“Un aplauso para ella”: Alberto Fernández volvió a pedir unidad en un contexto de quiebre definitivo

FOi9K3pWQAgmSao-1024x576

El presidente Alberto Fernández volvió a insistir con el pedido de unidad del Frente de Todos, en un contexto de quiebre definitivo del bloque. En vísperas de la marcha por el 24 de marzo, la interna volverá a ser evidente, ya que el mandatario definirá una agenda aparte a la del kirchnerismo duro. Pese a eso, no solo dio un mensaje de conciliación, sino que tuvo un gesto positivo con Cristina Kirchner.

 
Durante un acto en Entre Ríos, en el marco de la inauguración del edificio de la Educación Técnica N° 100 «Puerto Nuevo», en la ciudad de Paraná, apeló nuevamente a la unión. “Tanta pelea no le hace más fácil la vida a la gente, es hora de terminar con las divisiones», declaró, en un discurso que ya no es indirecto y va de lleno contra sus propios opositores dentro del oficialismo.

Uno de los momentos más resonantes fue cuando Alberto Fernández recordó que las obras del colegio habían comenzado durante el Gobierno de Cristina Kirchner, pero quedaron paralizadas durante la administración de Mauricio Macri. “Comenzó a construirse por la decisión de Cristina, y si no hubiera tenido esa decisión, que es la misma que la mía de darle impulso a la educación, tal vez no estaría disfrutando de esta inauguración. Un aplauso para ella”.

 
Luego, volvió a mencionar a la vicepresidenta por sus esfuerzos sobre la educación. “No hay mejor inversión que la que se pone en materia educativa. Lo hicimos antes, con el “Chino” (Busti), con Blanca (Osuna), con Cristina y lo vamos a seguir haciendo ahora, con Blanquita, con Cristina y con todos los argentinos”. Asimismo, el jefe de Estado afirmó que, aunque para algunos invertir en educación “es un gasto”, para él marca el camino hacia una sociedad más justa.

Alberto Fernández no logra la conciliación

El tire y afloje del Frente de Todos está en su auge, mientras la sociedad sufre las consecuencias de la inflación y el desempleo. En paralelo, funcionarios e intelectuales ligados al kirchnerismo duro, y ahora Madres de Plaza de Mayo, criticaron abiertamente al presidente y sus intentos de volver a la unidad. Hebe de Bonafini, una de las dirigentes más críticas de su gestión, lanzó una serie de comentarios contra él este miércoles.

“Está corrido a la derecha. En lugar de ir a ver a la gente pobre se fue a Tortuguitas, no tiene interés en los pobres”, postuló. “Ya lo dijo, no hay discusión en el Frente de Todos: él manda”. “No tiene ningún interés en ver a los pobres porque es un cachetazo en medio de la cara. Se mete en un barrio sin cloacas, sin luz, en el que los chicos no van a la escuela porque no tienen zapatillas…”, agregó.

Separados en el 24 de marzo

La convocatoria para este 24 de marzo es otro punto que marca la desunión. A las 10 horas, Alberto Fernández participará de un acto en el Conicet, en donde se entregarán legajos reparados a 8 investigadores que fueron detenidos y desaparecidos durante la dictadura. A la misma hora, La Cámpora estará en el predio de la ex ESMA, para marchar hasta Plaza de Mayo.

No se sabe si el presidente encabezará un acto en la histórica plaza y qué pasará en el transcurso del día. En lo que sí hay certeza es que hay gran expectativa sobre cómo actuarán las principales autoridades del Frente de Todos, es decir, si alguno hablará a micrófono abierto. Hasta ahora, solo hay hipótesis sobre qué puede llegar a pasar.

 

 

Con información de www.elintransigente.com

Te puede interesar