Zelenski pide al Parlamento italiano que imaginen "su Génova" como Mariupol, "completamente destruida"

ACTUALIDAD - INTERNACIONALES Por CLAUDIO DEL FRATE*
zelenski-italia-kngB-U16014037375805zB-1248x770@RC

"Imaginen Génova completamente arrasada: eso es Mariupol hoy": el presidente ucraniano, Volodimir Zelenski, trató de apelar este martes al imaginario compartido de los italianos para describir la tragedia de su pueblo. Lo hizo al comienzo de su intervención a través de videoconferencia en Montecitorio. Una intervención que duró 12 minutos y en la que advirtió al Parlamento italiano sobre el verdadero objetivo de Putin: "No es Ucrania, sino Europa". Poco antes del discurso, Zelenski también habló con el Papa Francisco.

El discurso del presidente ucranianio fue recibido con una gran ovación por parte de diputados y senadores, puestos en pie. "Decenas de miles de familias han sido destruidas", arrancó Zelenski. "Los muertos están enterrados en fosas comunes, la invasión rusa está destruyendo nuestro país, nuestro pueblo se ha convertido en un ejército". Y luego vino la referencia a la situación de Mariupol, ciudad mártir y símbolo, sometida desde hace días a un asedio brutal por parte de las tropas rusas. "Mariupol es tan grande como vuestra Génova, donde he estado: imaginen Génova completamente destruida. Sólo quedan ruinas. Estas acciones en Europa sólo fueron llevadas a cabo por los nazis. Hay que hacer todo para detener esta guerra, organizada por una sola persona". El líder ucraniano también comparó Kiev, "una capital de la que nace la cultura de un gran pueblo" con Roma, y aseguró que en la capital ucraniana están "al límite de la supervivencia". "En las ciudades cercanas a Kiev hay tropas rusas que torturan, violan y secuestran a los niños", denunció.

Luego llegó el pasaje más político de la intervención. Zelenski llamó la atención sobre lo que a su juicio son los verdaderos objetivos de Putin: "El objetivo final no es Ucrania, sino Europa: es tomar el control de vuestra política, vuestros valores. Ucrania es solo la puerta de entrada del ejército ruso a Europa".

Para finalizar, el presidente ucraniano agradeció a Italia la ayuda ofrecida: «Están acogiendo a más de 70.000 refugiados, muchos son niños, el primer niño que escapó de la guerra nació en Italia. Compartís nuestro dolor. Zelenski pidió a Italia que cierre sus puertas a quienes hacen propaganda "y que elegían este país para sus vacaciones", que sigan embargando sus cuentas, yates, inmuebles y activos, y que "no se permita ninguna excepción a ningún banco ruso". "Sólo hay que detener a una persona para que sobrevivan millones", añadió.

Después del presidente ucraniano, habló el primer ministro Mario Draghi. "La del pueblo ucraniano es una resistencia heroica, Ucrania no solo se defiende a sí misma sino a nuestra paz y seguridad. Esos bienes que hemos construido con tanto esfuerzo. Italia está profundamente agradecida", dijo el primer ministro. "Frente al incivismo, Italia no tiene la intención de dar la vuelta; frente a Rusia, que quería que nos dividiéramos, nos mostramos unidos como Europa. Tenemos bienes congelados por valor de 800 millones de euros a los oligarcas". Y añádió un compromiso político: "Italia quiere que Ucrania se una a la Unión Europea".

No hubo debate en el Parlamento pero tampoco faltaron los comentarios de los principales líderes políticos. Matteo Salvini se volvió a desviar de la línea mayoritaria: "Me cuesta aplaudir a Draghi cuando habla de mandar armas. Terminamos llevándonos la guerra a casa".

Matteo Renzi, por su parte, agradeció la voluntad de diálogo de Zelenski y esperó la intervención en el conflicto de un mediador autorizado: "Prodi estaría bien, Merkel, aún mejor". "Un discurso de gran dignidad. Lleno de esperanza a pesar del abismo en el que se encuentra Ucrania. Un momento de extraña intensidad que honró a todo el pueblo italiano", escribió el secretario del Partido Demócratico, Enrico Letta, en Twitter.

Los ojos también estaban puestos en los parlamentarios disidentes. "Ha llegado el momento de que el M5S retire ministros y subsecretarios del gobierno de Draghi. Este gobierno ha decidido enviar armas a Ucrania en la guerra, convirtiendo efectivamente a Italia en un país cobeligerante", dijo Vito Petrocelli, senador del M5S y presidente de la comisión exterior, en abierta disidencia con la línea mayoritaria.

*Para El Mundo de España

Te puede interesar