo el mundo.

Según el reporte, en 2021 los argentinos hicieron en los comercios un 34% de pagos en efectivo, un 24% con tarjeta de débito y la misma proporción con tarjeta de crédito. El resto de la torta se divide en pagos hechos con billetera digital (12%), tarjetas prepagas (3%), financiamiento de tiendas (3%) y financiamiento “compre ahora, pague después” (1%).

La proyección de FIS apunta a que el uso de efectivo en los comercios disminuirá un 12% y se prevé que para 2025 su participación en el mercado alcance un piso del 21,7%, mientras que la tarjeta de débito alcanzará una proporción superior al 25%, apenas mayor a la actual. La clave estará en la reducción del pago con billetes ante el crecimiento de los distintos métodos de pagos digitales. “La disminución del uso del efectivo se ralentizó en el 2021, pero representará menos de un tercio de los pagos en el punto de venta en el 2022 y continuará con una disminución más pronunciada para el 2023″, apuntó el informe.

Si se observa el uso de efectivo en comercios en el resto de los países de la región analizados por el informe de FIS, la Argentina es la mejor rankeada. En todos ellos, el efectivo es el medio de pago más utilizado en el punto de venta, pero en proporciones iguales o mayores a los de la Argentina. En Brasil, los pagos en efectivo alcanzan el 35% y en Chile el 34%. Las cifras son superiores en Colombia (42%), México (41%) y Perú (41%).

“En dos años, el efectivo dejará de ser el principal medio de pago en los puntos de venta en la Argentina”, señaló Juan D’Antiochia, Jefe de Soluciones Comerciales de América Latina en FIS. En ese sentido, destacó la proyección del plan Transferencias 3.0, con el que el Gobierno espera multiplicar los pequeños pagos vía transferencia en los comercios. El informe menciona que “para el 2023, se espera que se realicen 1500 millones de transacciones nuevas, con un crecimiento de un 5% interanual durante los próximos tres años

Como es sabido, la pandemia aceleró el desarrollo de los medios digitales por encima de las proyecciones más optimistas. “En la pandemia ocurrió algo innegable, sobre todo al comienzo cuando todos teníamos menos información: nadie quería tocar un billete. Eso aceleró tanto el comercio electrónico como las ventas remotas. Comerciantes y clientes se vieron obligados a pagar de otra forma. Y una vez que se prueba un medio de pago más cómodo y con menos riesgos, no se vuelve atrás”, explicó D’Antiochia.

Aunque con datos de 2020, el informe también muestra cómo se divide “la torta” de las tarjetas. Un 63% de las operaciones se realizó con tarjetas emitidas por Visa, un 26% por Mastercard, un 6% por American Express, un 4% por Tarjeta Naranja y un 1% por Cabal.

Otro aspecto saliente del informe en relación con la Argentina es que fue el país con mayor desarrollo del comercio electrónico entre todos los países analizados por FIS. “En el 2021, Argentina tuvo el crecimiento más sólido del e-commerce del mundo, con una expansión de un 71% interanual respecto del 2020 y una tasa de crecimiento anual compuesto del 26% proyectada para el 2025″, señaló el reporte.

Las tarjetas representaron la mayoría del valor de pago del comercio electrónico: las de crédito (37,2%) superaron las de débito (18,4%) en una proporción de dos a uno. Las billeteras digitales superaron el 25% del valor de transacción del comercio electrónico en el 2021, mientras que se proyecta que las tarjetas de crédito y débito, y las billeteras digitales, en conjunto, representen un 87,5% de los pagos del e-commerce para 2025.

“Ahora es el comercio el que tiene que adaptarse a la forma en que el consumidor quiere pagar. El precio ya no es la única variable para decidir la compra, incluso en operaciones de bajo valor. Hay quien decide la forma de pago solamente por no tener que tipear los 16 dígitos de la tarjeta” (D’Antiochia)
“Si bien las tarjetas de crédito continúan siendo el método de pago líder en la región, los métodos de pago alternativos (APM) comenzaron a conquistar el país y los comercios necesitan incorporar tecnologías que permitan nuevos modos de pagos digitales como los que permiten cuotificar pagos (buy now, pay later) para brindar una experiencia que responda a las nuevas exigencias del consumidor”, apuntó D’Antiochia.

Ni la inflación ni la crisis económica, en su opinión, ponen límites para el desarrollo de la digitalización del dinero: “Está probado que el ecosistema de pagos siempre se acomoda a la infraestructura existente y al escenario económico. En Africa, por ejemplo, tuvo gran éxito un medio de pago basado en el SMS, una tecnología muy poco sofisticada, pero que era la única disponible. El impacto de lo macro es secundario. En el caso argentino, lo que empuja a la expansión de los nuevos medios de pago es que tiene una población propensa a adoptar tecnologías nuevas, lo que se conoce como early adopter”.

La expansión tecnológica y las necesidades que trajo la pandemia también corrieron el eje de una discusión eterna: ¿la gente paga en efectivo porque lo prefiere o lo hace porque hay comercios (u otros receptores) que no aceptan otra forma de pago? Para D’Antiochia, “ahora es el comercio el que tiene que adaptarse a la forma en que el consumidor quiere pagar. El precio ya no es la única variable para decidir la compra, incluso en operaciones de bajo valor. Hay quien decide la forma de pago solamente por no tener que tipear los 16 dígitos de la tarjeta”, apuntó el ejecutivo de FIS, quien agregó que la empresa desembarcó el año pasado en la Argentina con un foco claro: los pagos en el canal digital, fuera del punto de venta físico. Aseguró que la compañía, un gigante a nivel global, puede brindar a las empresas locales “una plataforma única para las transacciones virtuales con las mismas soluciones tecnológicas que se utilizan en los países avanzados”.

Fuente: Infobae 

Te puede interesar