Generación Zoe: Todos los detalles

ACTUALIDAD - JUDICIALES Por Ramiro FORTIS
N5ZTM3Y4QFFMVJ75HJ4NPUP5CE

La fiscal del Segundo Turno de Villa María, Juliana Companys, detuvo a la jefa de la empresa Generación Zoe en la ciudad de Córdoba, con los que el número de detenidos en la causa se elevó a 20, incluido el CEO, Leandro Cositorto, capturado en República Dominicana.

LAS CAÍDAS DE COSITORTO Y EL “N° 2″
Cositorto era la presa más deseada de una pesquisa que se inició en Villa María, impactó en todo el país y extendió sus brazos hasta Europa y Centroamérica.

A la fiscal Companys le costaba contener la satisfacción por haber logrado la captura del hombre más buscado, luego de una ardua tarea de Interpol de Argentina conjuntamente con sus pares de República Dominicana.

En los últimos días, los investigadores habían dado con tres domicilios que Cositorto arrendaba a través de una aplicación, usando la identidad de otra persona.

Finalmente, el lunes 4 de abril se confirmó que Cositorto fue detenido en un apart hotel de la localidad de playa Juan Dolio, en el litoral sur de la isla de República Dominicana, unos 60 kilómetros al este de Santo Domingo, capital del país caribeño. Esta semana se conoció un audio dirigido a los empleados y seguidores, en el que afirmó que “sigue operando” como firma.

 
Días antes del arresto, había sido detenido Maximiliano Batista, su “N° 2″ en la organización.

QUÉ SE INVESTIGA
La fiscal investiga una supuesta estafa piramidal que habría afectado a miles de personas en distintas partes del país. En muchos casos, los inversores fueron personas de mediano poder adquisitivo, que tenían algunos ahorros o pusieron allí el dinero obtenido por la venta de algún vehículo o un inmueble.

 
Muchos de ellos, empleados públicos o de empresas que prestan servicios al Estado.

El objetivo, según comentaron varios, era lograr una renta rápida y poder incrementar su capital para alcanzar algún beneficio mayor. Algunos depositaron dólares pensando en mejorar sus vacaciones o pagar la diferencia para acceder a un bien de mayor valor.

Una de las claves que hizo multiplicar los interesados en dejarle a Zoe sus ahorros fue el “boca a boca” que se generó en una ciudad acostumbrada a prestarle atención a quienes dicen que les va bien en algo. Con este esquema, lo que funcionó muy bien para la organización fue mostrar la posibilidad de ganar dinero rápido y fácil entre los primeros depositantes.

A medida que fue creciendo el grupo de personas que invertía, se hizo más frecuente encontrarse con conocidos, amigos, parientes, compañeros de trabajo que ponían allí sus dólares y “les iba bien”.

Por eso, cuando estalló el escándalo, con los primeros allanamientos y detenciones, no se hablaba de otra cosa porque, como contó una mujer días atrás, “todos tienen algún conocido que está metido”. Así se dio el crecimiento exponencial de Zoe en Villa María.

Una vez que se hizo el trabajo de convencer a los primeros inversores, los demás comenzaron a “caer solitos”, como contó un damnificado.

QUIÉNES ESTÁN IMPUTADOS Y QUIÉNES DETENIDOS
Los imputados por estafa y asociación ilícita son 23: Cositorto, Batista, Norman Próspero, Gabriela Fernanda Álvarez, Claudia Pereyra, Silvana Abellonio, Cristian Omar Delgado, Silvia Beatriz Luján, Natalia Noriega y René German Udrizar.

También integran la nómina Martín Pereyra, Juliana Bollea, Agustín Pereno, Claudio Álvarez, Silvia Fermani, Silvio Schamne, Ivana Álvarez, Eugenia Garaffini, Marcelo Valdez, Federico Moreno, el policía federal Guillermo Ardiles, el exjuez Héctor Luis Yrimia (prófugo) y Mariela Sánchez.

De los 23, recuperaron la libertad Ardiles, Garaffini y Noriega, con lo que son los detenidos son 19, ya que Yrimia está prófugo.

Fuente: La Voz del Interior

Te puede interesar