Bomba política: Schiaretti podría ser candidato a intendente de Córdoba

QGDBQL436VDKTKOYNZDMXWSEB4

En medio de las especulaciones y la catarata de nombres como aspirantes a intendentes de Córdoba en el oficialismo, fuentes del PJ cordobés admiten que se maneja una jugada arriesgada que hoy parece poco probable, pero que se baraja en algunos despachos importantes del Centro Cívico y del Palacio 6 de Julio: Juan Schiaretti candidato en la Capital.

“Ojo, que no es una broma la posible candidatura a intendente del “Gringo”, aseguró un peronista capitalino, con llegada al Centro Cívico.

La mención del dirigente oficialista tiene que ver con una información que La Voz publicó el lunes pasado, que indicaba que algunos peronistas mencionaban como “una chanza” la posibilidad de que el gobernador encabezara la boleta en la Capital.

En la última semana, hubo algunos hechos concretos que convierten en “probable”, lo que hoy parece una opción extrema, de “muy difícil” concreción. Tan difícil como cuando en 2019 se comenzó a mencionar al entonces exintendente de San Francisco Martín Llaryora, como candidato en la Capital.

En el peronismo descuentan que Llaryora será el candidato oficialista a la sucesión del gobernador. Es posible que se lancen otros aspirantes, pero tanto en el oficialismo –como también en la oposición– nadie tiene dudas de que el intendente capitalino es el peronista que mejor mide, después de Schiaretti. Como se sabe, el gobernador no puede ir por su reelección, por un impedimento constitucional.

La otra cuestión que hoy inquieta tanto al PJ como a la oposición es la fecha de las elecciones. Hay distintas versiones sobre el tema, pero muchos peronistas consideran que deben ir un mismo día los comicios provinciales y en la Capital.

En esta opción, el o la candidata para la Capital tendría mucha relevancia. En el PJ hay varios que están pensando o trabajando para ese cargo. Hay algunos que sólo lo admiten en privado, como por ejemplo, el viceintendente Daniel Passerini y el secretario de Gobierno, Miguel Siciliano. El único que reconoce sin eufemismos que quiere ser intendente es el secretario de Transporte, Marcelo Rodio.

Hay dos dirigentes que no hablan del tema, pero son medidas por las encuestas que encarga el Centro Cívico: la senadora Alejandra Vigo y la diputada Natalia de la Sota.

Son dirigentes con buena imagen –en algunos casos con alto desconocimiento– pero todos estarían lejos de las mediciones del radical Rodrigo de Loredo, el dirigente que para los peronistas será el candidato opositor en la Capital.

COMICIOS UNIFICADOS
En este contexto, aparece el nombre del gobernador Schiaretti como una posibilidad en la Capital.

 
“Sería jaque mate electoral”, aseguró un peronista capitalino que trabaja en la gestión de Llaryora, utilizando un lenguaje ajedrecístico, pensando en la eventualidad de fechas unificadas, y que el intendente vaya por la Provincia y el gobernador por la Capital.

Uno de los ministros más cercanos al gobernador le quitó chances a esta movida, pero tampoco se animó a descartarla de plano. “Hay dos certezas: Schiaretti no abandonará la política, luego del 2023, y nunca estará con el kirchnerismo. Yo lo veo trabajando en el ámbito nacional. Seguro que hará todo lo posible para que el PJ gane en la provincia y en la Capital, pero me cuesta creer que pueda ser candidato a intendente. Aunque en política nunca digas nunca”, dijo el hombre con despacho provincial.

No obstante, un peronista experimentado y que trabaja con Schiaretti desde hace más de tres décadas, dejó una sentencia con la cual coinciden muchos oficialistas.

“Para Schiaretti la prioridad siempre será retener el poder en Córdoba. Si el PJ tuviera algún un riesgo de perder, no tengo dudas de que sería candidato a intendente en la Capital”, cerró el dirigente con muchas campañas en el lomo.

Faltan varios meses para las definiciones en el peronismo, que en realidad, se reducirá a la opinión de dos personas: Schiaretti y Llaryora.

La primera decisión que deberán tomar es la fecha de ambas elecciones. Si coinciden el mismo día, el candidato a intendente cobra mayor valor electoral, como lo fue en las pasadas elecciones en Córdoba.

En aquel momento, Schiaretti rompió los esquemas convenciendo al exintendente de San Francisco para que compita en la Capital. ¿Llaryora podrá hacer lo mismo con el gobernador?

Fuente: La Voz del Interior, sobre una nota de Julio CAÑAS

Te puede interesar