Cumbre de Schiaretti con Morales molestó a los radicales larretistas

KR4CSBW6PVHQLKFX2OL5DI6ZNI

Como era de esperar, la cumbre de moderados de la que participó el gobernador Juan Schiaretti esta semana en la casa del salteño Juan Manuel Urtubey en San Isidro, reavivó la tensión entre los socios cordobeses de Juntos por el Cambio. Sobre todo, porque en la provincia mediterránea la coalición vive una grieta entre los que no desconocen el rol del mandatario provincial y lo destacan; y aquellos que son más críticos y rechazan la posibilidad de sumarlo a la alianza.

 

En Córdoba, desde la campaña de las Legislativas 2021 se mantienen fuertes diferencias entre el senador Luis Juez y el diputado macrista, Gustavo Santos. O bien, dentro del radicalismo, y a pesar de los acercamientos de las últimas semanas, entre los dos líderes de los bloques UCR en la Cámara baja, Mario Negri y Rodrigo de Loredo.

 

Tanto el senador como el hombre de Evolución mantuvieron fuertes críticas al peronismo provincial que moderaron hace un tiempo. Sin embargo, haber cesado esas críticas en algunos ámbitos no los aleja del objetivo de ganar la provincia y la intendencia capitalina en 2021.

 

Mientras que, por su parte, el ala macrista del PRO en Córdoba, como así también un sector del radicalismo de buena relación con el presidente del Comité Nacional, Gerardo Morales, tampoco se muestra crítico de la gestión schiarettista.

Esta semana, tras conocerse la reunión de Schiaretti con Urtubey, Morales, los hombres del PRO, Emilio Monzó y Rogelio Frigerio, los diputados Florencio Randazzo y Graciela Camaño, además del intendente de Rosario, el socialista Pablo Javkin, en Córdoba fueron varias las repercusiones en el arco opositor.

 

Sobre el final de la semana, en una nota en Telefé Córdoba, el propio Santos manifestó que la reunión de los moderados "es una foto importante para la Argentina", sostuvo el diputado en el programa Despertate. Y reconoció de inmediato que podrían salir a cruzarlo sus propios socios por otro gesto hacia el mandatario provincial.

 

De todas maneras, no es el único al que no inquietó la reunión ni lo sorprendió. Hay radicales que en Córdoba reconocieron a LPO la buena relación de Negri con Morales en el último tiempo. "Mario le dio el respaldo de los delegados a él para que sea presidente del Comité Nacional y el jujeño lo respaldó con los diputados para que Negri siga siendo presidente del bloque. Eso no es menor", sintetizó un radical.

 

En otro sector del radicalismo, el entorno de De Loredo trató de ponerle paños fríos al encuentro y fue uno de los motivos de las conversaciones que se produjeron con algunos intendentes en las recorridas del diputado por el interior. "Se habló, pero no se analizó", sintetizó de manera escueta una persona que conoce la agenda diaria de De Loredo.

Aunque, de todas maneras, insistió: "lo que ocurra en el plano nacional, y con la llegada o no de Schiaretti a Juntos no va a repercutir en Córdoba. Sencillamente, porque ninguno de los referentes nacionales le puede garantizar al peronismo la continuidad en Córdoba. Ni Juez, como así tampoco De Loredo se van a bajar de la pelea porque se lo digan desde Buenos Aires", dijo y agregó que lo "sorprendió" la presencia de Morales en la cena.

 

"El resto viene trabajando hace rato para armar algo por el medio", dijo.

 

No fue la única observación. Hay radicales que se animaron a disparar que en el asado del miércoles "no había ningún taquillero". "Ninguno lidera encuestas de los que se juntaron", lanzó un radical crítico de Schiaretti.

 

En el PRO también hubo sorpresas. Porque varios estaban hablando con el entorno de Horacio Rodríguez Larreta y estaban al tanto de los contactos entre el alcalde porteño y Emilio Monzó para el armado interior. Sobre todo, aquellos que trabajaron con el extitular de la Cámara de Diputados fue el encargado de armar para el espacio amarillo en 2013 y 2015.

 

El ala que responde a Patricia Bullrich observó con inquietud el encuentro y sostuvo que "es esperable" porque Schiaretti "no tiene continuidad en la provincia y tiene que buscar muscular afuera".

 

En tanto, a Santos se sumó el legislador provincial macrista Darío Capitani, quien mantiene un duro conflicto con Juez. Consultado por LPO, el villamariense afirmó: "son oportunos y muy valiosos este tipo de encuentros para pensar en la recuperación de Argentina". 

Fuente: LPO. Por Gabriel Silva

Te puede interesar