Biden volvió a llamar “criminal de guerra” a Putin, pidió un juicio y anticipó más sanciones

GZKHCS52LZFVHLDOLTSDRNTAXE

Conmocionado y enfurecido por las atrocidades que quedaron a la vista de todo el mundo en Bucha, Ucrania, un suburbio en las afueras de la capital, Kiev, el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, pidió un juicio por los abusos y el asesinato de civiles, volvió a llamar “criminal de guerra” al líder ruso, Vladimir Putin, y anticipó que Estados Unidos y sus aliados impondrán nuevas sanciones contra Moscú por su brutal ofensiva militar.

“Tengo un comentario que hacer antes de comenzar el día. Puede que recuerden que me criticaron por llamar a Putin un criminal de guerra. Bueno, la verdad del asunto…ya vieron lo que sucedió en Bucha. Esto lo justifica, es un criminal de guerra”, se despachó Biden ante los periodistas en los jardines de la Casa Blanca, apenas se bajó del helicóptero presidencial Marine One tras regresar de pasar el fin de semana en Delaware.

“Tenemos que recopilar la información, tenemos que continuar proporcionando a Ucrania las armas que necesita para continuar la lucha, y tenemos que obtener todos los detalles para que esto pueda ser un juicio de guerra”, insistió.

“Este tipo es brutal. Y lo que está pasando en Bucha es escandaloso, y todo el mundo lo ha visto”, cerró.

Las imágenes de fosas comunes y civiles acribillados, algunos atados de manos, en las calles en el suburbio de Bucha, que estuvo ocupado por las fuerzas de Putin hasta hace unos días, generaron una profunda conmoción y una ola de furia y repudio internacional como nunca desde que se desató el conflicto en Ucrania, que ha estado signado por los ataques a civiles por parte de Rusia.

El Kremlin se desentendió de las atrocidades supuestamente cometidas por soldados rusos en Bucha al afirmar que se trataba de una nueva provocación y una mentira de Occidente y de Kiev, una táctica de victimización ampliamente utilizada por Rusia desde que comenzó su invasión a Ucrania. La oficina del Fiscal General amenazó con procesar a quienes acusen al Kremlin de las violaciones de derechos humanos, y el aparato de propaganda ruso –funcionarios, medios estatales, y cuentas a favor del régimen de Putin– intentaron cambiar la discusión o llegaron incluso al límite de sugerir que las imágenes habían sido montadas con actores. Varios medios occidentales verificaron los cadáveres y fosas comunes que se hallaron en la ciudad.

“Crímenes de guerra” y sanciones
Biden dijo que creía que se habían cometido “crímenes de guerra”. El Pentágono dijo este lunes que las imágenes que salen de Bucha, incluidas imágenes de fosas comunes y de los muertos esparcidos por las calles, “refuerzan” la evidencia de que las fuerzas rusas han cometido crímenes de guerra en Ucrania. Un alto funcionario norteamericano de defensa calificó las imágenes de “repugnantes”, y dijo que justifican una investigación más profunda.

Estados Unidos ya anticipó que pedirá que Rusia sea suspendida de su asiento en la Comisión de Derechos Humanos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), indicó la embajadora estadounidense ante la ONU, Linda Thomas-Greenfield.

Las atrocidades que quedaron a la vista del mundo en Bucha amenazaron con descarrilar los tibios avances que han trazado hasta ahora Rusia y Ucrania en las negociaciones en busca de la paz. Luego de recorrer las calles del suburbio, el presidente de Ucrania, Volodimir Zelensky, dijo que era “muy difícil” negociar con Rusia. Zelensky dijo que las atrocidades llevadas a cabo en la ciudad tipifican “la naturaleza de los militares rusos”, añadiendo que “tratan a la gente peor que a los animales”.

Zelensky salió de la capital, Kiev, para recorrer Bucha en su primer viaje informado desde que comenzó la guerra hace casi seis semanas para ver por sí mismo lo que llamó “genocidio” y “crímenes de guerra”.

“Se han encontrado muertos en barriles, sótanos, estrangulados, torturados”, dijo Zelensky.

 
La alta Comisionada de las Naciones para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, advirtió este lunes que existen graves indicios sobre posibles crímenes de guerra en Ucrania y pidió abrir una investigación sobre lo sucedido en Bucha, donde ya se han recuperado los cuerpos sin vida de más de 300 personas tras la retirada rusa.

“Me siento horrorizada por las imágenes de los civiles tirados en el suelo muertos y las fosas improvisadas en la localidad de Bucha”, dijo Bachelet en un comunicado.

Las discusiones entre las potencias occidentales sobre nuevas sanciones contra Moscú se intensificaron luego de que se conocieron las atrocidades cometidas en Bucha. Biden dijo el lunes que seguirá agregando sanciones, pero no dio detalles de qué sectores serán sancionados. Alemania dio un nuevo paso al anunciar que estaba expulsando a 40 diplomáticos rusos. La posibilidad de imponer una veta total a las importaciones energéticas rusas de Europa volvían a estar sobre la mesa, aunque los aliados europeos, si bien se mostraban unidos por la indignación, volvían a mostrar algunas dificultades respecto de cómo responder.

“Las imágenes de Bucha son evidencia de una brutalidad increíble por parte del liderazgo ruso y de quienes siguen su propaganda”, dijo la ministra de Relaciones Exteriores de Alemania, Annalena Baerbock, en una síntesis de la mirada europea sobre lo que sucedió en las afueras de Kiev.

Polonia, que ha acogido a un gran número de refugiados ucranianos, criticó con enojo a Francia y Alemania por no tomar medidas más duras e instó a Europa a que ponga punto final rápidamente a las compras de energía de Rusia. Pero Alemania dijo que se mantendría con un enfoque más gradual ante el enorme golpe que puede asestarle a su economía el cierre total de la canilla de gas ruso.

El presidente francés, Emmanuel Macron, dijo que hay “evidencia clara de crímenes de guerra” en Bucha que exigen la imposición de una nueva ronda de represalias contra el Kremlin y Putin, incluida nuevas medidas contra las ventas de energía. ”Tenemos que actuar”, dijo Macron en la radio France-Inter.

Pero el primer ministro de Polonia, Mateusz Morawiecki, describió a Rusia bajo Putin como un “estado fascista totalitario” y pidió acciones “que finalmente romperán la maquinaria de guerra de Putin”. “¿Negociarías con Hitler, con Stalin, con Pol Pot?” preguntó.

Rafael Mathus Ruiz para La Nación de Argentina

Te puede interesar