"Moderación o pueblo": la carta de intelectuales kirchneristas plagada de críticas contra Alberto Fernández

a-alberto-solo-le-queda-cristina-1230021-1-1024x576

Luego del comunicado que publicó el entorno del presidente Alberto Fernández bregando por la unidad, un grupo de intelectuales, académicos y referentes de la cultura cercanos a la vicepresidenta Cristina Kirchner respondieron con otra explosiva misiva. Titulado “Unidad del campo popular: moderación o pueblo”, el texto subraya que la unidad dentro del Frente de Todos se rompió el año pasado. 

En las primeras líneas, el texto ya lanza el primer machetazo contra el albertismo y el constante pedido de mantener los vínculos internos entre los distintos sectores. “La unidad no se mantiene porque se la nombre”, expusieron los seguidores de la mandataria, sino que “se mantiene si continúan activas las políticas que le dieron origen”. Tras el planteo inicial, recordaron cómo inició la alianza que condujo a Fernández a Balcarce 50. 

 
“Cuando en el año 2019 la compañera Cristina ideó y convocó a la construcción de un Frente de Todos como herramienta electoral para derrotar al más crudo neoliberalismo, se dirigió a todas las fuerzas del campo nacional-popular. La razón de ser de ese Frente de Todos no era, claramente, sólo derrotar al Macrismo sino reponer e incrementar las políticas de derechos e inclusión de los 12 años de gobiernos nacional-populares movilizando al pueblo y nunca moderando sus demandas o ‘mandando desensillar hasta que aclare’”, expusieron.

En el mismo sentido, remarcaron que la “unidad” dentro del FdT se rompió en noviembre del año pasado “cuando más de cuatro millones de electores que lo acompañaron en el año 2019, ya no lo hicieron en las elecciones de medio mandato”. “Reconstruirla es el objetivo”, insistieron y marcaron una serie de lineamientos que suenan propios de la actual Vicepresidenta. 

“Moderación o pueblo”

El hilo conductor del escrito es una crítica directa al planteo de “unidad” que, entienden, el albertismo lo ve como sinónimo de moderación, término que no agrada en el ala más dura K. En este escenario, cuestionaron en particular el anuncio del último viernes del Jefe de Estado donde, tras generar alta expectativa, no pronunció ninguna medida en la “Guerra contra la inflación”. 

“La política gubernamental ha llegado a su punto más trágico: la preparación de escenarios de anuncios donde no se realizan anuncios. Es la práctica fallida de anticipar políticas que no se concretan: el mismo gobierno genera las expectativas y la defraudación de las expectativas. Es el instante cruel donde la moderación se transforma en impotencia”, narra el inicio de uno de los pasajes más duros de la misiva. 

 
Del mismo modo, cuestionan que desde el albertismo “deciden bajarle la intensidad a la política y, como efecto no deseado, suprimen a la política”.  “Proponen ir despacio pero terminan inmóviles. Pretenden hablar suave pero se vuelven inaudibles. Todo lo que se presenta moderado termina siendo débil y sin capacidad transformadora”, enumeraron y remarcaron que un Gobierno “no se evalúa por sus intenciones, sino su eficacia”. 

La ¿tibieza? de  Alberto Fernández

Tras remarcar la rotura del contrato con el electorado que llevó al FdT al Gobierno en 2019, los intelectuales K subrayaron la falta de rumbo del mandatario y volvieron a machacar sobre la tibieza. “Cuando se pretende hablarle a todos, se termina hablándole a nadie. Cuando se pretende no pelearse con nadie, se termina peleado con todos. Si no se está dispuesto a representar en forma primaria a la base política, se termina representando a nadie. El conflicto existe: no asumirlo, lejos de ampliar la sustentación, diluye a los que no lo protagonizan en la nada política”, expusieron.

Y agregaron: “El problema de la unidad se resuelve reponiendo el origen y el sujeto destinatario de la unidad. No se soluciona con una apelación a la reducción de la intensidad (es decir, a la moderación). El problema más importante no es de velocidad ni de magnitud: es de orientación de las políticas”. Estas líneas se leen como un pedido expreso a impulsar una serie de medidas económicas que vayan con el acelerador a tope. 

El pedido final

Tras varios pasajes de dureza sin escrúpulos, el ala K manifestó que del clima de tensiones internas y fractura entre los sectores “se sale con más política y no con más encierro”. “Se sale compartiendo con el pueblo el conocimiento de las dificultades, enfrentándolas y no eludiéndolas. Se sale entre todos y todas”, concluyó la carta. A pesar de plantear una posible pero muy pequeña posibilidad de acercamiento, la interna del FdT se recrudece cada vez más.

 

 

Con información de www.elintransigente.com

Te puede interesar