Con el fideicomiso del trigo en cámara lenta, crece el temor por el precio del pan

ECONOMÍA Por Ariel Maciel
1649352755117

El Gobierno admitió que la implementación del fideicomiso del trigo podría retrasarse hasta 45 días. La novedad tomó por sorpresa al sector panaderil, que esperaba contar con una harina subsidiada a $1.150 más IVA para la semana próxima y, así, poder recuperar la pérdida de rentabilidad que sufrieron por la compra de bolsas a $2.200. Además, ese precio le permitiría a las panaderías mantener el kilo de pan a $270, cifra acordada con el secretario de Comercio Interior, Roberto Feletti.

Fuentes cercanas al funcionario confiaron, a Letra P, que "debido a cuestiones administrativas, la implementación del fideicomiso del trigo tardará entre 40 y 45 días", a pesar de la necesidad de achicar los tiempos para evitar saltos provocados por los mayores costos mundiales que generaron las consecuencias de la guerra en Ucrania. Según el plan del Gobierno, el subsidio de la harina permitirá, además de anclar el precio de venta al público, engrosar contribuyentes registrados.

Aproximadamente, 29.000 panaderías de todo el país deberían ingresar al programa para acceder a los precios subsidiados. "Es una medida pro blanqueo", dijo la misma fuerte de la secretaría de Comercio Interior porque aquellos comercios que se sumen al listado, que luego será auditado, tendrán ese beneficio. Según un cálculo del sector privado, casi el 60% del mercado panaderil está en condiciones informales, y le suma presión de costos y competitividad a los productores registrados. Ese fue uno de los puntos tratados en el acuerdo que firmaron la semana pasada representantes del sector con Feletti.

El presidente de la Federación de Argentina de la Industria del Pan y Afines (FAIPA), Miguel Di Beta, aseguró que las panaderías están esperando que se cumpla la promesa de la instrumentación de los valores subsidiado para la semana próxima. "Estamos trabajando con márgenes mínimos, casi cambiando la plata. La semana pasada nos dijeron que para mediados de abril íbamos a contar con el precio de la bolsa surgido del fideicomiso del trigo", sostuvo, en diálogo con Letra P. Hasta el momento, no se había enterado del posible atraso admitido por el Gobierno.

Di Beta reconoció que existe cierta incertidumbre entre las cámaras asociadas a FAIPA ante la pérdida de rentabilidad por los costos del trigo que asumieron debido a la disparada por la crisis internacional que desató la guerra entre Rusia y Ucrania, dos productores de ese commodity. De hecho, hubo un primer acuerdo de palabra en febrero pasado para sostener el precio del pan en un margen de $220 y $260 el kilo, que quedó en desuso ante la suba de casi un 100% de la bolsa de harina. El nuevo pacto, firmado esta vez, validó un aumento del límite máximo, para llevarlo a $270. De hecho, los panaderos admitieron que, ante la compra de la harina cara, todos están vendiendo al techo permitido.

"Estamos cumpliendo lo acordado, pero presentamos reclamos ante Comercio Interior, porque también crecieron fuerte los precios de otros insumos, como la margarina, la grasa y el aceite", se quejó Di Beta. Según pudo saber este medio, la margarina tuvo un salto del 60% entre febrero y abril. Algo similar sucedió con la grasa, ante la caída del consumo de carne, que generó un desabastecimiento de cebo. Mientras que la ausencia de aceite es otro agravante.

 FAIPA evitó hablar de caída del acuerdo firmado con Feletti, aunque insistió que el punto límite es "mediados de abril". En el acuerdo firmado el 29 de marzo, el sector panaderil reconoció que el precio de referencia para el kilo de pan francés se ubicaría en "el rango comprendido entre $220 y $270 en todo el territorio nacional por el plazo 90 días". "Estos valores entrarán en vigencia a partir de la puesta en funcionamiento del Fondo Estabilizador del Trigo Argentino, el mecanismo de compensación mediante el cual el Gobierno garantiza el desacople del precio local de la tonelada de este cereal de los precios internacionales, en un contexto de fuerte alza de estos últimos a raíz del conflicto bélico entre Ucrania y la Federación Rusa", señaló un comunicado.

La secretaría de Comercio Interior intentó desactivar las alarmas que se encendieron ante esta situación y aclaró que "la estimación de 40 días es un plazo de máximo, como para señalar que la constitución del fideicomiso no implicaba su puesta en funcionamiento inmediato, porque necesita cumplir con tiempos administrativos". Por eso, el entorno de Feletti descartó que exista peligro en el acuerdo de precios para el pan.

Hay otros temas que están en agenda y que intentan resolver. Por caso, el anuncio de paro de transportes de cargas, que pondría en peligro el abastecimiento. "La escasez también pone presión a los precios", admitió Di Beta.

En ese contexto, Feletti logró renovar Precios Cuidados y Cortes Cuidados, dos programas que habían quedado jaqueados ante las amenazas de remarcaciones o desabastecimiento. También lanzó una nueva canasta de productos para comercios de proximidad y otra de frutas y hortalizas a valores de referencia en supermercados, "con el objetivo reducir la dispersión de precios en los consumos diarios de los hogares argentinos", según un comunicado de prensa.

"A partir de hoy, comienza a regir la nueva etapa de +Precios Cuidados, el acuerdo anual con más de 150 empresas líderes y pymes de consumo masivo, que contempla una canasta amplia y variada con 1.359 productos de calidad, representativos del consumo promedio de las y los argentinos en diversos rubros y categorías. A eso se suman otros 404 productos que se incorporan a partir de la entrada en vigencia del fideicomiso privado para harina 000 y fideos secos que participen de +Precios Cuidados, cuya creación se publicó en el Boletín Oficial el pasado 5 de marzo, lo que arroja un total de 1.763 productos para esta nueva fase del programa", detalló la comunicación oficial.

Fuente: letrap.com.ar

Te puede interesar